¡Únete pueblo!


Exèrcit al Zócalo-28 d’agost.jpg, tomada de: bit.ly/O2mr3O

“No se si es por ser despues del mes de la independencia. Que patriotas declarados tomen con indiferencia. Se excluyó del calendario, de las fechas oficiales. Pero nunca le han faltado al 2 de Octubre honores tales. Clausurados los festejos con que se viste Septiembre luego. Viene a distanciar al pueblo de sus dirigentes. Y entonces si que empezamos a tomar las reverencias. Y se activa la memoria, vuelven las historias viejas. Y hay quien habla del respeto a un poder que provocaron. Que si hubo estudiantes muertos, fue porque se lo ganaron. Y ante éstas me he cuestionado si alguien se puede ganar. Que otro le niegue el derecho de volver a respirar. De que lo priven de todo, su futuro y sus recuerdos. Por la ofensa imperdonable de que no vive de acuerdo. 2 de Octubre en Tlatelolco continúa estando presente” (No se olvida, Fernando Delgadillo)

Hay historias con las que uno crece, aunque no estén en los libros de historia del colegio, aunque uno llegue a ellas cuando ya no es niño. Historias contadas de boca en boca, que nos inspiran, que nos asustan, que nos advierten o nos enseñan que

el mundo es un lugar complicado y hay que andar con cuidado. Para mí una de esas historias es la del 2 de octubre de 1968, en Tlatelolco, México. La conocí cuando uno de mis amigos me mostró el libro de Elena Poniatowska, La noche de Tlatelolco. Estábamos sentados frente a la facultad de Humanidades de la USAC, era de mañana y él me habló de las protestas y de los muertos, del gobierno que envió a la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, a 5 mil soldados y a 5 mil policías vestidos de civil, tanques y metralletas para disparar sobre la multitud de estudiantes, hombres, mujeres, niños, ancianos y quien anduviera por ahí. Los hechos fueron los hechos y la historia aconteció para ambos bandos, las culpas están repartidas o no. Han pasado 44 años y, aunque algunos tomen la masacre de bandera, a mí me sigue helando la sangre que un gobierno pueda disponer de esa manera de la vida de los ciudadanos.

Historias como las de Tlatelolco, las masacres de las dictaduras, los crímenes de los gobiernos deben recordarnos que cuando empezamos a ceder nuestras pequeñas libertades, estamos a un paso de ceder la libertad completa. No necesitamos de un gobierno que nos diga que no podemos manifestar en una plaza, necesitamos de un gobierno mínimo que no tenga el poder para matar a una sola persona fuera del sistema de justicia. Necesitamos leyes generales y amplias para vivir en paz, no de carceleros que nos digan hasta dónde podemos fumar y dónde no. No necesitamos que los estudiantes salgan a protestar por lo que sea, necesitamos construir un gobierno donde las protestas no sean necesarias, donde los ciudadanos sean individuos responsables, éticos y respetuosos de sí mismos y de los demás a su alrededor.

Que el aniversario de Tlatelolco nos recuerde que la vida es nuestro bien máximo, que nuestra libertad depende de nosotros mismos. Que las consignas como “Únete pueblo” nos recuerden que debemos ser entes activos en nuestra vida.

Anuncios

Guatemala, el exitoso puente del narcotráfico


The Economist publicó un mapa interactivo sobre la compleja red de los carteles de drogas que han tomado el control de la región.  El mapa presenta evidencias del ingreso del poderoso cartel Los Zetas en el territorio de Guatemala por donde pasa el 80% de la droga que se envía a México y los Estados Unidos.

Los carteles más fuertes de México y Guatemala son:

  • Arellano Feliz,
  • Cartel Pacífico Sur,
  • Los Zetas,
  • Sinaloa Federation,
  • Carrillo Fuentes,
  • Cartel del Golfo,
  • La Familia Michoacana,
  • Edgar Valdez Villareal.

Este mapa es de vital importancia luego de las masacres ocurridas el pasado fin de semana en una aldea del departamento de Petén, Guatemala en donde 27 personas fueron decapitadas por un cartel de las drogas.  A esta masacre se suman otras que han ocurrido en el norte de México y el terror empieza a intensificarse.

The Economist escribe que “AS THE tally of murders linked to organised crime has risen over the past four years in Mexico, analysts have warned that insecurity is spreading to areas that were previously unaffected.”  (traducción: conforme han aumentado los asesinatos de personas por causa del crímen organizado, la inseguridad también ha aumentado y se ha dispersado a más territorios en los últimos cuatro años.)

Algunos comentarios valiosos sobre este tema pueden leerlos en:

Estas son algunas imagenes publicadas por The Economist,

El costo de la lucha contra el crimen organizado, particularmente la que se libra contra el narcotráfico ha sido enorme para nuestro país, en primer término por las 28 mil vidas perdidas de acuerdo a los informes de esta semana, este incremento es dramático, aún en conocimiento de que muchos de los fallecidos son delincuentes que fueron acribillados por sus similares, hay lamentablemente también funcionarios, policías y personas inocentes que han muerto. La magnitud del daño se ha extendido también a la percepción e imagen del país, la actividad económica particularmente en el turismo y la inversión extranjera directa, así como el costo de oportunidad formidable que estamos pagando en recursos, personas y tiempo que se tienen que sacrificar a costa de otras áreas estratégicas. Con este párrafo, el expresidente de México, Vicente Fox, inicia un estupendo artículo que titula Drogadicción, crimen organizado y seguridad: momento de reflexión y propuestas. (via: LuisFi61.com)

Las transferencias condicionadas en América Latina


En los últimos años los gobiernos latinoamericanos han mezclado de manera singular una ideología de redistribución de la riqueza con un discurso populista electoral que ha buscado maletiquetarse como una ideología de social democracia.  Entre este discurso y las acciones que han tomado para conseguir votos, una de las actvs. más populares han sido las Transferencias Condicionadas de Efectivo (TCE por sus siglas) o Programas de Transferencias Condicionadas (PTC).

En la última década, las Transferencias Condicionadas de Efectivo han sido implementadas en Brasil (Bolsa Familiar), México (Oportunidades), Colombia (Familias en acción), Chile (Chile solidario), Guatemala (Mi familia progresa y TCEs) y El Salvador (Red Solidaria y luego, Comunidades solidarias rurales).  Las TCE benefician a 20% de la población latinoamericana y caribeña en claras condiciones de vulnerabilidad y es de suponer que el éxito de estos programas para conseguir votos continúe aumentando.

¿Qué son las Transferencias Condicionadas de Efectivo (TCE) o Programas de Transferencias Condicionadas (PTC)?

Las TCE son transferencias de dinero recibidas por los grupos más pobres de un país con la intención de proveerlos de los medios básicos de subsistencia a cambio de que envíen a sus hijos al sistema público de educación y salud.

Esta medida supone que los padres receptores del dinero podrán tener el efectivo suficiente para dejar de enviar a sus hijos a trabajar (reducir el % de menores de edad que trabaja) y conseguir el alimento para suplir con las necesidades nutricionales diarias básicas de un ser humano (aumentar los % de salud).  Este dinero está condicionado con la presentación de reportes que confirman la asistencia a centros educativos y de salud  de niños y padres.

¿Cuál es el origen de este dinero?

El dinero utilizado para las TCE proviene de la redistribución del erario público del gobierno y es transferido desde las carteras de Salud, Educación y/o de ministerios y dependencias creadas específicamente para la organización de estas transferencias.  Los porcentajes de TCE del total del PIB varían de acuerdo a los países y según los últimos datos de la CEPAL, el gasto público social creció fuertemente entre 1990 y 2008, en términos absolutos (de 445 a 880 dólares por persona) y relativos (de 12,3% a 18,4% del PIB).  Esto según explica la CEPAL y de acuerdo con los antecedentes disponibles de siete países aumentó el gasto social pese a que la mayoría registró una caída absoluta del PIB.   Según el informe, “varios ya habían efectuado incrementos del gasto social en 2008, y 5 de los 7 países hicieron un esfuerzo aún mayor en 2009 (el Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras y Panamá). Si bien los restantes también aumentaron su gasto social, lo hicieron a un ritmo menor que en 2008” (véase el gráfico 14 y 15). (Vía Panorama social de América Latina 2010) Incluso, hay países como el Estado Plurinacional de Bolivia, Guatemala, Honduras, Nicaragua y el Paraguay que enfrentan un déficit fiscal excesivo por la implementación de estos programas y se ha requerido de la movilización de recursos adicionales de otras obligaciones del Estado como la eguridad y las donaciones de la  cooperación internacional.

¿Qué efectos a corto, mediano y largo plazo han tenido los TCE para América Latina?

A corto y mediano plazo estas medidas desembocan en sistemas sociales de esclerosis social y cultural que promueven la dependencia de los más pobres con respecto al Estado (y viceversa), generan múltiples incentivos de auto-realización y ampliación de los programas sin importar el efectivo disponible en los presupuestos públicos.  Estos programas aumentan su impacto social sin ser consistentes al aumento de la recaudación de impuestos de un país y/o su crecimiento económico.  Los datos han demostrado que en los años de aumento de los TCE las economías han visto una caída absoluta del PIB no sólo por causa de las TCE sino también de las recientes  crisis financieras.

A largo plazo, las TCE han permitido la proliferación de políticas de redistribución de la riqueza electoral-populista que han institucionalizado la dependencia, la cantidad de personas sostenidas por el gobierno y una preocupante reducción de las fuentes de ingreso del fisco.  Por simple aritmética, el resultado terminará muy pronto siendo negativo.

¿Hay otras opciones para ayudar a los más pobres?

El gobierno tiene como responsabilidad asegurar la defensa de los derechos individuales y esto incluye la protección de los derechos de propiedad de todos sus ciudadanos.  Es obligación del gobierno utilizar los impuestos tomados de sus contribuyentes para el beneficio de los mismos en materias de seguridad defensiva (ejército), seguridad interna (policía y juzgados), seguridad de emergencia (hospitales y servicios de emergencia de salud) sin que esto implique la redistribución de la riqueza y la creación de privilegios de ciertos grupos favorecidos sobre otros. Una de las críticas más serias que se ha hecho contra las TCE ha sido que estas transferencias han tenido siempre errores en la selección de beneficiarios: exclusión de hogares pobres e inclusión de hogares no pobres pues es imposible alcanzar una focalización perfecta (Adato, Boltvinik & Damián, La pobreza en México y el mundo: Realidades y desafíos. Siglo XXI Editores, México. 2004).

Es responsabilidad de padres e hijos buscar la auto-ayuda y colaboración familiar para asegurarse un acceso a las necesidades nutricionales diarias de toda la familia a pesar de que esto implique el trabajo de menores.  Es responsabilidad de los padres asegurarse este alimento y luego, sólo cuando sea posible, enviar a sus hijos a recibir la mejor educación que su poco (o mucho) dinero pueda permitirles pagar.  Eliminar los incentivos negativos del gobierno estableciendo salarios condicionados a los padres coadyuvará al desarrollo de sociedades más productivas, emprendedoras, menos pobres y más educadas.

Finalmente, debido a que el sistema económico-social en que Latino América ha sido fundado responde a una filosofía de vida que se sostiene en la redistribución de la riqueza y el altruismo, es imposible eliminar estos programas de la noche a la mañana.  Es necesario sostener programas de cientos de millones de dólares destinados a la salud, la educación, las pensiones y el bienestar social de los ciudadanos más pobres debido a su condición histórica y social. Sin embargo, sí es indispensable empezar a reducir drásticamente la inversión en estos programas para asegurar el crecimiento sostenible de los países, su desarrollo y enriquecimiento económico en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos y quizás, algún día,  asegurar la vida en sistemas legales que no otorgan privilegios y permiten a los seres humanos realizarse plenamente.

Las acciones de BP responden al éxito conseguido en el Golfo de México


El 20 de abril de 2010 la planta petrolera de exploración “Deepwater Horizon” en el Golfo de México explotó y se hundió dos días después.  Han pasado 82 días desde que el derrame de petróleo empezó a fluir desde la cuenca marina y se estima que el derrame de petróleo ha sido de entre 127,400,000–218,400,000 galones de petróleo (El segundo derrame más grande de la historia luego del accidente en la planta Lakeview Gusher en 1901.  Fuente: CNN (1 de julio de 2010). “Oil disaster by the numbers”. CNN. http://www.cnn.com/SPECIALS/2010/gulf.coast.oil.spill/interactive/numbers.interactive/index.html).

(click en la imagen para ingresar a mapa interactivo del derrame de petróleo. vía: New York Times)

Desde el 20 de abril, los esfuerzos para detener el derrame de petróleo fueron fallidos y el día de hoy la empresa British Petroleum, que estaba encargada de la concesión, anunció haber tenido éxito con la instalación de un pozo auxiliar (link a actualizaciones en la página oficial de BP).

British Petroleum y su junta directiva fue la primera en ser atacada por los medios de comunicación y con justicia se reclamo responsabilidad sobre el accidente. BP aceptó cumplir con el pago de reparaciones a los damnificados y iniciaron ya un plan de limpieza de las costas.

Hoy, luego 24 horas de haberse anunciado el éxito de la instalación del pozo de petróleo, el valor de mercado de las acciones de BP mostró un cambio positivo y el optimismo de los accionistas demuestra suapoyo a la industria petrolera.  Las acciones de BP ganaron 7.6% (US$2.74 – vea historial completo) cerrando ayer en US$38.92 (vía DailyFinance).  Antes del accidente, las acciones de BP habían alcanzado US$62.38 y es probable que el valor de las acciones se recupere aún más conforme las buenas noticias vayan llegando.

Dar click en imagen para ver información actualizada de British Petroleum (via: Google Finance)

El petróleo, combustible que mueve la economía mundial, ha sido atacado por ambientalistas durante muchas décadas como el “culpable” de la destrucción del planeta.  Es cierto, accidentes como el ocurrido el 20 de abril, dañaron el ecosistema del golfo de México y pusieron en peligro la supervivencia de especies endémicas a la región.  Sin embargo, no es el petróleo, un combustible, el culpable de los daños sino las acciones humanas.  El petróleo sigue siendo el combustible de la economía mundial y los beneficios sociales que se obtienen del mismo superan por mucho las condenas apocalípticas que anuncian los ambientalistas.

Este es quizás el momento idóneo para reflexionar sobre los beneficios que la civilización humana obtiene de tan valioso combustible.  A continuación les dejamos un artículo con información y datos de los beneficios obtenidos del petróleo: 101 del petróleo.

Caso British Petroleum y su valor de mercado


Win Mcnamee/Getty Images

El 20 de abril de 2010 la planta petrolera de exploración “Deepwater Horizon” en el Golfo de México explotó y se hundió dos días después.  11 personas murieron en el accidente y un derrame de petróleo empezó a fluir desde el fondo marino.  Al día de hoy, 02 de junio, se estima que el derrame de petróleo ha sido hasta ahora alrededor de 66,000-560,000 toneladas de petróleo (según lo estimado por The United States Geological Survey de 12,000–19,000 barriles diarios).  Este número, superior a lo reportado inicialmente por BP ha sido un duro golpe tanto para el medio ambiente, como para la empresa.

De confirmarse pronto estos datos, se escribirá en la historia que el derrame de petróleo en la planta Deepwater Horizon, será el tercer derrame de petróleo más grande de la historia humana.  Los primeros dos lugares los ocupa el derrame de la Guerra del Golfo (1,360,000–1,500,000 toneladas de petróleo) en 1991 y el derrame de Lakeview Gusher (1,230,000 toneladas de petróleo crudo) en 1901.

Así, la magnitud de esta catástrofe se ha hecho sentir en la imagen de la empresa y en el valor de mercado que esta tiene ante sus acreedores y potenciales compradores.

¿Cómo responde el mercado en estas situaciones?

El valor de mercado de una acción de X empresa es determinado por las valoraciones individuales de compradores y vendedores en un momento, lugar y tiempo específico.  Así, la representación en una moneda del valor de 1 acción de X empresa, será la medida que demostrará el valor de intercambio de la misma en base al infinito conocimiento disperso entre cientos de seres humanos.  El que una valor de mercado de una acción de X empresa envía un mensaje a los comerciantes indicando que los empresarios estiman un valor de intercambio superior en el futuro debido a condiciones de competencia, planes estratégicos de su CEO y expectativas de crecimiento.  Un valor de intercambio negativo y en descenso, será el resultado de mensajes enviados al mercado de que X empresa tiene y seguirá teniendo dificultades para superar problemas organizacionales, enfrentar deudas, expandir sus operaciones y/o innovar en sus productos.

¿Cuál es la lección de BP en la Bolsa de Valores?

El día de hoy se perdieron más de £2.4bn del valor de mercado de la empresa BP en la Bolsa de Valores de Londres después de que los inversionistas especularon que la empresa tendrá muchas dificultades para superar el desastre del Golfo de México. Las especulaciones eran específicamente que, la cúpula de empresarios y directores de la empresa, serían removidos del puesto luego de que no pudieron resolver el desastre eficientemente y rescatar a la compañía (noticia en el periódico inglés Guardian: the company’s management may not survive the Gulf of Mexico disaster).  Sólo el día de hoy, 02 de junio, el valor de las acciones de BP cayó 3% más a pesar de las promesas dadas por la empresa de que conseguirían alcanzar un pago anual de dividendos de  $10bn (£6.82bn).

Desde el inicio de la catástrofe hace 44 días el valor de mercado de BP ha caído en más de £45bn, o 36% del valor por cada acción.  Una de las mayores caídas del valor fue reportada el día martes de esta semana luego de que se reportara que la operación “Top kill” había fallado y, que sólo hasta en agosto se tendría un nuevo intento de bloqueo.  El día martes, el valor de las acciones cayó 13%.  BP planea ahora construir un nuevo pozo de succión del petróleo y este será finalizado hasta agosto ya con el inicio de la temporada de huracanes 2010.

¿Cuál es el valor de las decisiones empresariales?

BP Chief Executive Tony Hayward listens during a news conference  in London The pressure is mounting on the BP chief executive Tony Hayward after the Gulf of Mexico oil spill. Photograph: Suzanne Plunkett/Reuters

La toma de decisiones empresariales está basada en las expectativas de éxito de cualquier iniciativa que se espera conseguir.  El empresario arriesgará más en aras de buscar oportunidades de negocio que le retribuyan una mayor riqueza.  Cualquier empresario correrá siempre riesgos empresariales de perder todo su dinero y sus costos de transacción podrían nunca ser recuperados.  También, un empresario siempre deberá preveer el riesgo de fallas y protecciones para evitar desastres que afectarán su empresa y oportunidades de crecimiento.

El caso de BP es un claro ejemplo de cómo decisiones empresariales que atrasaron la implementación de programas de control de riesgo tuvieron como resultado la pérdida de casi la mitad del valor de mercado de una compañía con más de 100 años de tradición.

Los eventos y decisiones que se tomen en los próximos meses serán fundamentales para decidir el futuro de una de las empresas que sostuvo un crecimiento superior al de grandes economías durante muchos años.  De nuevo, la historia nos ha enseñado.

El derrame de petróleo en el Golfo. Costos, obligaciones y responsabilidades.


Una de las condiciones más importantes de la libertad es la no violación de la libertad y derechos de otros.  Así, el que un individuo cause externalidades negativas para otros lleva consigo la responsabilidad de reparar los daños causados a estas personas.  La ley, defensora de los derechos y obligaciones de los ciudadanos, es la guía bajo la cual se decide cuáles serán las reparaciones adecuadas.

El derrame de petróleo el golfo de México y sus consecuencias

La torre de BP Deepwater Horizon

Esta condición de la libertad, ha sido pasada por alta por los medios de comunicación y los grupos de “defensa” del medio ambiente en aras de responsabilizar socialmente a una empresa que ha causado una multimillonaria pérdida para cientos de millones de personas en el golfo de México.  El 20 de abril de 2010 la planta petrolera de exploración “Deepwater Horizon” en el Golfo de México explotó y se hundió dos días después.  11 personas murieron en el accidente y un derrame de petróleo empezó a fluir desde el fondo marino.  El flujo de petróleo continúa fluyendo y los Estados Louisiana, Mississippi, Alabama, Texas y Florida fueron los primeros en ser afectados.  Además, la costa mexicana ha sido seriamente amenazada y el impacto en sus costas ya se evidenció.

El campo de petróleo marino es propiedad de la empresa Transocean Ltd y de la inglesa BP que es la empresa mayoritaria en la propiedad de este campo petrolero.

Desde el 20 de abril, más de 5,000 barriles de petróleo al día (790 m3/d) son derramados y la empresa petrolera ha invertido US$ 7 millones diarios para contener el desastre natural.  Respecto al inicio del derrame, los expertos en el tema han denunciado que el mismo pudo ser prevenido con la instalación de controles remotos de bloqueo utilizados actualmente por la normativa de los países petroleros Brasil y Noruega.  Esta regulación no existe en los Estados Unidos y el mismo no era utilizado.

610xSteven Wereley, profesor asociado de ingeniería mecánica en la Universidad de Purdue, analizó un video para analizar el flujo de petróleo que continúa fluyendo desde el accidente y su reporte confirmaba que el derrame por día era muchísimo mayor al reporte oficial de 5,000 barrilies diarios.  Wereley estimó que el flujo de petróleo era de alrededor de 56 mil a 84 mil barriles por día (8,900 a 13,400 m3/d).  Este número es equivalente a lo derramado cada 3.5 a 2.4 días en el famoso accidente del petrolero Exxon Valdez.[57] De ser confirmado este número, sin duda será absoluta responsabilidad de las empresas involucradas reparar los daños causados y enfrentar las demandas que ya se han presentado en los estados afectados.  Para conocer datos de los derrames de petróleo más grandes en la historia de la humanidad pueden ver información en este link: Los mayores derrames de petróleo – Wikipedia

Oil Slick in the Gulf of Mexico

Fotografía del derrame de petróleo en el Golfo de México (19 de mayo, 2010)

descargar imágen (1 MB, JPEG)

¿Debe el gobierno estadounidense tomar acción para reparar estos daños?

Como suele ocurrir en los medios de comunicación y de opinión política, luego de que una gran empresa comete un error el pueblo reclama la acción de su gobierno.  Las demandas de reacción por parte de los gobernantes son consideradas obligatorias y la intención final es castigar al malévolo empresario que abusa de su poder para enriquecerse sin responsabilidad sobre sus actos.

Sin duda, y sin que nadie pueda negarlo, es obligación del gobierno de cualquier estado la protección de los derechos de sus ciudadanos y reclamar el respeto de su propiedad privada y de la del Estado.  El gobierno de Estados Unidos y el de México (principales afectados hasta ahora) deben denunciar enérgicamente con el apoyo de sus leyes la reparación y pago de los daños causados por este derrame petrolero.  Sin embargo, no es obligación de los ciudadanos pagar por la reparación de estos daños con la intervención directa del gobierno para detener el derrame.  Solicitar a Obama que sea su gobierno el encargado de detener este derrame y, que el mismo sea pagado con los impuestos de contribuyentes americanos, es una violación a sus derechos de propiedad y un acto de expoliación ante la ley con el fin de favorecer a un grupo privilegiado.

Cualquier intervención del gobierno de Estados Unidos y México debe ser pagada por los responsables del derrame petrolero y debe diluirse este costo de reparación en los bolsillos de ningún ciudadano.

El día de hoy, BP empezó a implementar un nuevo plan de reparación de daños utilizando una mezcla de lodo y cemento para bloquear el flujo de petróleo (estimaron un 70% de éxito de este plan).  Si este procedimiento fallase, será hasta en agosto que podrán finalmente implementar un plan con mayores oportunidades de éxito.  De continuar el flujo durante más tiempo, este accidente será recordado y estudiado por la historia como el peor desastres naturales causado por el ser humano.  BP y las empresas miembros en la propiedad del grupo deberán ser responsabilizados.

Preguntas a resolver:

  1. ¿Cuánto tiempo más esperará el gobierno de Estados Unidos en organizarse con los expertos de BP para tomar acciones de reparación efectivas?
  2. ¿Cuándo confirmarán la cantidad de petróleo que se ha derramado diariamente desde el inicio de este derrame petrolero?
  3. ¿Cómo pagará BP y sus socios por la responsabilidad que tuvieron al no protegerse contra este derrame y por los consiguientes pasos de reparación de daños que fallaron?
  4. ¿Qué acciones tomará BP para detener el derrame si fracasa el proyecto “Top kill” que inició el día de hoy?

Al día de hoy BP ha gastado ya un estimado de US$760 millones (incluyendo el pago de personal, protección de áreas amenazadas, pago de demandas y petróleo que ya ha sido rescatado).  En menos de 12 horas sabremos las noticias sobre los resultados de la operación “Top kill” y estaremos cruzando los dedos para que las noticias sean afirmativas.

El precio del azúcar


Uno de los negocios más lucrativos en la industria agrícola es la producción de azúcar (Saccharum officinarum).  Anualmente, se producen en el mundo 153,5 millones de toneladas (período 2008-2009), cerca de 10 millones de toneladas más que en la temporada anterior (figura 1) y los ingresos recibidos son multimillonarios.  El consumo de azúcar para la temporada 2009-10 es de 600,000 toneladas inferior al año anterior y el líder en el consumo es Brasil; seguido de (150.000 ton), China (600.000 ton) y Tailandia (100.000 ton).

Debido a la importancia de esta industria, tal y como ocurre en otras de gran escala, la protección gubernamental de la industria nacional y la interferencia directa del gobierno en la fijación de los precios de este producto ha sido la constante.  Así, es usual leer noticias en las que el gobierno de estos países productos implementa topes en el suministro nacional o establece cupos a la importación del producto, entre otras.  Esto lo hacen con el único fin de limitar la oferta, empobrecer a los consumidores finales, favorecer a empresarios e industrias menos competitivos, otorgar privilegios a grupos especiales y, a sabiendas, distorsionar el libre funcionamiento de la ley de oferta y demanda a pesar de conocer cómo funciona el mismo.

¿Y por qué hacen esto?

Uno de los motivos se encuentra en que el mainstream de académicos y economistas desconoce en qué se fundamenta la ley de ventaja comparativa y la manera en que esta resulta siempre (cuando hay ausencia de coerción gubernamental) en un juego de ganancia positiva para ambas partes.  Además, de que muchos consideran que los precios pueden ser fijados de manera eficiente por reguladores y mentes sabias sin comprender la verdadera manera en que funciona el mercado.

La ley de ventaja comparativa puede definirse como la ventaja que disfruta un país sobre otro en la elaboración de un producto cuando éste se puede producir a menor costo y, por lo tanto, permite que se intercambie este producto a precios competitivos en el mercado internacional.

En el caso del azúcar, el mayor productor de este producto agrícola es Brasil pues sus costos de producción son bajos, la producción es inmensa y la alta demanda del producto permite que la competencia pueda ofrecer precios más bajos en base a vender un mayor volumen y tener márgenes de ganancia más estrechos por unidad.  Pero también hay otros países que ofrecen el mismo producto en el mercado internacional y ofrecen precios similares debido a su interés por competir y/o aprovechar la ausencia de barreras comerciales implementadas con los tratados regulados de comecio (conocidos vulgarmente como Tratados de Libre Comercio).

Actualmente, la disponibilidad de azúcar en Guatemala se ha visto limitada porque este producto se está vendiendo más caro en los estados al sur de México.  Los distribuidores y comercializadores del mismo, han encontrado que obtienen mayores ganancias atravesando la frontera y empujando la competencia de precios.  Mientras tanto, la disponibilidad del producto en Guatemala se verá reducida y es muy probable que, si se deja libre, el precio del mismo suba.  A grandes rasgos, la comercialización de este producto funciona así,

En última instancia, los precios son establecidos por los juicios de valor del consumidor.  Y estos juicios son el resultado de una valoración de preferencias entre un producto A y B.  Ahora, la valoración y la tasación que permiten la fijación de precios es un proceso distinto, que Ludwig von Mises explica así,

“Cada una de las partes contratantes atribuye mayor valor a lo que recibe que a lo que entrega.  El tipo de cambio, es decir, el precio, no es la resultante de una identidad valorativa; es, por el contrario, el fruto de valoraciones diferentes.

La tasación se distingue netamente de la valoración.  No depende en absoluto de la valoración subjetiva que el bien pueda merecer al interesado.  No expresa el valor de uso subjetivo que el bien tiene para el sujeto, sino el precio anticipado que el mercado le fijará.  La valoración es un juicio que expresa una diferencia de aprecio.  La tasación, en cambio, es la prefiguración de un acontecimiento esperado.  El interesado prevé qué precio pagará el mercado por cierto bien o qué suma dineraria será necesaria para adquirir determinada mercancía.”

Ludwig von Mises en la Acción Humana, capítulo XVI

Así, actualmente los distribuidores de este producto han tasado el precio del producto en México distinto al precio que tasaron en Guatemala.  Estos consideraron que es más rentable para ellos ir a México a competir con los precios altos actuales debido a una escasez del producto que inició debido a la intervención del gobierno al intentar contrarrestar un descenso en la cosecha de azúcar de ese país durante el ciclo 2008-2009.  La cosecha fue afectada debido a una sequía que se extendió y dejó una producción por debajo de los 5,5 millones de toneladas que se habían proyectado.