¿Entonces para qué?


Dos amigos se encuentran en una reunión y se ponen a platicar. El sujeto A le dice el sujeto B que su negocio no está bien, que la gente le dice que su producto está muy caro y le piden que baje el precio a un punto que sería insostenible. El sujeto B le dice que la gente tiene razón, que su producto está caro y que es porque está cobrando mucho por su trabajo. El sujeto A le contesta que debe cobrar por su trabajo, que le invierte tiempo y esfuerzo y que es justo que el cobrar por ello. El sujeto B sonríe y le replica que si el trabajo valiera dinero todos los trabajadores del mundo serían millonarios. El sujeto A sonríe y cambia de tema, pero se queda pensando en las palabras del otro sujeto y se pregunta ¿entonces para qué trabajar? ¿Por qué vale la pena?

Hay muchas preguntas que surgen de esta historia, desde las que conciernen a la naturaleza de los negocios y la labor emprendedora hasta las que nos llevan a la filosofía. Cuando un emprendedor decide llevar a cabo un negocio, confía en que dicho negocio le traerá ganancias, como diría mi mamá, uno arriesga un huevo para tener un pollo. Si bien es cierto que a veces uno arriesga huevos y no obtiene pollos, ese no es el fin que el emprendedor perseguía. Si le quitamos al negocio su finalidad de producir ganacias, no estamos pensando en empresas existosas, estamos pensando en algo más. En recibir subsidios o caridad, no en producir nuestros propios ingresos.

Si pensamos que nuestro trabajo no merece ser remunerado, y no hablo de un emprendedor que decide recibir un sueldo bajo en su propia empresa con tal de cumplir su sueño, sino de la idea de que nuestro trabajo debe ser entregado para beneficio de alguien más, entonces llegamos al punto filosófico del altruismo  y para ilustrarlo les dejo el siguiente video:

Anuncios

Nuevo libro “Why Businessmen Need Philosophy” de Ayn Rand


Now in stock! ¡Ya disponible!

Why Businessmen Need Philosophy Why Businessmen Need Philosophy 

by Ayn Rand

En los últimos tres años el gobierno y los medios de comunicación masiva se han encargado de culpar a los “grandes” empresarios por la crisis financiera que llevó a cientos de empresas a la quiebra y dejó sin empleo a millones de personas en los seis continentes.  Los empresarios, innovadores y creativos han sido acusados de su dejar en el desempleo a estas personas y de haber llevado a la quiebra a muchísimas industrias.

Sin embargo, tenemos todas las armas filosóficas y téoricas para defendernos.  Los empresarios creadores, los motores del mundo, somos los únicos que podíamos (y siempre podremos) volver a levantar la economía de nuestros países después de una crisis financiera que fue iniciada por el estado benefactor y el intervencionismo gubernamental.

Sin embargo, realizar la actividad emprendedora y creadora no es algo sencillo y es indispensable saber filosofía.  Cómo es que los hombres de negocios deben estudiar filosofía y para qué les servirá ser filósofos íntegros es lo que Ayn Rand explica en esta fenomenal obra de manera ejemplar.   En la obra, colaboran empresarios y académicos como el CEO del banco BB&T John Allison (Doctor honoris causa por la UFM), la profesora del Ayn Rand Institute Debi Ghate y otros importantes filósofos y hombres de negocios.

La primera edición de esta fabulosa obra fue uno de los pilares filosóficos que inspiraron la creación del Centro de Estudio del Capitalismo y el día de hoy celebramos con mucho agrado la publicación de esta nueva edición.

Si no la han leído, ¡los invitamos a hacerlo y a que luego compartan su opinión con nosotros!

Compra “Why Businessmen Need Philosophy” en la Ayn Rand Bookstore – Softcover; 288 pages: $15.00  en OFERTA $9.95

Compra “Why Businessmen Need Philosophy” en Amazon.com – $15.00 en OFERTA por $8.89

La pobreza es relativa y no absoluta


La crítica de la pobreza en los países desarrollados es siempre parte de cualquier discusión pseudo económica entre amigos.  Los unos, acusan esta a la falla del sistema capitalista rapaz.  Los otros, la acusan a la protección estatal que se ha encargado de perpetuarla.

Sin embargo, la pobreza es el resultado de las estadísticas, el hambre y la ignorancia.  La pobreza, al igual que la riqueza, se mide en términos relativos y no absolutos.

Pobre es aquel que no posee los medios dinerarios necesarios para acceder a la compra y consumo de los bienes básicos para sobrevivir; pobre es aquel que ignorante no sabe leer o que ha sido arrastrado a la locura e insanidad.  Ahora, ¿a qué se debe que aún hay pobres en los países desarrollados?

Esa, creo que es una pregunta que ciertamente ningún pobre gustaría responder. Es más sencillo echarle toda la culpa a la economía y al estado; cuando ciertamente pobre es el que quiere. Para algunos sin duda es menos complicado; sólo tienen que ahorrar un poco en su “pobreza” y luego tomar un avión y venir a estos países donde cualquiera se puede hacer rico con un fajo de dólares, muy buenas ideas y un espíritu emprendedor. Otros se seguirán quejando porque “Claro, excusas hay miles”. Sigue leyendo

Charles G. Koch y ¿Quién es John Galt?


Video: sobre los principios filosóficos y el espíritu emprendedor.
Título: “Lemonade” por aggravatedatom.  Ganador del concurso “Atlas Shrugged Video Contest 2011”

Desafortunadamente no son muchos los héroes vivos que practican una filosofía de vida racional egoista al estilo de John Galt, Francisco D’Anconia y Henry Rearden. Quienes lo han conseguido son rápidamente condenados en base a argumentos morales irracionales que atentan contra la vida y que buscan sacrificar lo mejor de los hombres en beneficio de otros.  Tal es el caso de Charles G. Koch y la condena que muchos colectivistas han hecho de él y su familia.

Charles G. Koch es uno de los empresarios más exitosos del planeta y está a cargo de la empresa familiar más grande de los Estados Unidos.  Su trabajo ha servido de guía para cientos de empresarios que han conseguido crecer sin ayuda de los subsidios y los privilegios otorgados por el gobierno.  Él es un ejemplo vivo de héroes como los descritos por Ayn Rand en su novela La rebelión de Atlas y recientemente publicó un artículo en el WSJ defendiendo su derecho a producir riqueza y utilizar sus ganancias como a él le plazca.

El señor Koch escribió recientemente para el WSJ explicando que las decisiones tomadas por el gobierno del presidente Barack Obama han servido para destruir a miles de empresarios, han llevado al desempleo a millones de estadounidenses y han causado alteraciones insalvables del mercado al intervenir con subsidios (baillouts) y privilegios para industrias en base a ideas colectivistas que rechazan el derecho de los hombres a disfrutar del fruto de su trabajo y esfuerzo.  Además, explicó que Barack Obama no está sólo en estas decisiones sino que, detrás de él, hay también muchos empresarios que se han enriquecido a costa de los privilegios otorgados por el gobierno y que han desarrollado industrias que no son competitivas en detrimento del crecimiento a largo plazo de toda la nación estadounidense.  Su artículo es una llamada de atención para esos empresarios irracionales y los llama a la reflexión para exigirles en nombre de la razón y la justicia que no continúen alimentando el sistema mercantilista estadounidense.

Enhorabuena por su artículo, no todos los días escuchamos a un gran empresario decir que está orgulloso de la manera en que ha obtenido su riqueza sin violar los derechos de los demás.  Ojalá que muchos empresarios más se levantaran en contra del sistema de privilegios y expoliación ante la ley que tantos filósofos y economistas han criticado.  Porque, ¿Quién es John Galt?

El website más popular y el éxito de las inversiones detrás de Facebook


“Hombres como estos [empresarios] merecen figurar entre los héroes del mundo civilizado. Su paciente confianza en sí mismos, ante las pruebas y dificultades, y su coraje y perseverancia en la persecución de nobles causas y objetivos no son menos heroicos que el valor y la consagración del militar y del marino…”. Samuel Smiles, “Héroes industriales”, en Ayúdate (París: Garnier, 1895).

Facebook se ha convertido en el sitio web más popular de Internet con el 7.1% del tráfico que navega en los Estados Unidos de América y le ganó a Google por tan sólo 0.1%.

¿Qué es lo impresionante de esta noticia?

Pues el valor comercial que tendrá Facebook como una empresa cuando salga pública en la Bolsa en uno o dos años.

Según comentan en el Daily Finance, es muy probable que Facebook tenga una valor de alrededor de US$ 35,000 millones y podría llegar a la gigantezca cifra de US$100,000 millones en el año 2015 (link a noticia).

De ser esto cierto, muy pronto los hombres más ricos del mundo serán Mark Zuckerberg y sus socios en Harvard Eduardo Saverin, Dustin Moskovitz y Chris Hughes.  Este proyecto creció con la inversión de 500,000 dólares que hizo Peter Thiel, uno de los fundadores de PayPal, en el año 2004.  A su inversión, le siguieron las de Accel Partners con US$12,7 millones y la de Greylock Partners con US$27,5 millones.

En agosto de 2008, la revista BusinessWeek reportó que las ventas de la empresa la posicionaban ya con un valor de mercado de alrededor entre US$3,750 millones y US$5,000 millones.

Facebook es el resultado del trabajo de hombres emprendedores.  Sobre este tema, Peter Thiel (Doctor Honoris causa de la UFM) tiene mucho que decir y los invito a escuchar una entrevista grabada en la Universidad Francisco Marroquín en la que comentó sobre el espíritu emprendedor, las razones por las que invirtió en Facebook y sobre las estrategias que lo han hecho un empresario exitoso.  (link a entrevista)