Si la gente supiera


Seguro que algunos ya se toparon con esta imagen en alguna red social, yo la he visto varias veces pero hasta ayer me pregunté qué pasaría si todos nos bajáramos de la tabla y dejáramos que el gobierno cayera al vacío. La idea de la imagen, como yo la comprendo, es que somos un montón de individuos que dejamos que alguien nos gobierne, sin comprender que ese que está ahí debe ser un servidor público, que su deber es cuidar ciertos intereses nuestros y no deberíamos permitir que se extralimite en sus facultades. Si todos diéramos un paso atrás, ese gobernante no podría sostener al Estado por sí mismo. Supongo que la idea no es cambiar al que está en el estrado por uno de los que forman el grupo del otro lado de la tabla, eso sería elegir un pan con lo mismo.

¿Cómo sería la imagen después de la caída del gobierno? ¿Nos convertiríamos en grupos de salvajes peleando con otras tribus por territorios y riquezas? ¿Empezaríamos a construir de nuevo la tabla salvadora para establecer un nuevo gobierno que proteja a los débiles de los abusos de los fuertes? ¿Usaríamos a los débiles como esclavos? ¿Nos aislaríamos en grupos pequeños y pacíficos que no pelearían con otros grupos? ¿Estableceríamos un libre comercio y resolveríamos los problemas de los individuos con jueces privados? Yo no tengo una respuesta definitiva; sin embargo, sé que elegiría asociarme con otros individuos que respetaran la libertad individual y que concideraran la vida su máximo valor. De hecho, buscaría a alguien como el profesor, de la novela The Moon Is a Harsh Mistress, de Robert A. Heinlein, quien al ser cuestionado por otro de los personajes sobre su postura política declara:

“But—Professor, what are your political beliefs?”

“I’m a rational anarchist.”

“I don’t know that brand. Anarchist individualist, anarchist Communist, Christian anarchist,

philosophical anarchist, syndicalist, libertarian—those I know. But what’s this? Randite?”

“I can get along with a Randite. A rational anarchist believes that concepts such as ‘state’ and

‘society’ and ‘government’ have no existence save as physically exemplified in the acts of self-responsible

individuals. He believes that it is impossible to shift blame, share blame, distribute blame . . . as blame,

guilt, responsibility are matters taking place inside human beings singly and nowhere else. But being

rational, he knows that not all individuals hold his evaluations, so he tries to live perfectly in an imperfect

world . . . aware that his effort will be less than perfect yet undismayed by self-knowledge of self-failure.”

Ambos personajes están discutiendo cuáles son las mejores normas para una sociedad, el segundo personaje se desespera un poco con el profesor porque éste parece no estar de acuerdo con ningún grupo de normas que se le presentan:

Wyoh plowed doggedly into Prof, certain she had all answers. But Prof was interested in questions

rather than answers, which baffled her. Finally she said, “Professor, I can’t understand you. I don’t insist

that you call it ‘government’—I just want you to state what rules you think are necessary to insure equal

freedom for all.”

“Dear lady, I’ll happily accept your rules.”

“But you don’t seem to want any rules!”

“True. But I will accept any rules that you feel necessary to your freedom. I am free, no matter what

rules surround me. If I find them tolerable, I tolerate them; if I find them too obnoxious, I break them. I

am free because I know that I alone am morally responsible for everything I do.”

“You would not abide by a law that the majority felt was necessary?”

“Tell me what law, dear lady, and I will tell you whether I will obey it.”

Creo que es cierto que muchas personas desconocen el poder que tienen, no sólo para pelear por sus derechos, para instaurar o derrocar gobiernos. Hay muchos que desconocen el poder de su propia libertad, su poder para usar la razón y decidir qué leyes nos benefician y cuáles otras nos hacen daño. Antes de tirar al gobernante del otro lado de la tabla yo le preguntaría a ese grupo de personas si están listas para vivir por sí mismas y dejar a los otros vivir por sí mismos, si están dispuestos a abandonar el uso de la fuerza para obligar a los otros a aceptar sus leyes, si están dispuestos a comprender que son moralmente responsables de sus acciones, que pueden convivir y cooperar con los otros sin necesidad de dominarlos o dejarse dominar.

Hablando de los impuestos y ser mejor persona


Una amiga me hizo un comentario respecto al post en que me preguntaba si pagar impuestos me hace mejor persona, me dijo: “Por supuesto que no me hace mejor persona, pero lamentablemente, aquí en Guatemala si no los pago, corro el riesgo de ir a la cárcel y obtener una condena, mucho más rápido que el proceso de un asesino.”

Primero me recordó una entrevista en la que el Doctor Martin Krause responde a la pregunta ¿El liberalismo le da la espalda a los desprotegidos? (pueden verla acá) él habla de la benevolencia y explica cómo una persona puede ser generosa con lo propio y no puede decir que lo fue cuando pagó impuestos a ciegas para que otro hiciera algo “bueno” con ese dinero. Espero no haber dado la impresión de estar proponiendo volvernos evasores de impuestos, porque mientras vivamos bajo ciertas leyes hay que cumplirlas. Mi idea era hablar de las justificaciones que nos damos a nosotros mismo cuando pensamos que estamos “haciendo el bien” al pagar nuestros impuestos.

También me hizo preguntarme el motivo por el que el gobierno le pone tanto empeño a perseguir a los evasores de impuestos. Mi primer impulso fue pensar en la simple corrupción, si los funcionarios se roban el dinero que todos damos, tienen menos que robar si algunos no dan, así que persiguen a esos para tener más que robar y para dar la impresión de que son muy honestos y persiguen y castigan a los ladrones. Llevando la idea a un plano menos corrupto, creo que tiene que ver con la naturaleza de los propios impuestos. Cada ciudadano aporta una parte de sus ingresos y eso se va a un fondo común que el gobierno administra. Es como si todos metiéramos nuestras monedas en el mismo cochinito y al final alguien tiene que decidir en qué invertirlo. Eso significa que lo que se usa en carreteras no se usa en medicinas, lo que le dan a unos significa algo que no le darán a otros. ¿Cómo se puede ser justo para repartir las monedas? ¿Cómo decidimos quién necesita más y quién necesita menos? Desde esta perspectiva, quien no mete su moneda en el cochinito es el peor ladrón de todos, porque nos está robando a todos y el gobierno le aplica todo el peso de la ley.

Si el gobierno es el único que tiene el poder para administrar nuestras monedas algún funcionario debe decidir cómo repartirlas. Si nos van a dar comida a todos (porque en todo caso la idea es que todos obtengamos los beneficios de aquello para lo que cooperamos) ese funcionario podría decidir que las galletas no son fundamentales para una dieta balanceada y las quitará de la lista de alimentos que nos dan, como damos mucho de nuestro dinero no podemos pagar nuestras galletas, así que poco a poco perderíamos nuestra libertad de elegir qué queremos comer.

El asunto no es preguntarnos si la salida es evadir impuestos, debemos preguntarnos por la moralidad de estos y por nuestra responsabilidad con nosotros mismos y nuestra libertad.

 

How the Grinch Stole the Free Market


La navidad es una de esas épocas del año que está llena de historias y cuentos tradicionales, llena de personajes que recordamos año tras año. Charles Dickens escribió “A Christmas Carol” en 1834 y desde ese entonces los fantasmas de las navidades pasadas, presentes y futuras forman parte de nuestro imaginario. Hay cientos de adaptaciones de dicha historia, el propio Dickens reescribía cada año ciertas partes de la misma. Quiero compartir una versión de otro clásico de la literatura, Sarah Skwire adaptó “How the Girnch Stole Christmas” la conocida historia de Dr. Seuss y la publicó en su blog Modified Rapture con el título de “How the Grinch Stole the Free Market”. Espero que la disfruten.

 

How the Grinch Stole the Free Market

All the folks
Down in Galt’s Gulch
Liked Markets a lot…

But the Grinch,
Who lived just North of Galt’s Gulch,
Did NOT!

The Grinch hated Markets! Especially free ones!
Now, please don’t ask why. No one quite knows the reasons.
It could be that his head wasn’t screwed on quite right.
It could be, perhaps, that his rings were too tight.
But I think that the most likely reason of all
May have been that his brain was two sizes too small.

Sigue leyendo

Foro hoy. La diferencia que hizo Manuel Ayau @UFMgt


El día de hoy se realizará el primer foro en honor a Manuel Ayau Cordón. Muso Ayau fundó la Universidad Francisco Marroquín, el Centro de Estudios Económicos-Sociales y líder del movimiento de ProReforma. Fue un filósofo, padre de familia, autor de varias obras de economía y un exitoso empresario guatemalteco.

En su honor, la UFM organizará un foro discutiendo el impacto de este personaje guatemalteco durante dos días (los miércoles 03 y 10 de agosto de 2011) en el que se discutirán sus aportes en Guatemala y América Latina en las áreas de las Ciencias Sociales, la economía, la filosofía, la industria y la actividad empresarial.  ¡Un evento que no pueden perderse!

Foro 1

Día: miércoles 03 de agosto de 2011

Hora: 5:30 – 8:00 p.m.

Lugar: Auditorio Juan Bautista Gutierrez

Foro 2

Día: miércoles 10 de agosto de 2011

Hora: 6:00 – 8:40 p.m.

Lugar: Auditorio Juan Bautista Gutierrez

¿Cómo vender las ideas del liberalismo clásico?


Más sexis que ella

Más atractivos que el

O quizás más sensual que ellos,

¡En fin, no se trata de hacerlas bonitas, flacas y graciosas! La mejor receta para vender cualquier idea es hablar sin contradicción, buscando la verdad y viviendo íntegramente los valores que difundimos.  En serio, no hay mejor forma de enseñar, compartir y demostrar a otros que algo es bueno o malo sino hasta que lo ponemos en práctica y somos un ejemplo vivo de la excelencia.  Por eso, yo digo a todas voces “I am John Galt!”  ¿Qué opinan?

Kosmos: nueva red social libertaria


La red social Kosmos es la más reciente iniciativa del Institute for Humane Studies de la Universidad George Mason.  KosmosOnline.org es una red social creada para académicos clásico-liberales que desean compartir información de contacto, discutir temas de interés y recibir información sobre becas, eventos y nuevas publicaciones en sus campos de interés.

Algunos de los servicios disponibles son:

  • People search: búsquedas por nombre, universidad e intereses de investigación.
  • login choices – interacción con otras redes sociales (Facebook, Google OpenID)
  • Calendar listing de eventos y conferencias alrededor del mundo
  • Interviews en línea con académicos clásico-liberales alrededor del mundo
  • Groups: para disciplinas académicas específicas, catedráticos, estudiantes universitarios, estudiantes de posgrado, etc.
  • Opportunities una sección con ofertas de empleo, información sobre publicaciones y candidaturas disponibles.

Los invitamos a unirse a este nuevo sitio de discusión y, ¡felicitamos a The Institute for Humane Studies por tan buena iniciativa!