Kelley Video Commentaries on Atlas Movie Scenes!


David Kelley, founder and CEO of The Atlas Society offers video commentaries on scenes from Atlas Shrugged Part 1. Here’s the link for his commentaries and we invite you all to check them,

Dagny Confronts James

In this scene early in the film, Dagny Taggart confronts her brother James about the need to upgrade a rail line. The scene illustrates the difference between objectivity and second-hand thinking.

Rearden and His Dependents

Hank Rearden indulges his ungrateful brother with a contribution and gets a political warning from a friend. These scenes illustrate the meaning of money.


Rearden Metal is Not for Sale

Hank Rearden rejects a government offer to buy the rights to his new metal, a conflict dramatizing the difference between individualism and collectivism.

And while you’re thinking about the Atlas movie, read David Kelley’s thinking on “The Capitalist Ideal: The Moral Vision of Atlas Shrugged.”

And while you’re thinking about Taggart Transcontinental, read Frank Bryan’s review of the book Nothing Like It in the World: The Men Who Built the Transcontinental Railroad, 1863-1869.

And while you’re thinking about a transportation revolution, consider David Mayer’s piece on “Completing the American Revolution.”

Primero la crisis económica y luego, ¿hasta cuándo seguiremos en depresión?


Video: The Last Laugh – Crisis Subprime – Subtitulos Castellano

Tan sólo necesité ver este programa para entender las causas y efectos causados por la reciente volatilidad en la bolsa de valores de Estados Unidos.  Sin duda, el sarcasmo, la inteligencia y el humor son la mezcla ideal para “enlight” la mente de cualquier persona.

Me fascinó la explicación de los causantes de tan “preocupante volatilidad del mercado”.  Se las recomiendo mucho.  Sólo esto es necesario para entender el rol que juegan los sentimientos humanos en el mercado.

Tal parece que el causante de esta última crisis (de muchas otras que ha habido) fue de nuevo la falta de ética, irresponsabilidad y abuso de poder en manos de toda una demoledora industria crediticia.  La entrega de cientos de millones de dólares en hipotecas pequeñas se convirtió lentamente en un paquete tan grande como la bolsa de regalos de Santa Claus.  La única diferencia es que esta bolsa se reventó antes de que llegara la navidad.

El resto fue tan sólo la histeria de los especuladores en el mercado que desde hace algunas semanas han jugado a “perder” millones de dólares en un día y “ganar” millones de dólares en otros mercados al día siguiente.

Al final, el más inteligente ahora será aquella persona con suficiente dinero para lanzarse a comprar acciones en el mercado instantes antes de que el valor de las mismas suba como un cohete directo a la luna.  Mientras tanto, los gobiernos han abrazado las políticas keynesianas y se han encargado de comprar “deudas” para “rescatar” las bombas que ellos mismos permitieron al especular con las tasas de interés durante años.

Recuerden que la crisis económica no puede desaparecer, retroceder o eliminarse.  Lo único que puede hacerse es forzar un “alto” al proceso de destrucción creativa del mercado (a través de más irresponsabilidades inflacionarias en la banca central).

La depresión económica es inminente y los efectos aún están por verse en el mundo entero.  Fuimos engañados y siempre lo supimos.  ¿Ingenuos o idiotas?

Visiones cristianas sobre el dinero y la riqueza


“A lo largo de los siglos ha habido hombres que han dado pasos en caminos nuevos sin más armas que su propia visión. Sus fines diferían, pero todos ellos tenían esto en común: su paso fue el primero, su camino fue nuevo, su visión fue trascendente y la respuesta recibida fue el odio. Los grandes creadores, pensadores, artistas, científicos, inventores, enfrentaron solos a los hombres de su época. Todo nuevo pensamiento fue rechazado. Toda nueva invención fue rechazada. Toda gran invención fue condenada. El primer motor fue considerado absurdo. El avión imposible. El telar mecánico, un mal. A la anestesia se la juzgó pecaminosa. Sin embargo, los visionarios siguieron adelante. Lucharon, sufrieron y pagaron por su grandeza. Pero vencieron.”  Howard Roark en El Manantial

Durante siglos los hombres creativos han sido considerados enemigos públicos.  Los creadores, los empresarios y comerciantes desde tiempos inmemorables han sido tratados como una clase de seres humanos distinta e inferior.  El trabajo y el lucro ha sido considerado por muchos como inmoral y deleznable.  Crear riqueza y hacerse rico fue considerado por la religión cristiana como un pecado.  Tal ha sido la antipatía de la religión cristiana por el genio creativo que en los escritos bíblicos se narra como Jesucristo, el hijo del dios cristiano enviado a la tierra, ennobleció la vida en pobreza y el altruismo irracional.

Imágenes que narran esta visión del hombre creativo en la sociedad occidental podrán verlas en la exhibición en línea que la Universidad de Harvard ha publicado con el nobre Coin and Conscience: Popular Views of Money, Credit and Speculation (Moneda y conciencia: opiniones populars sobre el dinero, el crédito y la especulación).

La exhibición online cuenta con un catálogo de la Biblioteca Baker de la Harvard Business School con más de 1,000 imágenes grabadas en madera, litografías y otras publicaciones del siglo XVI al XIX.  Entre los artistas que trabajaron las imágenes se encuentran Breughel, Goltzius, Rembrandt, Hogarth y Gillray.

El catálogo está dividido en las siguientes categorías:

  • opiniones sobre las tasas de cambio, bancos, tesoros,
  • retratos de banqueros y financistas,
  • sátiras políticas, finanzas nacionales e impuestos,
  • imágenes de prestamistas, avaricia, corrupción, pobreza, caridad y antisemitismo,
  • imágenes sobre la especulación y el crédito

La mayoría de las imágenes tienen una importante influencia del pensamiento cristiano respecto al lucro y a la creación de riqueza en este mundo terrenal. En el cristianismo se ha considerado que el lucro es pecaminoso y la creación de riqueza una falta moral contra la que consideran la “virtud de la pobreza”.  Muchos han sido los movimientos que han intentado re-escribir la historia de la relación entre la creación de riqueza y la actividad empresarial con el pensamiento cristiano.  Sin embargo, para estas personas es imposible borrar la historia que contradice todos y cada uno de sus argumentos.  Los invitamos a visitar el sitio web para conocer algunos de los prejuicios que por más de 4 siglos se han permeado en la sociedad occidental.