José y Jacob, los nombres más populares en Estados Unidos


“José”, el nombre más popular en la lista de los nombres “Top 50” desde que la Social Security Administration empezó a contar los nacimientos de bebés en Estados Unidos ha salido por primera ocasión del listado.  Incluso en Texas, donde José fue el nombre #1 desde el año 1996 fue reemplazado por el nombre “Jacob” y las estadísticas parecen demostrar que la asimilación de hispánicos es una realidad.

Las tasas de nacimientos entre hispanos siempre han sido las más altas en Estados Unidos y es la minoría con mayor crecimiento en el país.  El profesor Cleveland Kent Evans, psicólogo en Bellevue University en Nebraska, comentó que este reciente cambio demográfico es un síntoma de la asimilación de hispanos en la cultura estadounidense en su libro “The Great Big Book of Baby Names.”

Pero esto es probable que no sea solamente resultado de la asimilación cultural sino también del preocupante descenso de la inmigración de trabajadores indocumentados a Estados Unidos debido a la recesión que afecta al país desde el año 2008.

El año 2000 fue el primer año que contó en el listado de Top 10 de apellidos en Estados Unidos con los apellidos García y Rodríguez.  Esto fue una llamada de los profundos cambios culturales que se avecinarían en el país en el futuro cercano y la diversidad étnica del país.

La asimilación cultural permite a inmigrantes ir a otros países para buscar una mejora de su calidad de vida, siempre y cuando se adapten a las costumbres y tradiciones del país receptor.  El proceso de asimilación cultural es positivo;  y como mencionó en un ensayo Walter Oppenheimer (“La batalla por la integración social”) es cuando deja de existir una sociedad multicultural y en proceso de asimilación que emergen graves problemas al conjunto de la sociedad receptora.  En sociedades cerradas, los inmigrantes se juntan formando guetos que les impiden asimilar los beneficios de una nueva cultura y sus tradiciones.

El proceso de asimilación requiere que ambos (ciudadano e inmigrante) dejen de ser pasivos y se involucren activamente en el proceso de aprendizaje mutuo; idealmente, en libertad de acción y en ausencia de coerción. Probablemente, esto está ocurriendo en los estados de Estados Unidos que han permitido con mayor facilidad la integración de inmigrantes indocumentados en el país.
Fuente: The New York Times

Sólo 45% de los estadounidenses acepta la Evolución de las Especies


La revista Science publicó los resultados de la encuesta Science and Engineering Indicators que realizó la National Science Foundation este año.

Los resultados indican que, a la pregunta realizada en Estados Unidos: “¿Cree que los seres humanos, tal y como los conocemos ahora, se desarrollaron de especies más recientes de animales?” sólo el 45% respondío que “SÍ”.  Esta cifra es alarmantemente baja si la comparamos con los resultados obtenidos en Japón (78), Europa (70), China (69) y Corea del Sur (64), entre otros países encuestados.

¿A qué se debe tan bajo porcentaje?

La respuesta está en el movimiento creacionista y al conjunto de creencias que en torno a este grupo se han permeado en las sociedades occidentales luego de 2000 años de dictadura religiosa.  El creacionismo es una postura irracional que defiende creencias inspiradas en la doctrina religiosa cristiana sobre el origen de la vida ie. creación, en el planeta Tierra.  Según los creacionistas, la vida, fue un acto creativo por el dios abrahámico al cual adoran.

Los creacionistas son uno de los grupos opositores más poderosos que luchan contra el desarrollo científico actual, reniegan de la razón como el único medio para adquirir conocimiento de la realidad y contradicen los fundamentos filosóficos que permiten a los seres humanos buscar su propia felicidad y la de sus seres queridos.

Afortunadamente, somos aún suficientes los que creemos que la evolución es un hecho y estamos dispuestos a defenderla.

Libertad en Internet, pilar del Capitalismo


El Internet es uno de los últimos espacios libres que quedan en el planeta.  Su desarrollo y crecimiento en medidas y tamaños nunca antes imaginados por el ser humano ha sido el resultado de la libertad de innovación, competencia y desarrollo tecnológico que durante varias décadas han generado cientos de miles de millones de dólares en ganancias para innovadores, empresarios y genios de la computación.

Sin embargo, esta libertad ha sido lentamente coartada por la intervención gubernamental y los intereses -millonarios- de grupos de lobby que amenazan uno de los últimos bastiones de la libertad que aún existen.

  • ¿Quién y cómo buscan regular el acceso a Internet?

Esta intervención gubernamental ha sido dirigida en los últimes meses contra los proveedores del servicio de internet en Estados Unidos por la  FCC (Federal Communications Commission).

  • ¿El motivo?

Crear de manera artificial una aparente neutralidad (net neutrality rules, como son conocidas en inglés) en el servicio de internet permitiendo que todos los estadounidenses tengan acceso a servicios en línea que usualmente son bloqueados por los proveedores a menos que se haya contratado una cuenta.  (¿Acaso no pueden entender que quienes desean tener más y mejores accesos tan sólo deberán pagar más que los demás? ¿por qué los ofende tanto esto?)

Es evidente que la intención de los comisionados de la FCC es cumplir con los principios socialistas que regularían los servicios en línea y violarían los derechos de propiedad privada de los proveedores de internet.  Peor aún, estos comisionados son impulsados por el dañino estímulo altruista de sacrificar el bienestar de los competidores que disfrutan de la innovación, eficiencia y amplia oferta en un mercado de servicios en línea que otrora era libre y regulado por la competencia.

Esta propuesta, apoyada por muchos grupos de lobby socialistas en Estados Unidos, podría tener resultados nefastos e irreparables para el contínuo crecimiento del mundo virtual.  Además, permitiría que en el futuro nuevas regulaciones estatales fueran puestas en marcha en Estados Unidos (tal y como ha ocurrido en Europa durante los últimos 10 años).

  • ¿Qué ocurrirá si la FCC gana?

La regulación del mercado por la FCC tendrá el irreparable resultado de desalentar la competencia y surgimiento de emprendedores, reducir los márgenes de ganancia, retrasar el avance e innovación tecnológicas, crear pobreza donde otrora era un paraíso de oportunidades.

Peor aún, la regulación de la FCC sobre Internet crearía un poderoso Leviatán que decidiría a partir de ahora quién y cómo podría vender servicios  de internet (reduciendo así la oferta de este y otros servicios).

Ayer, ahora y siempre, Internet es y será el único lugar -virtual, es cierto- en que se ha practicado el capitalismo en sus formas más puras.  Gracias a esto, muchos de los hombres más ricos del mundo han estado vinculados a este mundo de libre comercio y competencia y, también, millones de personas alrededor del mundo han salido de la pobreza emprendiendo negocios online.

Los proveedores privados de acceso a Internet en Estados Unidos tienen el derecho a ofrecer sus servicios a quienes estén interesados en pagar los contratos.  No existe cosa semejante a “tener el derecho a tener Internet” y no conocer el significado del término Derecho es el causante de este y otros problemas filosóficos.

Los seres humanos actuamos y pactamos decisiones teniendo conciencia de los efectos que los mismos tendrán tal y como Nozick y Rothbard lo han explicado en sus tratados.

Visiten otros artículos sobre el tema,