Crecimiento, inflación y ciudades fantasmas de la economía de China


Nuevos edificios en construcción siguen apareciendo alrededor de edificios desocupados durante años en toda China

El crecimiento económico de la República Popular de China se ha mantenido en los últimos años con asombrosos niveles de crecimiento de su Producto Interno Bruto del 10% anual.  Así, es de suponer que la República Popular de China (CHN) y sus ciudadanos son un país cada vez más rico que ha aprovechado las dádivas del libre mercado, la competencia y la producción en masa para las masas.

Sin embargo, esta producción de riqueza se ha mantenido en niveles muy superiores a los del resto del mundo (en especial luego del 2008) sólo con la inversión del gobierno Chino en el desarrollo de grandes complejos industriales y ciudades que han creado millones de empleos para crear la burbuja de bienes raíces más grande de la historia de la humanidad.  El crecimiento de la República Popular de China como en cualquier otra economía mixta del planeta se ha mantenido creciendo sólo en detrimento de sus ciudadanos y favoreciendo en desarrollo de una multimillonaria elite alrededor del Partido Comunista Chino.

¿Y cuál es esa burbuja?

Es una burbuja de 64 millones de hogares desocupados y de un exceso crediticio (o de movilidad) en la provisión de dinero para invertir en obras de infraestructura que fue creada por orden del gobierno de la CHN para alcanzar sus metas de crecimiento económico. Este exceso crediticio inició con excedentes de capital acumulados por las exportaciones chinas que necesitaban salidas para invertirse y, en ausencia de un verdadero libre mercado, surgen fenómenos de inversión y recalentamiento económico dirigidos por el gobierno central que busca detener la inflación con métodos artificiales.

Ciudades enteras de millones de habitantes fantasmas han surgido en los últimos 15 años a lo largo y ancho de China en respuesta a órdenes del gobierno central y es de suponer que nunca serán ocupadas.  El gobierno de CHN ha creado una burbuja que acabará con todas la definiciones previas de lo que una burbuja de bienes raíces es.

Para algunos economistas, una burbuja económica de bienes raíces es el resultado de una caída de los precios superior al 20%.  Otros establecen que una burbuja es el resultado de la caída de ventas en el mercado inmobiliario de un 20% – 30%.  En CHN la demanda de hogares no es ni siquiera cercana al 20% de la oferta disponible de millones de nuevos hogares, tiendas y edificios y la población sigue siendo en su mayoría muy pobre.  Ni siquiera en los próximos cinco años lograrán ocupar un 20% más de esos 64 millones de unidades fantasmas.

Sin duda, la República Popular de China nos sorprenderá tarde o temprano cuando esta burbuja explote y quienes suponen que China sería “la economía del futuro” comprenderán cuan equivocados se encontraban.  Lamentablemente, esta burbuja seguramente arrasará con las economías de todo el mundo.

Más información e imágenes en:

Modernización del sector portuario marítimo en Guatemala


Es importante que Guatemala ponga especial interés en la modernización de los puertos, dado que el eficiente funcionamiento de los mismos es fundamental para enfrentar los retos de la globalización. Juan Francisco Mollinedo, a través de su experiencia como inversionista, habla de su preocupación por los compromisos y convenios internacionales que atan a Guatemala; influencia política, problemas de infraestructura; falta de planes maestros.  Propone la participación directa de inversionistas privados para promover el desarrollo integral.  Roberto Blum comenta acerca de la función del gobierno; ventajas del mercado, y del paradigma tradicional regulatorio que inhibe el desarrollo de los países.

Vean el video con la conferencia completa sobre el tema en:  La reforma desde la perspectiva económica

Seminario de Análisis Financiero en el sector inmobiliario de Guatemala


El boom previo a una crisis económica suele ser acompañado por aumentos en las inversiones fijas, principalmente en el sector inmobiliario.  Estas inversiones, fomentan los créditos a largo plazo con sistemas de hipotecas y/o préstamos a largo plazo que movilizan los ahorros (reales o ficticios) de los inversionistas hacia el sistema bancario y, por lo tanto, permiten el aumento del crédito bancario a potenciales inversionistas.

El ejemplo de esto, lo observamos durante la reciente crisis financiera en los Estados Unidos luego de que la Reserva Federal de los Estados Unidos interviniera durante muchos años en la libre fijación de las tasas de interés sobre ahorros y préstamos; además de que, estableció un vicioso sistema de endeudamiento privado que sumió en la crisis fiscal a bancos que no pudieron respaldar sus créditos con ahorros reales de sus cuentahabientes.

Para conocer con mayor detalle este y otros temas, La Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín organizará del 21 al 22 de julio del presente año el Seminario Ejecutivo: Análisis financiero en el sector inmobiliario que contará con la participación del Doctor Kwa Teow Hwa de la Universidad de Texas A&M.

Más información,

El éxito de 25 años de dominios en Internet


“Solamente con propiedad privada de los medios de producción, con libertad de selección por parte del consumidor y libertad de selección por parte del productor es que mercados libres tienen sentido y pueden funcionar.” Henry Hazlitt en el artículo La Propiedad Privada como Requisito Indispensable publicado por el CEES.

En el año 1985 se registro el primer dominio web.  El sitio registrado fue “Symbolics.com” y pertenecía a la empresa Symbolics Computer Company,

Symbolics.com logo as  it  appeared in 1985
Logo de la empresa propietaria del dominio Symbolics.com en 1985

El registro de dominios en Internet traduce las direcciones IP (una larga serie de números) registrados en la fuente de la información que se publicará en los sitios de internet.  Este dominio es el resultado de convertir los números IP a nombres de compañías, de personas o palabras fáciles de recordar.

Fue solamente luego de que se pudiesen registrar dominios en Internet y pagar por el derecho de propiedad y uso de estos dominios que Internet se ha convertido en el medio de comunicación más grande, útil, valioso y rápido del mundo.  Este crecimiento veloz de Internet fue el resultado de la certeza jurídica que estos dominios ofrecían.  El poder adquirir la propiedad de un dominio de Internet aseguraba que el propietario del mismo tendría la certeza para lucrar con el mismo y competir.  Este proceso, el de adquirir la propiedad de uso de dominios y empezar a ofrecer servicios en Internet, inició sólo después de que se creara un sistema de derechos práctico, sencillo y competitivo.

El reconocimiento de la propiedad privada constituye “una condición esencial para impedir la coacción y delimitar la esfera privada” (Hayek, Friedrich. Los Fundamentos de la Libertad) este reconocimiento incentiva a la inversión y competencia de empresarios y visionarios. En la tradición jurídica, el término derecho de propiedad, es un término bastante ambiguo y confuso.  Sin embargo, este concepto del Derecho de Propiedad se asocia en el sentido contemporáneo en base a los derechos subjetivos.  Sobre este tema los invitamos a escuchar una conferencia con el Dr. Enrique Ghersi que argumenta cuál es la definición, concepto y significado del Derecho de Propiedad (link a conferencia en línea) en la tradición jurídica del Derecho y en la vida práctica del hombre.

Desde que se creó este primer dominio en Internet se han registrado más de 500 millones de dominios en Internet.  Actualmente, se mantienen activos más de 116 millones de dominios y es muy probable que esta cantidad de sitios continúe creciendo.  El valor del Internet y de todo el contenido que en la misma se encuentra archivado responde a números inmensos y ofrecer un dato exacto de su valor es probablemente un actividad imposible de cuantificar.  Actualmente, los negocios en Internet (E-Commerce) superan transacciones por más de un millón de billones de dólares.

Internet es la ventana al futuro de la humanidad y su desarrollo se basó en el reconocimiento de derechos de propiedad dentro de la misma.  Hoy se celebran 25 años del que aún se podría considerar el paso más cercano que la humanidad ha dado hacia un sistema capitalista y “todo el mundo, sin importar lo fanáticos que sean a la hora de difamar y luchar contra el capitalismo, implícitamente lo homenajea al demandar apasionadamente sus productos” (Ludwig von Mises) siendo Internet, el producto más valioso de este sistema.

Sin duda, las palabras de Ludwig von Mises son vigentes ahora más que nunca, ya que “el progreso de la humanidad depende, por un lado, de los descubrimientos sociales y económicos que los individuos intelectualmente mejor dotados efectúen y, por otro, de la habilidad de esas mismas u otras personas para hacer que estas ideologías sean atractivas a la mayoría”. (Mises, Ludwig von.  La Acción Humana: Tratado de Economía.)