“Para decir yo te amo, primero hay que saber decir Yo”


Quise compartir este video con algunas ideas de Ayn Rand sobre el amor; porque el amor es una de esas cosas que necesitamos, pero en nuestra búsqueda de él podemos olvidar que no se trata de encontrar a alguien que nos necesite, a quien necesitemos, que nos ate o a quien atemos, que nos haga felices. Antes debemos ser felices por nosotros mismos y luego podremos compartir nuestra felicidad.

 

Lo dijo Mike Wallace hace medio siglo


Los puntos de vista de Ayn Rand son aún relativamente poco conocidos en Estados Unidos.  Pero si alguna vez llegaran a prevaler, revolucionarían nuestras vidas.

La anterior es la opinión del famoso periodista y entrevistador estadounidense Mike Wallace que de esta manera hizo la presentación de Ayn Rand y sus ideas en el programa que grabó en el año 1959.  Han pasado 51 años desde que esta grabación se hizo popular y solamente en el año 2009 se vendió más de 1 millón de obras de sus obras en Estados Unidos.  Sus estudios en filosofía, política y economía son más relevantes que nunca.  Los invito a escuchar esta entrevista dividida en tres partes para conocer su visión de un mundo posible, un mundo en el que los hombres podríamos buscar la felicidad y en el que no habría incentivos para delinquir o violar los derechos de los demás.

¿Y cuál es esa filosofía?

En la filosofía de vida que reconoce que,

  • la realidad existe como absoluta y objetiva,
  • que la mente del hombre utiliza la razón para percibir lo que existe,
  • que la moral es racional y objetiva, y puede explicarse por medio de la lógica.  Es una moralidad que no se basa en la fe, en caprichos arbitrarios o en emociones irracionales,
  • la moral se basa en la vida del hombre como el estándar de valor para tomar decisiones,
  • la razón es absoluta y es la única guía de acción,
  • el hombre debe seguir los juicios independientes de su propia mente,
  • que el logro más importante para el hombre es conseguir su propia felicidad,
  • que el hombre debe respetar a otras personas y no forzarlas a hacer nada, tal y como, esa persona no debe aceptar ser forzada por nadie a actuar contra su voluntad,
  • que cada hombre debe vivir como un fin en sí mismo y perseguir su propio interés racional,

Parte 1

Parte 2

Parte 3