Entre eso y la segunda colonización


Captura de pantalla de: http://www.diagonalperiodico.net

Captura de pantalla de: http://www.diagonalperiodico.net

El título de la nota llamó mi atención, así que me fui a leerla (si alguien quiere leerla antes de leer mi comentario, puede ir acá). Al inicio el autor ofrece un poco del contexto de la situación en Panamá y la lucha de una comunidad contra una hidroeléctrica, con el apoyo del sociólogo Jesús Alemancia. Luego, presenta a Lolita Chávez y va planteando las ideas de ambos en forma paralela. Los dos activistas denuncian proyectos de hidroelécticras y minas que las multinacionales españolas y el gobierno quieren llevar a cabo en los territorios indígenas. Este conflicto básico, a mi juicio, es que las comunidades se oponen a que usen su territorio comunal y el gobierno está usando el territorio de su país. ¿De quién es esa tierra? ¿Quién debería decidir qué se hace ahí? ¿Qué ley debe prevalecer en este caso, la de autoridades ancestrales o la del gobierno electo? ¿Con quién deberían negociar los inversionistas? ¿Que alguien haya vivido mucho tiempo en un lugar le da automáticamente derecho de propiedad sobre la tierra?

No me estoy preguntando acá si existe algún tipo de “inequidad histórica” en el que algunos grupos privilegiados tengan mucha tierra y otros grupos tengan poca tierra, sino en quién decide eso. El artículo 67 de Constitución Política de la República de Guatemala establece la“ Protección a las tierras y las cooperativas agrícolas indígenas. Las tierras de las cooperativas, comunidades indígenas o cualesquiera otras formas de tenencia comunal o colectiva de propiedad agraria, así como el patrimonio familiar y vivienda popular, gozarán de protección especial del Estado, asistencia crediticia y de técnica preferencial, que garanticen su posesión y desarrollo, a fin de asegurar a todos los habitantes una mejor calidad de vida. Las comunidades indígenas y otras que tengan tierras que históricamente les pertenecen y que tradicionalmente han administrado en forma especial, mantendrán ese sistema.” Así que es el Estado quien establece qué tierras son de las comunidades e, incluso, puede decidir qué tipo de desarrollo conviene más a la comunidad. Es como si el intendente del condominio pudiera decirme qué cuartos de mi casa son míos y cuáles va a alquilar para el beneficio de la comunidad.

No estoy de acuerdo con la idea de desarrollo colectivo que presentan los activistas, con su defensa ambientalista basada en el fantasma del calentamiento global o con sus prejuicios sobre lo que creen que es la sociedad capitalista occidental. No estoy de acuerdo con quieran decirme que debo estar de acuerdo con ellos en lo que consideran bueno. Sin embargo, estoy de acuerdo con ese reclamo de libertad que está en el fondo de sus argumentos. Cada comunidad debería ser libre de tomar las decisiones sobre su vida y su subsistencia que le convenga, sin que ningún ente externo, ya sea el gobierno o la cooperación internacional, le diga qué le conviene hacer. Cada comunidad debería ser dueña de su territorio y libre de negociar o no con quien tenga el capital para hacer proyectos en ella. Cada comunidad debería velar por sí misma y no esperar a que el gobierno la saque de la pobreza y le dé educación, salud, vivienda o internét, porque cada vez que reciben algo, deben dar algo más a cambio y todo va bien hasta que el gobierno les quita por la fuerza lo que ellos no hubieran querido dar.Quizás deberíamos preocuparnos más por establecer reglas claras en cuanto a la propiedad de la tierra y qué puede hacer el gobierno y qué no, antes de preocuparnos por una segunda, tercera, cuarta colonización. Nuestros pueblos no serán independientes mientras sigan esperando que el gobierno los cuide y les provea. Cuando la tierra no tiene dueño, alguien se quedará con ella.

El derrame de petróleo en el Golfo. Costos, obligaciones y responsabilidades.


Una de las condiciones más importantes de la libertad es la no violación de la libertad y derechos de otros.  Así, el que un individuo cause externalidades negativas para otros lleva consigo la responsabilidad de reparar los daños causados a estas personas.  La ley, defensora de los derechos y obligaciones de los ciudadanos, es la guía bajo la cual se decide cuáles serán las reparaciones adecuadas.

El derrame de petróleo el golfo de México y sus consecuencias

La torre de BP Deepwater Horizon

Esta condición de la libertad, ha sido pasada por alta por los medios de comunicación y los grupos de “defensa” del medio ambiente en aras de responsabilizar socialmente a una empresa que ha causado una multimillonaria pérdida para cientos de millones de personas en el golfo de México.  El 20 de abril de 2010 la planta petrolera de exploración “Deepwater Horizon” en el Golfo de México explotó y se hundió dos días después.  11 personas murieron en el accidente y un derrame de petróleo empezó a fluir desde el fondo marino.  El flujo de petróleo continúa fluyendo y los Estados Louisiana, Mississippi, Alabama, Texas y Florida fueron los primeros en ser afectados.  Además, la costa mexicana ha sido seriamente amenazada y el impacto en sus costas ya se evidenció.

El campo de petróleo marino es propiedad de la empresa Transocean Ltd y de la inglesa BP que es la empresa mayoritaria en la propiedad de este campo petrolero.

Desde el 20 de abril, más de 5,000 barriles de petróleo al día (790 m3/d) son derramados y la empresa petrolera ha invertido US$ 7 millones diarios para contener el desastre natural.  Respecto al inicio del derrame, los expertos en el tema han denunciado que el mismo pudo ser prevenido con la instalación de controles remotos de bloqueo utilizados actualmente por la normativa de los países petroleros Brasil y Noruega.  Esta regulación no existe en los Estados Unidos y el mismo no era utilizado.

610xSteven Wereley, profesor asociado de ingeniería mecánica en la Universidad de Purdue, analizó un video para analizar el flujo de petróleo que continúa fluyendo desde el accidente y su reporte confirmaba que el derrame por día era muchísimo mayor al reporte oficial de 5,000 barrilies diarios.  Wereley estimó que el flujo de petróleo era de alrededor de 56 mil a 84 mil barriles por día (8,900 a 13,400 m3/d).  Este número es equivalente a lo derramado cada 3.5 a 2.4 días en el famoso accidente del petrolero Exxon Valdez.[57] De ser confirmado este número, sin duda será absoluta responsabilidad de las empresas involucradas reparar los daños causados y enfrentar las demandas que ya se han presentado en los estados afectados.  Para conocer datos de los derrames de petróleo más grandes en la historia de la humanidad pueden ver información en este link: Los mayores derrames de petróleo – Wikipedia

Oil Slick in the Gulf of Mexico

Fotografía del derrame de petróleo en el Golfo de México (19 de mayo, 2010)

descargar imágen (1 MB, JPEG)

¿Debe el gobierno estadounidense tomar acción para reparar estos daños?

Como suele ocurrir en los medios de comunicación y de opinión política, luego de que una gran empresa comete un error el pueblo reclama la acción de su gobierno.  Las demandas de reacción por parte de los gobernantes son consideradas obligatorias y la intención final es castigar al malévolo empresario que abusa de su poder para enriquecerse sin responsabilidad sobre sus actos.

Sin duda, y sin que nadie pueda negarlo, es obligación del gobierno de cualquier estado la protección de los derechos de sus ciudadanos y reclamar el respeto de su propiedad privada y de la del Estado.  El gobierno de Estados Unidos y el de México (principales afectados hasta ahora) deben denunciar enérgicamente con el apoyo de sus leyes la reparación y pago de los daños causados por este derrame petrolero.  Sin embargo, no es obligación de los ciudadanos pagar por la reparación de estos daños con la intervención directa del gobierno para detener el derrame.  Solicitar a Obama que sea su gobierno el encargado de detener este derrame y, que el mismo sea pagado con los impuestos de contribuyentes americanos, es una violación a sus derechos de propiedad y un acto de expoliación ante la ley con el fin de favorecer a un grupo privilegiado.

Cualquier intervención del gobierno de Estados Unidos y México debe ser pagada por los responsables del derrame petrolero y debe diluirse este costo de reparación en los bolsillos de ningún ciudadano.

El día de hoy, BP empezó a implementar un nuevo plan de reparación de daños utilizando una mezcla de lodo y cemento para bloquear el flujo de petróleo (estimaron un 70% de éxito de este plan).  Si este procedimiento fallase, será hasta en agosto que podrán finalmente implementar un plan con mayores oportunidades de éxito.  De continuar el flujo durante más tiempo, este accidente será recordado y estudiado por la historia como el peor desastres naturales causado por el ser humano.  BP y las empresas miembros en la propiedad del grupo deberán ser responsabilizados.

Preguntas a resolver:

  1. ¿Cuánto tiempo más esperará el gobierno de Estados Unidos en organizarse con los expertos de BP para tomar acciones de reparación efectivas?
  2. ¿Cuándo confirmarán la cantidad de petróleo que se ha derramado diariamente desde el inicio de este derrame petrolero?
  3. ¿Cómo pagará BP y sus socios por la responsabilidad que tuvieron al no protegerse contra este derrame y por los consiguientes pasos de reparación de daños que fallaron?
  4. ¿Qué acciones tomará BP para detener el derrame si fracasa el proyecto “Top kill” que inició el día de hoy?

Al día de hoy BP ha gastado ya un estimado de US$760 millones (incluyendo el pago de personal, protección de áreas amenazadas, pago de demandas y petróleo que ya ha sido rescatado).  En menos de 12 horas sabremos las noticias sobre los resultados de la operación “Top kill” y estaremos cruzando los dedos para que las noticias sean afirmativas.

No a la RSE. Los empresarios trabajan por sus clientes.


“Corporate managers ought to pay attention to their primary purpose of making the company grow, but not so much that they neglect where they operate, the people with whom they deal, and so on.”  Tibor Machan en A primer on business ethics. más sobre el libro

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un concepto popularizado en los últimos años por los gurús del mundo de los negocios, la autoayuda y el trabajo en equipo.  Su intención, estimular y fomentar la educación ética y responsable de los empresarios y emprendedores que participan en sus seminarios y/o leen sobre el tema.

Sin embargo, la RSE es una máscara más para ocultar el popular odio y resentimiento con el cual se pretende culpar y etiquetar a los empresarios e innovadores como los artífices de las más horrendas historias corporativas.

Sobre la actividad emprendedora

Uno de los pilares fundamentales de la actividad emprendedora es la innovación y búsqueda de nuevos y mejores sistemas y/o herramientas para facilitar la vida de los seres humanos.  Aquellos emprendedores que demuestran ser existosos en esta obra suelen ser recompensados con la riqueza y el éxito en los negocios.

Otro de los pilares fundamentales de la actividad emprendedora es también la ética y responsabilidad; intrínsecas en la actividad empresarial.  Pero, ¿por qué son intrínsecas?  Porque el empresario actúa si y sólo sí, reconoce que existe una necesidad humana que él desea suplir.  Sus acciones serán siempre responsables pues intentar suplir alguna necesidad por métodos y sistemas irresponsables y/o faltos de ética eliminaría su condición de empresario innovador.

Sobre la RSE

La RSE tiene como misión la educación en la ética y la responsabilidad a quienes no són éticos y responsables.  ie. a los supuestos empresarios y líderes de la economía.  Más allá, la RSE tiene como misión la responsabilización de las personas exitosas por la miseria y necesidades de quienes no lo son.  Esta responsabilización tiene el nombre de “responsabilidad social”.  Al responsabilizar a algunos por la miseria de otros, se busca incentivar y justificar la redistribución de la riqueza de quienes tienen más para el beneficio de otros.

¿Y esto por qué es inmoral?

La RSE y quienes la promueven consideran que el hombre es en naturaleza malo y necesita ser educado y/o estimulado para realizar actos altruistas para beneficiar a personas más necesitadas.  Estos activistas consideran encontrar en la RSE una justificación para condenar a las industrias y sus líderes por el único crímen de haber creado nuevos servicios y enriquecerse en este proceso.

Aspirar a que todos seamos cada vez más felices y la pobreza sea eliminada parece ser la misión de la RSE.  Sin embargo, sus postulados sólo consiguen fomentar el sacrificio de las personas más exitosas y trabajadoras por el bien de aquellos más pobres.

“the doctrine of Corporate Social Responsibility basically holds that the primary goal of those in business must have to advance the social or common good, never mind their professional obligations to those who have hired them: their clients” Tibor Machan en The morality of business: a profession for human wealthcare. más sobre el libro

¿Qué hacer al respecto?

Entender las razones filosóficas por las que el sacrificio humano en beneficio de otros es malo tomaría mucho tiempo de estudio y análisis.  Así, el mejor lugar para iniciar este cuestionamiento podría ser leyendo los más de 30 libros que Tibor Machan ha escrito.  Y por supuesto, poner atención al discurso utilizado por conferencistas y escritores cuando escriban a favor de estas prácticas empresariales.

A continuación se publican algunos links hacia artículos y comentarios hechos por este profesor de filosofía.

Libros en Amazon de Tibor Machan que vale la pena conseguir: