La Fatal Arrogancia de los PIGS en Europa


“En el aspecto negativo de la tesis del profesor Hayek hay muchísima verdad. Nunca se afirmará suficientemente que el colectivismo no es intrínsecamente democrático y que, por el contrario, pone en manos de una minoría tiránica poderes que jamás hubiera soñado la Inquisición española”. George Orwell, autor de la novela distópica 1984 y de La Rebelión en la Granja

La crisis económica que enfrentan los ciudadanos griegos se ha convertido en una amenaza para la estabilidad del euro y de las inversiones en otros países de la región.  Junto a Grecia los países miembros de la Unión Europa: Portugal, Irlanda -Italia, muy pronto- y España (conocidos como PIGS) enfrentan ahora el efecto de un crecimiento económico artificial debido a las inversiones extranjeras que evitaron su ingreso en recesiones económicas mucho antes del año 2008.

En los próximos años algunos analistas perfilan ya el desmoronamiento del tipo de cambio del euro versus otras monedas y l fiebre por cambiar depósitos y ahorros en euros ya inició.

Sin embargo, ¿son los “países” los culpables de las crisis económicas que desde el año 2008 han enfrentado?  ¿Es acaso el discurso utilizado por analistas y reporteros el correcto?

Sin duda no lo es.  Un país es por definición un territorio que forma una unidad geográfica, política y cultural habitado por un grupo cultural que se identifica como miembro del mismo.  Así, acusar a los ciudadanos griegos de la situación económica recesiva en la que se encuentran no sería justo, objetivo y ecuánime.

Los culpables de la recesión que enfrenta la economía griega, al igual que la de Portugal, Irlanda, Italia y España son los burócratas socialdemócratas y socialistas que durante la última década han promovido el aumento de los gastos públicos, el endeudamiento de sus economías y la ampliación de las actividades paternalistas de sus gobiernos.

El caso de Grecia es ejemplar para demostrar los resultados a largo plazo de lo que Hayek definió como “la fatal arrogancia” de los planificadores que apoyan la redistribución de la riqueza, la expansión sin frenos del gasto público y la demagogia socialista.  Hayek, quien ganó el premio Nobel de Economía en 1968, argumenta cómo “los intentos constructivistas por promover valores, ideales y precios (desde “arriba”) no toman en cuentan los procesos históricos de desarrollo, como el conocimiento disperso y el orden espontáneo, en lo que define como “una fatal arrogancia” de la planificación central donde los planificadores creen arrogantemente que la información que poseen es toda la información existente, con resultados fatales para las sociedades.” (más información sobre la obra en Wikipedia)

La política del país está dominada por dos partidos; el primero es el partido liberal conservador New Democracy (Nueva Democracia) (ND) y por el partido socialdemócrata Panhellenic Socialist Movement (Movimiento Socialista Panhelénico) (PASOK).[31] Desde el 04 de octubre de 2009, el gobierno griego ha sido dirigido por George Papandreou, que fungió como Presidente del partido PASOK.

La ideología del partido gobernante en Grecia ha promovido un aumento de los salarios en base a impuestos progresivos sobre las ganancias de capital de todos los ciudadanos griegos.  Además, el PASOK y Papandreou iniciaron una carrera de recuperación económica en base a los principios socialdemócratas: aumentaron los controles en la recaudación de  impuestos, impulsó la privatización de algunas industrias estatales que fueron entregadas a monopolios privados y se amplió la base fiscal al cambiar la carga fiscal para los quintiles más bajos de la población griega.  Sólo hasta en el año 2010, el gobierno de Papandreou se propuso reducir los amplios gastos de su gobierno en programas socialdemócratas de bienestar social, disminuyó el salario mínimo para los empleados de la industria privada y pública y continuó ampliando la carga fiscal sobre los quintiles más bajos de la población económicamente activa.

Sin duda, la crisis económica que enfrentan actualmente los países del grupo llamado PIGS o PIIGS deberá ser una lección de historia y economía para las naciones en vías de desarrollo que actualmente son gobernadas por gobiernos socialdemócratas de corte benefactor y de demagogia populista.

Para conocer más sobre la fatal arrogancia de la ideología que ha gobernado los países conocidos como PIGS les recomiendo la lectura de la obra de Friedrich Hayek titulada “La Fatal Arrogancia”

El mundo rechaza el capitalismo


En los últimos días la BBC publicó una artículo que criticaba el capitalismo, analizaba brevemente los últimos 20 años del mundo y publicaba una foto de Karl Marx.  El artículo informaba los resultados de una encuesta hecha por GlobeScan que criticaba el capitalismo y, desde entonces, muchos otros sitios han publicado sus comentarios criticando el capitalismo y sus dañinos efectos en el mundo.

En la encuesta (Years after Fall of Berlin Wall, Wide Dissatisfaction with Capitalism) se preguntó a las personas qué opinaban del capitalismo y sus efectos.  Los resultados fueron impresionantes:

  • Sólo 11% de las personas encuestadas en 27 países creían que el capitalismo de libre mercado estaba funcionando bien y que no era necesario incrementar las regulaciones del mismo.
  • Sólo en 2 de los 27 países encuestados (USA -25% y Paquistán -21%)  más de 1 de cada 5 personas creían que el capitalismo funcionaba bien.  Las otras 4 personas creían que el capitalismo no funcionaba o tenían dudas al respecto.
  • La mayoría de las personas encuestadas (51%) creía que los problemas del capitalismo debían ser resueltos con mayores regulaciones  gubernamentales.
  • 23% de las personas encuestadas creía que el capitalismo está faltamente condenado y que un nuevo sistema económico es necesario.  Este porcentaje aumentó en Francia (43%), México (38%) y Brasil (35%).

Sin duda, el descontento de la población mundial es evidente.  Sin embargo, el sistema social y económico capitalista nunca ha sido implementado en el mundo.  Entonces, ¿cómo es posible que tantas personas estén inconformes con algo que no ha sido practicado aún?

El capitalismo no ha sido practicado en ningún momento de la historia de la humanidad.  Luego de la revolución industrial y la liberalización del comercio, un sistema de economía mixta empezó a ser utilizado por los gobiernos mundiales para regular el comercio internacional.  Este sistema, atacado y criticado desde el inicio por los primeros intelectuales socialistas del siglo XIX, recibió el nombre despectivo del capitalismo y con el paso del tiempo se volvió un término lleno de contradicciones hasta que, con el paso del tiempo, se olvidó realmente lo que significaba.

Así, la economía mundial se convirtió en un monstruo de mil cabezas que tenía como raíz de su columna vertebral el control gubernamental de la economía.  Este control de la economía empezó a aumentar a través de regulaciones y planes centralizados de “desarrollo” económico, se estableció una banca central y reservas federales de dinero, desapareció el patrón oro y los gobiernos empezaron a generar inflación y luego, 200 años después, el mundo hacia millonnes de intercambios comerciales cada segundo sin que probablemente nada del dinero utilizado estuviese respaldado por el valor de algo que realmente existiera.

Así, el sistema económico, social y político que criticaban estas personas era el de una economía mixta que es dirigida por las bancas centrales de los gobiernos electos democraticamente.  Sus críticas son ciertas, pero no entienden las causas que las generaron.  El que los ciudadanos del mundo pidan más regulaciones del comercio es realmente espeluznante; tal parece que la caída del socialismo nunca ocurrió.  Lo único que cayó fue el discurso político y económico que durante muchas décadas sirvió para expandir el control del gobierno sobre la economía.