Democracia; el engaño latinoamericano.


“El pelado podía ser rey mientras era prisionero, y entonces se dejaba reducir a la servidumbre.  Era un soberano cómodo y apoltronado, un ser incapaz de concebir una ruptura ni de nadar contra la corriente, alguien que se inventaba amores ocultos para reemplazar el amor impuesto.”

Este es un abstracto sobre el amor que escribió Jorge Fernández Díaz.  Ese es el amor, el sentimiento pérfido y letal que sentimos todos los seres humanos por el cuerpo fugaz que nos acompaña por las noches, el amor por la familia y finalmente el amor por la patria y la nación.

La democracia latinoamericana es joven, una débil niña que espera crecer y superar las batallas que los humanos hemos impuesto sobre tan formidable idea.  Sin embargo, nunca hemos vivido bajo un estado democrático de organización social y tampoco hemos trabajado para alcanzarlo.  América Latina es desde sus inicios el producto histórico de una sociedad que por motivos socioeconómicos y no raciales ha sido desvirtuado bajo ideas aún muy lejanas de alcanzar.  Sus héroes son los mismos hombres que año con año escupen sobre su nombre democrático y republicano al esparcir la expoliación de los pocos sobre los muchos.

América Latina no se encuentra bajo un sistema característico de las democracias nacientes y jóvenes.  Sino, es el producto de un engaño histórico que hemos adaptado de la literatura occidental con los caprichos románticos que Virginia Wolf encarnó en historias de amor y desamor por el ser humano.

Anuncios

Guatemala: el milagro de las telefonía celular y el Internet


Es común escuchar que Guatemala es uno de los países más pobres y con mayor desigualdad en el poder adquisitivo de Latinoamerica.  Sin embargo, ocupa el puesto número 10 de América Latina en la cantidad de usuarios con acceso a servicio de Internet y tiene más líneas de teléfonos celulares que habitantes en el país (la relación es 1.2 teléfonos por cada habitante y la cifra continúa aumentando).

Este milagro económico ha permitido a millones de guatemaltecos estar conectados con tecnología del primer mundo en un mercado competitivo y dinámico.  El origen de este milagro fue la Universidad Francisco Marroquín  donde se gestaron las ideas para la creación de una de las leyes de telecomunicaciones más avanzadas y modernas en esa materia.  Estas ideas son el resultado de la puesta en práctica de los principios económicos de la Escuela Austríaca de Economía en la liberalización del mercado pues, tal y como dijo Ludwig von Mises, la división del trabajo y la protección de los derechos de propiedad privada es la única manera en que se intercambian bienes y servicios de manera más eficiente,

“En la imaginaria construcción de una economía pura o de mercado no interferido suponemos qu se practica la división del trabajo y que rige la propiedad privada (el control) de los medios de producción; que existe, por tanto, intercambio mercantil de bienes y servicios.  Se supone, igualmente, que el funcionamiento del mercado no es perturbado por factores institucionales.  Se da, finalmente, por admitido que el gobierno, es decir, el aparato social de compulsión y coerción, estará presto a amparar la buena marcha del sistema, absteniéndose, por un lado, de actuaciones que puedan desarticularlo (…)”  Ludwig E. von Mises.  La Acción Humana.  Sobre la economía pura de mercado.

Los invitamos a ver la siguiente entrevista con Alfredo Guzmán, ex-alumno de la UFM y gerente de la empresa estatal que contrataba las telecomunicaciones en el país.  Esperamos que la disfruten:

The Guatemalan Telecommunications Miracle: A Conversation with Alfredo Guzman. Via: 

Además, pueden leer y escuchar las entrevistas realizadas por la UFM respecto a este tema en las siguientes direcciones en línea:

Quienes rompen la ley y se entronizan en el poder


La ley, ¡pervertida! La ley y tras ella todas las fuerzas colectivas de la nación, ha sido no solamente apartada de su finalidad, sino que aplicada para contrariar su objetivo lógico. ¡La ley, convertida en instrumento de todos los apetitos inmoderados, en lugar de servir como freno! Frédéric Bastiat

La historia latinoamericana está plagada de políticos que “rompieron” con la ley y se establecieron en el poder acumulando privilegios.  El político, con la única intención de conseguir votos, ofrece privilegios y redistribuir la riqueza.  Luego, ya entronizados en el poder buscar mantenerse en él por más tiempo del que su elección les permite.  Una tercera vía, la de los políticos corruptos sale del gobierno y se esconde detrás de las cortinas de la política ya enriquecidos y millonarios con empresas que se sostienen de prestar servicios al gobierno.

Pero, ¿en qué ha fallado la democracia?

La primera falla se encuentra en que nuestros sistemas de gobierno han sido incapaces de establecer los frenos necesarios a los distintos poderes del gobierno.  De ahí que muchos políticos, presidentes y congresistas se hagan de inmensas cuotas de poder (tal y como hicieron los reyes).  La otra falla se encuentra en que los pocos frenos existentes han sido violados por leyes manipuladas a conveniencia de los gobernantes.  La ley máxima de un país, la Constitución, debió ser escrita para defender los derechos de los individuos y proteger a los ciudadanos de hombres que buscan otorgar privilegios para algunos pocos “elegidos”.

Una de las mejores obras para explicar lo anterior fue escrita por Frédéric Bastiat y hoy los invitamos a leerla completa: Sigue leyendo

Razones para creer en un mundo mejor


Por cada tanque que se fabrica en el mundo…

se fabrican 131,000 peluches.

Por cada Bolsa de Valores que se desploma…

hay 10 versiones de “What a Wonderful World”.

Por cada persona corrupta…

hay 8 mil donando sangre.

¿Ya empezaste a hacer el cambio?  Cónoce cómo hacerlo acá: The Fountainhead Book Club.

Responsabilidad ciudadana: No al alza de impuestos


Las reformas fiscales y el usual incremento de impuestos que conllevan son la estrategia utilizada por los líderes de América Latina desde tiempos inmemorables para cumplir sus promesas políticas.  Los efectos de este aumento de impuestos no les incumben y es responsabilidad de los ciudadanos conocerlos.  Así, el círculo vicioso del alza de impuestos y el consecuente empobrecimiento de un país es responsabilidad de los ciudadanos.

El aumento de impuestos en cualquier lugar del mundo es directamente proporcional a un descenso de la riqueza de los países.  El pago de impuestos implica una reducción de las ganancias que generan las empresas privadas y una reducción al valor del dinero que ganan los asalariados.

¿Por qué es responsabilidad de los ciudadanos el que haya alzas de impuestos?  Es su responsabilidad porque desconocen los principios económicos que posibilitan la eficiente división del labor, la generación de riqueza y el desarrollo económico.  Estos principios, tan simples como la libertad de los individuos para generar riqueza y la imprescindible seguridad de sus inversiones suelen ser dados por hecho y/o son desconocidos por las masas sin educación.

Estudiar economía es tan importante como estudiar filosofía, historia y teoría política.  Estudiar y leer es indispensable para que los gobernantes no abusen de las garantías y libertades que se les concede al ocupar un puesto político.  Si acaso buscamos detener el alza a los impuestos y las reformas fiscales que los burócratas de nuestros países impulsan es necesario que eduquemos a las masas ignorantes.

Sí, la educación es necesaria… pero siempre hubo antes dinero suficiente para pagarla.