¿Por qué trabajamos?


Imagen tomada de: http://bit.ly/14HqXhE

Imagen tomada de: http://bit.ly/14HqXhE

Es lunes, mediodía y a estas horas ya he recibido y enviado un par de chistes sobre por qué odiamos los lunes, sobre el desánimo de estar en la oficina cuando el sol está lindo allá afuera, sobre la nostalgia por los viernes y la promesa de un fin de semana para pasarlo rascándonos la panza, siendo lo menos productivos posible. Después de las quejas viene el momento de la reflexión, el momento de preguntar ¿por qué trabajamos?

En un artículo publicado en el diario La Nación, Orlando Ferreres dice que  «En una encuesta que se hizo en Francia hace años atrás se preguntaba “¿Por qué trabajamos?”. La respuesta, en un 90 % fue: “Para ganar dinero”. Esto nos parece evidente, como que el sol sale por la mañana, no hay con que darle. Sin embargo, no es así. El error se observó en otra encuesta posterior: “¿Por qué el dinero permite comprar cosas?” Aquí el 90 % confeso que “no sabía”. Esto según el libro de Fourastié sobre el trabajo. (…) Entonces, en realidad, trabajamos para producir, no para ganar dinero. Este se usa como medio para la distribución de los bienes. Cuanto más producimos, más bienes o servicios tenemos a nuestra disposición.» (Lea el artículo completo acá)

Así pues, trabajamos para producir, es decir, trabajamos porque necesitamos resolver el problema de nuestra supervivencia. Como explica Yaron Brook:  «The material benefits of production are obvious. In contrast to other animals, the values we need to flourish don’t come ready-made in nature. We use our mind to discover the nature of nature and adapt it to our ends. In their book The Virtues of capitalism, Austin Hill and Scott Rae note that “the word capital itself comes from the Latin word caput, which means head. This refers to the human and intellectual elements of creating capital out of the earth’s resources (for example, using sand to make silicon).” It is the spiritual role of production in human life, however, that requires special emphasis. The deepest source of joy for a producer is not the financial rewards of his work but the process of creation itself.» (Free Market Revolution. How Ayn Rand’s Ideas Can End Big Government)

El trabajo requiere de nuestro esfuerzo físico y mental, el resultado de ese esfuerzo es la producción, y puedo pensar en muchas oportunidades en que la remuneración que recibimos no es en dinero. Cuando una madre se queda en casa para cuidar de su familia, cuando un joven se apunta como voluntario para construir casas o para bañar perros, cuando le ayudamos a alguien a estudiar para un examen o nos esforzamos creando una obra de arte aunque no seamos artistas profesionales. Las madres hacen un trabajo muy duro en sus casas y no perciben un salario en dinero, pero trabajar duro por cuidar a sus mayores valores es igual de importante. La satisfacción de ayudar a alguien es algo que el dinero no podría pagar. Sin embargo, no debemos perder de vista que en todos esos casos necesitamos de un esfuerzo físico y mental, y que producimos valor.

Muchas veces reducimos nuestra noción de productividad a que trabajamos para percibir un salario, pero ser productivos es mucho más que eso. ¿Por qué trabajamos? Porque no nos conformamos con el mundo tal como es y queremos mejorarlo, sacarle provecho a nuestra vida y a nuestro talento, a nuestro potencial.

Anuncios

Club de lectura de “La rebelión de Atlas”. Segunda reunión


Comparto algunos de los temas y  preguntas que tratamos durante la segunda reunión de discusión:

  • Terminamos de leer la primera parte del libro. El final de “La no contradicción” nos dejó muchas más preguntas que respuestas. Seguimos discutiendo sobre Francisco d’Anconia, su cambio y la contradicción entre lapersona que era y la persona en quien se convirtió. En una conversación con Dagny nos dio una clave que debemos tener en cuenta para el resto de la historia “las contradicciones no existen. Cuando pienses que te encuentras frente a una contradicción, revisa tus premisas. Siempre encontrarás alguna equivocada.”
  • Si a contradicciones vamos, también nos topamos con la necesidad de aclarar algunos términos que aparecen en la novela. Con el fin de hablar el mismo idioma con la autora, les copio las definiciones que ella le da a esos términos.
  •  Benevolencia y altruismo: ¿cuál es el código moral del altruismo? El principio básico del altruismo es que el hombre no tiene derecho a existir por sí mismo, que el servicio a los demás es la única justificación de su existencia y que sacrificarse es su principal deber, virtud y valor moral. No hay que confundir altruismo con amabilidad, buena voluntad, o respeto por los derechos de otros. Estas no son causas primarias sino consecuencias, las cuales, de hecho, el altruismo hace imposibles. La causa irreducible del altruismo, la base absoluta, es el auto-sacrificio, lo que significa: la auto-inmolación, la abnegación, la negación de uno mismo, la auto-destrucción; es decir, el yo como criterio del mal, y el no-yo [lo desprendido, lo desinteresado, lo altruista] como criterio del bien.
  • Virtud: valor es aquello por lo que uno actúa para conseguir y/o conservar. Virtud es la acción por medio de la cual uno consigue y conserva ese valor. Sigue leyendo

El origen del billete de Q200.00


Es oficial, el Banco de Guatemala anunció la emisión de billetes de Q200.00 para responder a la pérdida del poder adquisitivo de la moneda de Guatemala.  El Quetzal contará con este nuevo billete debido a décadas continuas de cambios ineficientes en la política bancaria del país.

Durante más de 25 años, la política bancaria de Guatemala, ha sido incapaz de conseguir estimular la economía de Guatemala y tampoco ha podido estabilizar la actividad economica en el país.  Desde entonces, las reservas en efectivo de los guatemaltecos y de los bancos han crecido acumulándose cada vez más fondos líquidos que tienen un menor poder adquisitivo y los intentos del banco central por reducir artificialmente la tasa de interés de mercado, a través de la expansión del crédito, ha sido siempre engañosa pues sus efectos temporales sólo resultan en una paralización de la actividad comercial e industrial del país.

Es un hecho que el intercambio comercial tiene resultados de ganancia positiva para las partes que participan en el comercio libre.  Sin embargo, el caso de Guatemala y sus billetes de Q200.00 son sólo un reflejo de décadas de políticas bancarias que han conseguido hacernos a todos cada vez más pobres.

Sin duda, los gobiernos de centroizquierda y socialdemocracias que han gobernado han hecho un buen trabajo en empobrecer el país y hacernos creer que con más “dinero” seremos capaces de consumir más cosas y que, por lo tanto, seremos más ricos.  Sin embargo, no es a través de la creación de monedas con mayor poder adquisitivo que un país es más rico; sino a través de la ampliación productiva y la generación de riqueza de más negocios que sí permitirán un aumento del gasto y el desarrollo del país.

Esto es algo que deberemos recordar cada vez que veamos uno de esos billetes de Q200.00.

Las acciones de BP responden al éxito conseguido en el Golfo de México


El 20 de abril de 2010 la planta petrolera de exploración “Deepwater Horizon” en el Golfo de México explotó y se hundió dos días después.  Han pasado 82 días desde que el derrame de petróleo empezó a fluir desde la cuenca marina y se estima que el derrame de petróleo ha sido de entre 127,400,000–218,400,000 galones de petróleo (El segundo derrame más grande de la historia luego del accidente en la planta Lakeview Gusher en 1901.  Fuente: CNN (1 de julio de 2010). “Oil disaster by the numbers”. CNN. http://www.cnn.com/SPECIALS/2010/gulf.coast.oil.spill/interactive/numbers.interactive/index.html).

(click en la imagen para ingresar a mapa interactivo del derrame de petróleo. vía: New York Times)

Desde el 20 de abril, los esfuerzos para detener el derrame de petróleo fueron fallidos y el día de hoy la empresa British Petroleum, que estaba encargada de la concesión, anunció haber tenido éxito con la instalación de un pozo auxiliar (link a actualizaciones en la página oficial de BP).

British Petroleum y su junta directiva fue la primera en ser atacada por los medios de comunicación y con justicia se reclamo responsabilidad sobre el accidente. BP aceptó cumplir con el pago de reparaciones a los damnificados y iniciaron ya un plan de limpieza de las costas.

Hoy, luego 24 horas de haberse anunciado el éxito de la instalación del pozo de petróleo, el valor de mercado de las acciones de BP mostró un cambio positivo y el optimismo de los accionistas demuestra suapoyo a la industria petrolera.  Las acciones de BP ganaron 7.6% (US$2.74 – vea historial completo) cerrando ayer en US$38.92 (vía DailyFinance).  Antes del accidente, las acciones de BP habían alcanzado US$62.38 y es probable que el valor de las acciones se recupere aún más conforme las buenas noticias vayan llegando.

Dar click en imagen para ver información actualizada de British Petroleum (via: Google Finance)

El petróleo, combustible que mueve la economía mundial, ha sido atacado por ambientalistas durante muchas décadas como el “culpable” de la destrucción del planeta.  Es cierto, accidentes como el ocurrido el 20 de abril, dañaron el ecosistema del golfo de México y pusieron en peligro la supervivencia de especies endémicas a la región.  Sin embargo, no es el petróleo, un combustible, el culpable de los daños sino las acciones humanas.  El petróleo sigue siendo el combustible de la economía mundial y los beneficios sociales que se obtienen del mismo superan por mucho las condenas apocalípticas que anuncian los ambientalistas.

Este es quizás el momento idóneo para reflexionar sobre los beneficios que la civilización humana obtiene de tan valioso combustible.  A continuación les dejamos un artículo con información y datos de los beneficios obtenidos del petróleo: 101 del petróleo.

Caso British Petroleum y su valor de mercado


Win Mcnamee/Getty Images

El 20 de abril de 2010 la planta petrolera de exploración “Deepwater Horizon” en el Golfo de México explotó y se hundió dos días después.  11 personas murieron en el accidente y un derrame de petróleo empezó a fluir desde el fondo marino.  Al día de hoy, 02 de junio, se estima que el derrame de petróleo ha sido hasta ahora alrededor de 66,000-560,000 toneladas de petróleo (según lo estimado por The United States Geological Survey de 12,000–19,000 barriles diarios).  Este número, superior a lo reportado inicialmente por BP ha sido un duro golpe tanto para el medio ambiente, como para la empresa.

De confirmarse pronto estos datos, se escribirá en la historia que el derrame de petróleo en la planta Deepwater Horizon, será el tercer derrame de petróleo más grande de la historia humana.  Los primeros dos lugares los ocupa el derrame de la Guerra del Golfo (1,360,000–1,500,000 toneladas de petróleo) en 1991 y el derrame de Lakeview Gusher (1,230,000 toneladas de petróleo crudo) en 1901.

Así, la magnitud de esta catástrofe se ha hecho sentir en la imagen de la empresa y en el valor de mercado que esta tiene ante sus acreedores y potenciales compradores.

¿Cómo responde el mercado en estas situaciones?

El valor de mercado de una acción de X empresa es determinado por las valoraciones individuales de compradores y vendedores en un momento, lugar y tiempo específico.  Así, la representación en una moneda del valor de 1 acción de X empresa, será la medida que demostrará el valor de intercambio de la misma en base al infinito conocimiento disperso entre cientos de seres humanos.  El que una valor de mercado de una acción de X empresa envía un mensaje a los comerciantes indicando que los empresarios estiman un valor de intercambio superior en el futuro debido a condiciones de competencia, planes estratégicos de su CEO y expectativas de crecimiento.  Un valor de intercambio negativo y en descenso, será el resultado de mensajes enviados al mercado de que X empresa tiene y seguirá teniendo dificultades para superar problemas organizacionales, enfrentar deudas, expandir sus operaciones y/o innovar en sus productos.

¿Cuál es la lección de BP en la Bolsa de Valores?

El día de hoy se perdieron más de £2.4bn del valor de mercado de la empresa BP en la Bolsa de Valores de Londres después de que los inversionistas especularon que la empresa tendrá muchas dificultades para superar el desastre del Golfo de México. Las especulaciones eran específicamente que, la cúpula de empresarios y directores de la empresa, serían removidos del puesto luego de que no pudieron resolver el desastre eficientemente y rescatar a la compañía (noticia en el periódico inglés Guardian: the company’s management may not survive the Gulf of Mexico disaster).  Sólo el día de hoy, 02 de junio, el valor de las acciones de BP cayó 3% más a pesar de las promesas dadas por la empresa de que conseguirían alcanzar un pago anual de dividendos de  $10bn (£6.82bn).

Desde el inicio de la catástrofe hace 44 días el valor de mercado de BP ha caído en más de £45bn, o 36% del valor por cada acción.  Una de las mayores caídas del valor fue reportada el día martes de esta semana luego de que se reportara que la operación “Top kill” había fallado y, que sólo hasta en agosto se tendría un nuevo intento de bloqueo.  El día martes, el valor de las acciones cayó 13%.  BP planea ahora construir un nuevo pozo de succión del petróleo y este será finalizado hasta agosto ya con el inicio de la temporada de huracanes 2010.

¿Cuál es el valor de las decisiones empresariales?

BP Chief Executive Tony Hayward listens during a news conference  in London The pressure is mounting on the BP chief executive Tony Hayward after the Gulf of Mexico oil spill. Photograph: Suzanne Plunkett/Reuters

La toma de decisiones empresariales está basada en las expectativas de éxito de cualquier iniciativa que se espera conseguir.  El empresario arriesgará más en aras de buscar oportunidades de negocio que le retribuyan una mayor riqueza.  Cualquier empresario correrá siempre riesgos empresariales de perder todo su dinero y sus costos de transacción podrían nunca ser recuperados.  También, un empresario siempre deberá preveer el riesgo de fallas y protecciones para evitar desastres que afectarán su empresa y oportunidades de crecimiento.

El caso de BP es un claro ejemplo de cómo decisiones empresariales que atrasaron la implementación de programas de control de riesgo tuvieron como resultado la pérdida de casi la mitad del valor de mercado de una compañía con más de 100 años de tradición.

Los eventos y decisiones que se tomen en los próximos meses serán fundamentales para decidir el futuro de una de las empresas que sostuvo un crecimiento superior al de grandes economías durante muchos años.  De nuevo, la historia nos ha enseñado.