Al final el problema es filosófico


Un hombre de negocios piensa que por ser exitoso está obligado a retribuirle a la sociedad por lo que la sociedad le ha dado, así que decide hacer escuelas y obligar a otros empresarios a hacer lo mismo. Un señor piensa que debe pagar más impuestos porque gana más y decide obligar a otros a hacer lo mismo. Una señora piensa que está mal que ella pueda comprar un jamón caro para la cena, cuando hay tanta gente que se muere de hambre, decide no comprar el jamón y obligar a otros a que tampoco compren jamones. Un joven piensa que las industrias matan al planeta y piensa que debe oponerse a toda clase de industria para ayudar a los pobres, así que decide hacer una campaña para hacer que otros se opongan a las industrias. Otra joven piensa que no es justo que ella asista a un colegio privado mientras hay otros que van a una escuela pública, a ninguna escuela, y decide que es necesario abolir las escuelas privadas para que todos tengan la misma educación. Otros tantos ven que todo esto pasa y deciden no hacer nada, no opinar al respecto.

El mundo está lleno de personas y cada uno de nosotros debe lidiar con problemas que tienen que ver con nosotros mismos y con esos otros que nos rodean, en principio se trata de la convivencia en sociedad. Debemos tomar decisiones que nos afectan, que afectan a otros y la relación que tenemos con ellos. Esa convivencia se convierte en un problema filosófico cuando debemos afrontarla en términos del “deber moral”, ¿debemos velar por nuestro beneficio o por el beneficio de los otros? ¿Debemos cuidar de nosotros mismos o de los demás? Hay personas que deben tomar decisiones que afectan a poca gente, otros deben decidir por millones. Sin embargo, la escala de nuestra influencia no es el tema principal, el asunto que debería interesarnos es la filosofía detrás de nuestras decisiones y opiniones. Si creemos que estamos obligados a compensar a los otros porque somos mejores, porque tenemos más que otros, porque destruimos al mundo con las industrias, actuaremos acorde a dicha idea, intentaremos limpiar la culpa de nuestra conciencia y  justificar nuestra existencia con sacrificios. Si, por el contrario, creemos que el mundo puede ser un lugar mejor y debemos construirlo, que somos seres capaces de crear obras grandiosas, que no somos los “guardianes de nuestros hermanos”, que al buscar nuestro propio beneficio y dejar de obligar a los otros a hacer lo que creemos que deben hacer, también actuaremos conforme a dichas ideas.

El “deber moral” es un concepto popular en la filosofía y está vigente en la actualidad gracias a pensadores como Kant, que estableció que las personas no deberían actuar de acuerdo a sus caprichos o intereses personales, sino en base a leyes universales que no dependen del contexto específico en que hay que tomar una decisión; estos imperativos categóricos están basados en la razón; sin embargo, no hay que perder de vista que para Kant la razón no tiene fundamento en la realidad dado que las personas no tienen acceso a ésta, así que no se interesa por la ley de la causalidad. Tampoco hay que olvidar que si bien para Kant la virtud moral no es altruista, tampoco es egoísta, puesto que dice que si una persona encuentra beneficio de sus acciones ellas carecen de virtud. Así el deber moral se convierte en algo que tengo que hacer sin cuestionar, respondiendo a una autoridad universal que no conozco y ello sólo tendrá valor moral si no me trae beneficio.

Que el mundo sea un lugar mejor depende de nosotros, de eso no cabe duda, lo que deberíamos empezar a cuestionarnos es si cada individuo tiene el deber de cuidar a los otros, de responder a leyes universales sin cuestionarlas, a obligar a los demás a actuar de acuerdo a esas leyes.

Ricky Martin y la causa final


Es difícil encontrar canciones populares que identifiquen claramente la filosofía de vida con la que el cantautor y el escritor se identifican.  En la mayoría de los casos, la letra de las canciones se resume a repeticiones sin sentido que abundan en rimas y su particularidad es que abundan en el uso de palabras soeces. Pero a veces podemos ser sorprendidos por canciones muy buenas.  Y esto ocurre con la reciente producción del cantautor puertorriqueño Ricky Martin y  la cantante británica Joss Stone que compusieron la canción “The Best Thing About Me Is You”.

La canción refleja exquisitamente muchos de los principios filosóficos que permiten a los seres humanos la persecución de lo que Aristóteles identificó como la causa final de los seres racionales.  Para Aristóteles, esta causa final era “el fin por el que se hace algo, lo que confiere sentido a la acción”.  Y es que la causa final por la que actuamos es la de conservar nuestra vida buscando la felicidad en todas las cosas que realizamos.

Los invito a escuchar la canción y encontrar una sorprendente exposición de muchos valores y principios de vida que  celebran la razón, la libertad, la igualdad y el respeto de los derechos individuales.  Acá está,

Video: The Best Thing About Me Is You

Im as happy as I can be
Cause I’m allergic to tragedy
The doctor says something’s wrong with me
The smile on my face has no remedy

So baby, don’t say no
Come on and just say yes
You know it’s time to keep it simple
Let’s take a chance and hope for the best

Life is short, so make it what you wanna
Make it good, don’t wait until manana
I think I’m cool cause your name’s on the short sheet, now do
The best thing about me is you
Oooooh

Joss Stone
I cryin’ days on our history (history)
I had a change of philosophy (philosophy)
I take each day as it comes to me
And I won’t take myself all that seriously

So Babe, don’t say no
Come on and just say yes
You know it’s time to keep it simple
Let’s take a chance, and hope for the best

Life is short, so make it what you wanna
Make it good, don’t wait until mañana
I think I’m cool cause your name’s on the short ..

Hon, the best thing about me is you.
It’s you
Oh baby, now I see it’s you
(Now the best thing, the best thing)
Oh yes it is
(It’s true) whoa oh

Ricky Martin and Joss Stone
Take off your shoes, lay back, and take a load off
Give me your blues, let me love it away
Nothing to lose, so don’t act like such a grownup
Stay out all night in the moonlight with me

(Don’t say no; don’t say no)
Come on and just say yes
You know it’s time to keep it simple
Let’s take a chance and hope for the best

Life is short, so make it what you wanna
Make it good, don’t wait until mañana
I think I’m cool cause your name’s on the short ..
Now the best thing about me is you

It’s you
Now the best thing, the best thing, the best thing
About me is you
Now the best thing about me is you.
The best thing about me is you.
The best thing about me is you.
The best thing about me is you

Music video by Ricky Martin Feat. Joss Stone performing The Best Thing About Me Is You. (C) 2010 Sony Music Entertainment US Latin LLC

 

Decapitando un país


Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2008” de Foreign Policy
En alerta (rojo)     En peligro (anaranjado)      No hay datos (gris)      Moderado (amarillo)      Sustentable (verde)

El día de hoy fueron decapitadas en Guatemala 4 personas con la intención de desestabilizar el país y enviar un mensaje terrorista.  El efecto de la noticia se empezó a notar con comentarios en la radio, televisión, facebook, twitter y otros servicios sociales en internet.  Guatemala se paralizó por algunas horas y cientos de personas han visto el horroroso video en los noticieros.  Hoy, familias llorarán por la muerte de un familiar y el país enfrentará de nuevo una crisis de terror dirigida por un grupo organizado que se ha enriquecido a costa de crear caos en este estado fallido.

Noticias de actos como el ocurrido el día de hoy tienen un importante impacto en la cultura, historia y economía de un país.  Actos crueles e inhumanos como este han sido motivo para que empresarios, capitalistas, emprendedores y trabajadores decidan no participar en la economía de este y otros países.  La vida, el bien supremo de todos los hombres, es de vital importancia para asegurar la inversión en un país.  Desastres naturales como el de Agatha afectan seriamente la economía, pero desastres humanos como el ocurrido el día de hoy, 10 de junio de 2010, tienen un impacto mucho más duro en la psicología de los habitantes de Guatemala y el mundo entero.

Es necesario exigir al gobierno de Guatemala una reforma del sistema que gobierna el país desde hace 25 años.  La Constitución de la República de Guatemala ha sido violada por corruptos y grupos organizados de criminales que consiguieron quitar al gobierno central el control práctico y monopólico sobre la seguridad y protección de los guatemaltecos.

Mañana, conferencia gratuita de Metamanagement en Guatemala


Video of Conference “Striving Towards Leadership (Part 1)” – World High Performance Forum

Ser una empresa excelente significa ser una empresa que gana dinero cumpliendo con su misión. Fredy Kofman

El prefijo Meta significa “más allá de” y hace referencia a un enfoque distinto e innovador para entender las cosas.  Management, es un anglicismo del verbo “to manage”, y este término comprende una serie de acciones humanas destinadas a liderar un grupo de seres humanos que que comparten un objetivo.

Y bueno, ¿qué puede ofrecer alguien que vaya “más allá” de la larga literatura existente sobre las estrategias de Management?  El doctor en Economía Fredy Kofman dice que hay mucho más allá de las estrategias actuales e incluso, ofrece algunas soluciones para comprender por qué muchas estrategias que se han popularizado no son eficientes y/o pueden mejorarse. Kofman cree que “el management, primero y principal, es una práctica“,

¿Qué tipo de cambios propone?

Kofman da sus conferencias para “el individuo” para esos líderes dentro de las organizaciones que están dispuestos a transformarse y gestionar sus empresas en base a valores objetivos, racionales y dinámicos.

Los programas que hacemos “no transforman a nadie”, nada externo hay que transforme a las personas. Presentamos ideas, herramientas que, si las personas las adoptan, pueden transformarlas. El crédito no es del programa, sino de la persona que toma el programa. Fredy Kofman

¿Cuándo es la cita?

El día de mañana, miércoles 17 de marzo, a las 06:30 pm.

¿En dónde?

En el auditorium EN-601 de la Universidad Francisco Marroquín.  6 Calle final z. 10, Ciudad de Guatemala.

Yo no soy responsable


Todos los días las noticias del periódico reportan en nuestros países casos de corrupción, impunidad, crímenes contra la vida y violación de los derechos de los ciudadanos.  La primera reacción de muchas personas es sin duda el dolor y la frustración.  Sin embargo, rapidamente pasamos a un estado más práctico e inocente.  Negar la responsabilidad que como ciudadanos tenemos de actuar para detener este ciclo vicioso de ingobernabilidad.

Fredy Kofman habla al respecto en la conferencia “Vida, libertad y conciencia” con una elocuencia fenomenal.  Su conferencia los hará pensar en el rol que tienen como individuos activos en esta sociedad.  Su invitación es el inicio de un camino difícil y riesgoso: nos invita a aceptar la responsabilidad de los actos que tomamos y también de los que no tomamos.

Ludwig von Mises escribió al respecto al discutir la acción humana en el capítulo 1 de su Tratado de Economía.  Según dijo,

la praxeología (la ciencia de la acción humana) no distinguía entre el hombre -activo- o -enérgico- y el -pasivo- o -indolente-.  El hombre vigoroso que lucha diligentemente por mejorar su situación actúal al igual que el aletargado que, dominado por la indolencia, acepta las cosas tal como vienen.  Pues el no hacer nada y el estar ocioso también constituyen actuaciones que influyen en la realidad.

Tomar responsabilidad por nuestros actos y aprender a vivir sin nunca falsear esta premisa de nuestras acciones es sin duda un camino difícil.  Sin embargo, la felicidad que obtendremos a cambio de vivir de manera consecuente a la independencia que exigimos como seres individuales será mucho más gratificante y beneficiosa.  Y es que, tal y como dice Kofman, no podemos vivir felices creyéndonos ser víctimas de las circunstancias en que vivimos.  El modo de vida de una víctima es el resentimiento y la resignación.  Ni más ni menos.

Los invito a escuchar la conferencia completa de Kofman y, de paso, a leer al menos el capítúlo 1 de la obra de Mises para conocer más sobre el tema.