La perversión de la ley


“¡Ley pervertida! ¡Ley – y con ella, todas las fuerzas colectivas de la Nación – desviada de su objetivo legítimo y dirigida a un objetivo totalmente contrario! ¡Ley convertida en instrumento de todas las codicias, en lugar de frenar las codicias! ¡Ley hacedora de iniquidad, cuando su misión era castigar la iniquidad! Ciertamente se trata de una situación grave y de su existencia se me debe permitir alertar a mis conciudadanos.

¿Cómo ocurrió esta perversión de la ley? ¿Y cuáles han sido las consecuencias? La ley se ha pervertido bajo la influencia de dos fuerzas radicalmente diferentes: el egoísmo falto de inteligencia y la falsa filantropía. (…)

Bajo estas circunstancias, es concebible que la ley, en lugar de frenar la injusticia, se convierta en instrumento de injusticia, el más poderoso de todos los instrumentos de injusticia. Según el poder del legislador, es concebible que la ley construya, para provecho del legislador y en detrimento del resto de la humanidad, un sistema en el cual la esclavitud, la opresión y la expoliación agreden en diferentes grados la persona, la libertad y la propiedad.”

Lo anterior fue escrito por Frédéric Bastiat (1801-1850) mientras buscaba explicar la crisis de principios e ideas en que vivía el pueblo francés.  Los recientes acontecimientos en la escena política y legislativa en Guatemala son un reflejo de cómo la falta de objetividad, el egoísmo irracional y la deshonestidad intelectual han sumido a nuestro país en una crisis de principios como nunca antes vista.

La corrupción, los privilegios y el favoritismo corporativista están a la orden del día; su origen se encuentra en la inminente contradicción de valores e ideas que durante generaciones han desarrollado un sistema sui generis del corporativismo latinoamericano.

¿La solución?

  • La introspección informada, sin contradicciones, honesta y racional de los ciudadanos para entender cuáles son sus derechos y obligaciones.
  • El rescate de la definiciones de justicia, verdad y ley.
  • La devolución del poder del gobierno limitado a manos de un nuevo sistema constitucional que no permita los privilegios legalizados.
  • El rechazo moral de los corruptos, de sus familias y de quienes lucran en estos sistemas de gobierno mercantilistas.

Sobre los derechos de los animales


“Debido a que el hombre posee el libre albedrío no es necesario hacer uso de la acción humana o del producto de su creación y toma de decisiones (taxis) para la toma de acciones metafísicas. Con respecto a cualquier creación del hombre es válido decir que el hombre eligió crearla, más no era inherente a su naturaleza creadora el hacerlo. Ya que pudo haber hecho lo contrario (destruir o no crear).” paráfrasis del libro: The Ayn Rand Lexicon.

Hace algún tiempo encontré la revista New Scientist y su publicación del artículo “Just Like Us” (traducción: Justo como nosotros) que fue escrito por Kate Douglas. El artículo explica los fundamentos de un movimiento de acción afirmativa que busca otorgar derechos a ciertos animales en igualdad con los derechos individuales de los seres humanos.

The Great Ape Project (Projecto del Gran Simio) es un proyecto que busca extender derechos humanos a chimpancés, gorilas, bonobos y orangutanes que busca otorgar derechos como el siguiente:

The protection of individual Liberty: Members of the community of equals are not to be arbitrarily deprived of their liberty; if they should be imprisoned without due legal process, they have the right to immediate release. The detention of those who have not been convicted of any crime, or of those who are not criminally liable, should be allowed only where it can be shown to be for their own good, or necessary to protect the public from a member of the community who would clearly be a danger to others if at liberty. In such cases, members of the community of equals must have the right to appeal, either directly or, if they lack the relevant capacity, through an advocate, to a judicial tribunal.

La protección de la libertad individual: los miembros de la comunidad de iguales no podrán ser privados de manera arbitraria de su libertad. Si los mismos, son enviados a prisión sin cumplir el debido proceso tendrán derecho a ser liberados inmediatamente. La detención de aquellos sin ser previamente acusados de un crimen, o que no cumplen las condiciones necesarias de ser acusados, será permitida solamente cuando se demuestre que la misma será por el bien de los detenidos o de aquellos que lo rodean. En los casos de detención los miembros de la comunidad de iguales tendrán el derecho a apelar directamente o, en ausencia de capacidades de defensa propia, serán defendidos por un tribunal judicial.

La organización fue creada para defender a los animales y evitar que siendo objeto de horrendas violaciones.  Su misión es crear  legislación que proteja los derechos a la vida, la protección de la libertad individual y la prohibición de la tortura de animales.

La organización busca ir “más allá de la filosofía” y considera necesario reconocer que hay ciertos animales capaces de socializar y tener sentimientos.  Sin embargo, temas como este no pueden escapar de la filosofía. Porque, los derechos humanos tan sólo son accesibles para aquellos seres capaces de tomar decisiones racionales o irracionales luego de hacer una valuación de costos de oportunidad empleando el libre albedrío.

Un niño posee derechos humanos limitados mientras sea incapaz de desarrollar su capacidad de razonar y elegir entre opciones distintas haciendo uso de su comprensión entre el bien y el mal. En ese estadio de crecimiento, cualquier hombre, carece de derechos humanos completos a la vez que carece de responsabilidad por sus actos según establecen las normas de convivencia humana. Estas personas, niños o personas con deficiencias mentales, están bajo el cuidado y protección de hombres e instituciones que se encargan de velar por su seguridad y la de aquellos que lo rodean.

Similar pero distintos a los niños, pretender que sólo porque un animal sea capaz de “pintar”, “sentarse a ver televisión” y comer bananas sin cáscara no es una justificación para otorgarles derechos. ¿Por qué? porque los animales actúan instintivamente y reaccionan a actos aprendidos luego de ser dañados, castigados o premiados.

Considerar que un animal podría adquirir derechos humanos de vida, libertad individual y protección contra la tortura, sería dejar a un lado el hecho de que el hombre es el único ser vivo que razona sus actos y hace uso del libre albedrío.

Es loable que haya personas interesadas en proteger a los animales y evitar que la tortura y/o violencia contra animales salvajes y doméstico continúe.  Sin embargo, la solución no se encuentra en otorgar derechos humanos a animales; la solución única para esta duda filosófica se encuentra en hacer uso de la libertad negativa. La libertad negativa establece normas que regularán y limitarán la acción humana de No violar, No torturar, No lastimar o mal alimentar a animales que estando o no bajo su cuidado sean objetos de daños por un ser humano.

No importa que los seres humanos compartamos el 96% de nuestro ADN con los gorilas o el 90% del ADN con los roedores.  La diferencia genética no está en cuestión en este caso como muchos pretenden.  La diferencia se encuentra en nuestra capacidad de tener sentimientos y hacer uso de la razón.

Ahora, los dejo con un poco de humor para completar el post!

Ali G – On Animal Rights

Quienes rompen la ley y se entronizan en el poder


La ley, ¡pervertida! La ley y tras ella todas las fuerzas colectivas de la nación, ha sido no solamente apartada de su finalidad, sino que aplicada para contrariar su objetivo lógico. ¡La ley, convertida en instrumento de todos los apetitos inmoderados, en lugar de servir como freno! Frédéric Bastiat

La historia latinoamericana está plagada de políticos que “rompieron” con la ley y se establecieron en el poder acumulando privilegios.  El político, con la única intención de conseguir votos, ofrece privilegios y redistribuir la riqueza.  Luego, ya entronizados en el poder buscar mantenerse en él por más tiempo del que su elección les permite.  Una tercera vía, la de los políticos corruptos sale del gobierno y se esconde detrás de las cortinas de la política ya enriquecidos y millonarios con empresas que se sostienen de prestar servicios al gobierno.

Pero, ¿en qué ha fallado la democracia?

La primera falla se encuentra en que nuestros sistemas de gobierno han sido incapaces de establecer los frenos necesarios a los distintos poderes del gobierno.  De ahí que muchos políticos, presidentes y congresistas se hagan de inmensas cuotas de poder (tal y como hicieron los reyes).  La otra falla se encuentra en que los pocos frenos existentes han sido violados por leyes manipuladas a conveniencia de los gobernantes.  La ley máxima de un país, la Constitución, debió ser escrita para defender los derechos de los individuos y proteger a los ciudadanos de hombres que buscan otorgar privilegios para algunos pocos “elegidos”.

Una de las mejores obras para explicar lo anterior fue escrita por Frédéric Bastiat y hoy los invitamos a leerla completa: Sigue leyendo