El poder de las palabras


Imagen tomada de: http://bit.ly/VFG2tl

Imagen tomada de: http://bit.ly/VFG2tl

Es interesante cómo funcionan las palabras. A veces uno las mira escritas en el periódico y sabe cuál es la agenda del columnista que las está usando, lo mismo si las escucha en las noticias. Sin embargo, creo que son especialmente poderosas cuando uno las usa en una conversación, más si la persona con que uno está hablando de pronto suelta un puñetazo a la cara con una frase como: “entonces vos trabajás con esos neoliberales”, “sos neoliberal”, “a vos no te importan los sectores desfavorecidos de la sociedad, porque defendés los intereses de esos explotadores que se aprovechan de la gente y a los que no les importa más que llenarse los bolsillos de dinero, sin importar cómo”. El golpe puede ser muy fuerte, aunque no siempre incluye una mala intención de parte del interlocutor. Puede pasar que éste use un concepto robado; es decir, que use un concepto con el que niega la validez de uno o más conceptos anteriores de los que depende lógicamente.

La fórmula para saber si la persona está usando un concepto robado es preguntarle qué entiende por “neoliberal”, en este caso, y así uno puede identificar que probablemente no se refiere a “capitalista”, sino a “mercantilista” y entonces es más fácil aclarar de qué estamos hablando. En mi afán por aclarar términos, encontré un par de páginas que le pueden servir a todo aquel que quiera saber de qué está hablando y estar seguro de que no está usando conceptos robados. La primera es el wiki diccionario, en el cual hay definiciones muy cortas de términos económicos, con enlaces a artículos donde se explican los términos con mayor profundidad.

En el wiki diccionario dice que capitalismo es un: “Concepto económico de la civilización que está basado en la propiedad privada (y el control) de los medios de producción. Dicha situación institucional permite e inevitablemente incentiva la división del trabajo, el cálculo económico, la acumulación del capital, la mejora tecnológica y la cooperación social voluntaria de una economía de mercado cuya producción es decidida en última instancia por el consumidor. El capitalismo es la antítesis del estatismosocialismo o comunismo que están basados en la propiedad estatal (y control) de los medios de producción.

Pero como esa definición no me satisfizo del todo, me fui a leer un Tópico de actualidad del CEES, donde Ayn Rand explica que el capitalismo es: “un sistema social basado en el reconocimiento de los derechos individuales, incluso el derecho de propiedad, en el que toda propiedad es poseída individualmente.

El reconocimiento de los derechos individuales lleva consigo la exclusión de la fuerza física de las relaciones humanas. Básicamente, los derechos sólo pueden ser violados por medio de la fuerza. En una sociedad capitalista, ningún hombre ni ningún grupo puede iniciar el uso de la fuerza física contra los demás La única función del gobierno en esta sociedad es la tarea de proteger los derechos del hombre, es decir, la tarea de protegerlo de la fuerza física. El gobierno actúa como agente del derecho de defensa del hombre y puede usar la fuerza sólo en represalia y sólo contra aquellos que inicien su uso. Así, el gobierno es el medio para colocar el uso en represalia de la fuerza bajo control objetivo”.

No encontré una definición de “Neoliberalismo” en el wiki diccionario, pero sí encontré artículos al respecto en la página de la revista Laissez Faire, donde hay una artículo en el que Enrique Ghersi explica las raíces del término y dice que “ el  ‘neoliberalismo’ es utilizado para asimilar con el liberalismo , a veces despectivamente , a veces con cierta pretensión científica políticas , ideas o gobiernos que , en realidad , no tienen nada que ver con él . Esta práctica ha llevado a muchos a considerar que se encontraban frente a un mito contemporáneo: el “ neoliberalismo ” sólo existía en la imaginación de quienes usaban el término. Este rechazo se ve incrementado, además , porque actualmente resulta muy difícil encontrar un liberal que se proclame a sí mismo como perteneciente a aquella subespecie , calificándose como “neoliberal ”. Por el contrario , quienes lo usan son generalmente sus detractores”.

Todavía me queda un largo camino por delante para aclarar los términos con que hablo y espero que me hablen, pero sé que es la única manera de eliminar los conceptos robados, como “neoliberal”. Muchas personas me han dicho que es más fácil crear términos nuevos, porque si uno habla de “capitalismo” las connotaciones negativas son muy fuertes, yo creo que en lugar de hacer nuevos diccionarios, debemos volver a las verdaderas raíces de los conceptos, debemos rescatar su valor original para no sentir que nos estamos apedreando con palabras todo el tiempo.

 

Tres códigos morales para elegir


Un código moral es el conjunto de valores que guían las acciones y decisiones de las personas, dichas acciones y decisiones determinarán el curso de sus vidas. Cada individuo tiene un código de valores propio, en algunos casos éste fue heredado de las personas a su alerdedor, como su familia, profesores, amigos; y en otros, ha sido elegido después de un proceso racional. No es sencillo elegir nuestro código moral, en especial si no tenemos claro qué implican muchos de los códigos que rigen la vida de las personas a nuestro alrededor. Stephen Hicks plantea que es posible reducir los grupos a tres códigos morales básicos:

Por Alberto MonttEl código de los guerreros:

Para los guerreros el valor del trabajo es bajo, puesto que viven de la conquista y el saqueo. Son predadores que piensan en términos de cazadores-recolectores y establecen relaciones de ganar-perder. Cuando un guerrero se encuentra con alguien más débil, le quitará lo que quiera por medio del uso de la fuerza. Cuando se encuentre con alguien más fuerte, deberá perder lo que tiene, así que los guerreros viven todo el tiempo a la defensiva, puesto que no deben perder lo que han ganado. No piensan en construir, piensan en vivir de lo que otros han construído, sus planes siempre son a corto plazo.

Por Quino

 

El código de los monjes: 

Para los monjes el valor del trabajo es bajo, puesto que viven de y para la caridad y el sacrificio. Son altruistas y sus relaciones están establecidas en términos de perder-ganar. Los monjes se resignarán a entregar lo que tengan. No piensan en construir, viven de lo que otros construyen, sus planes son a largo plazo, en muchos casos para tener una recompensa después de la muerte.

 

Bryan LarsenEl código de los emprendedores:

Para los emprendedores el trabajo tiene un alto valor, viven de la producción y el intercambio. Son egoístas y sus relaciones están establecidas en términos de ganar-ganar. Los emprendedores no quieren iniciar el uso de la fuerza y buscan dar y recibir de forma justa. Piensan en construir y vivir de lo que construyen. Sus planes son a largo plazo para una vida plena en esta tierra. Comprenden que tenemos una gran capacidad racional, aunque ésta tiene límites. Saben que vivimos en un mundo que tenemos que adaptar y usar para sobrevivir. Los cazadores-recolectores lo ven como un mundo de recursos limitados, los emprendedores saben que los recursos no son lo mismo que los materiales que necesitan para transformar su entorno.

Entender las diferencias entre estos tres códigos nos ayuda a entender un poco mejor cómo funciona nuestro mundo, por qué algunos siempre están preocupados de que venga alguien a quitarle su sitio, sus cosas. Por qué algunos piensan que debe haber una entidad superior que les diga qué hacer y los defienda de los otros saqueadores. Los dos primeros códigos representan un universo malévolo, el tercero presenta uno benévolo, donde el respeto al individuo y la responsabilidad son las bases de la convivencia pacífica y la libertad.

 

 

 

 

 

Si la vida te da limones…


En una de esas conversaciones escuchadas al azar, el sujeto A le decía al sujeto B: yo no soy optimista ni pesimista, prefiero ver la realidad y tomar decisiones en base a ella. El sujeto B contestó algo que ahora no recuerdo. Ellos siguieron conversando, yo seguí mi camino y me pregunté para qué necesita uno estar consciente de la realidad, qué beneficio podría traerme estar consciente de las cosas buenas y malas que pasan en el mundo, a mi alrededor, las que provoco y las que me afectan directamente. Creo que el asunto va más allá de evaluar si el vaso está medio lleno o medio vacío y sentirnos felices o infelices a partir de nuestras conclusiones. Evaluar la situación en que nos encontramos debería servirnos de base para decidir qué debemos hacer para continuar bien o para mejorar aquello que no está bien.

Fernando Savater dijo en una conferencia que las personas libres no se preguntan qué pasará, sino qué harán al respecto, ello quiere decir que mientras seamos libres, tenemos la oportunidad de actuar para lograr nuestros fines. Estar consciente de la realidad, de mis limitaciones, de las leyes de la naturaleza me permite tener la confianza de que si siembro maíz, cosecharé maíz y no frijol. Si tengo el cuidado necesario evitaré plagas y si fertilizo el terreno y las plantas, obtendré un mejor maíz. Estar consciente de la realidad también me ayuda a comprender que a veces caen heladas y que mi cosecha puede perderse, pero ello no significa que el mundo conspirando esté conspirando en mi contra o que hice enojar a los duendes y por ello me mandaron un castigo.

Hay sociedades en el mundo en que los individuos no son libres, pueden vivir bajo un regimen dictatorial y ser reprimidos por el constante uso de la fuerza por parte de los aparatos estatales, pero los verdaderos hombres libres siguen preguntándose qué hacer para mejorar su situación y tomando acciones para lograrlo. Los inventores y los emprendedores suelen percatarse de un problema y buscan solucionarlo. No se sientan a esperar que el problema se resuelva solo, que lo resuelva alguien más. A fianl de cuentas, si después de evaluar mi realidad, mi vaso, descubro que está medio vacío, ello quiere decir que debo encontrar una manera para llenarlo. Si está medio lleno, significa que estoy haciendo lo correcto y pronto lo tendré lleno. Si se me cae un poco de agua en el proceso, podré aprender a llenarlo mejor.

¿Quién es el dueño de algo y qué es el copyright?


 

Video: Creative Commons/un complemento al copyright

Esta es una de las preguntas más importantes que la sociedad del siglo XXI deberá decidir durante los próximos años conforme videos, canciones, libros, frases, compilaciones, ediciones…

En teoría de la persona que las creó, pensó, escribió por primera vez y luego reclamó sus derechos sobre la creación.

Pero, ¿qué es en realidad el derecho a poder regular la libre circulación de la información cuando la razón para la que fueron creadas era para que otros pudieran conocerla?

Acá tenemos dos temas distintos. Uno es el reconocimiento necesario de la creación del hombre y el otro el derecho a poder beneficiarse del éxito (en medidas dinerarias) de la distribución y venta de esa creación.

El autor y creador tiene todo el derecho a recibir los beneficios de su creación y el punto del copyright es regular que ese acceso se respete.

Ahora, algo distinto es decir que la razón por la que fueron creadas las cosas eran para que el mundo entero las conociera cuando el que lo dice es el autor y creador; o cuando lo dice la persona que usurpa el derecho del autor haciéndole un favor de correr la voz sobre su creación cuando el primero nunca se lo pidió.

Al final, las copias y ventas ilegales son ilegales porque nunca recibieron el permiso de distribuirlas con el apoyo del creador.

Esa es la única razón por la cual los derechos de autor deben respetarse. Más importante aún es que se debe siempre reconocer al autor de una creación y a la vez recompensarlo con una parte de las ganancias si es que las hay. Eso es libertad y respeto de la propiedad privada sobre la propiedad intelectual. Esa es la función del copyright.

Nuevo libro “Why Businessmen Need Philosophy” de Ayn Rand


Now in stock! ¡Ya disponible!

Why Businessmen Need Philosophy Why Businessmen Need Philosophy 

by Ayn Rand

En los últimos tres años el gobierno y los medios de comunicación masiva se han encargado de culpar a los “grandes” empresarios por la crisis financiera que llevó a cientos de empresas a la quiebra y dejó sin empleo a millones de personas en los seis continentes.  Los empresarios, innovadores y creativos han sido acusados de su dejar en el desempleo a estas personas y de haber llevado a la quiebra a muchísimas industrias.

Sin embargo, tenemos todas las armas filosóficas y téoricas para defendernos.  Los empresarios creadores, los motores del mundo, somos los únicos que podíamos (y siempre podremos) volver a levantar la economía de nuestros países después de una crisis financiera que fue iniciada por el estado benefactor y el intervencionismo gubernamental.

Sin embargo, realizar la actividad emprendedora y creadora no es algo sencillo y es indispensable saber filosofía.  Cómo es que los hombres de negocios deben estudiar filosofía y para qué les servirá ser filósofos íntegros es lo que Ayn Rand explica en esta fenomenal obra de manera ejemplar.   En la obra, colaboran empresarios y académicos como el CEO del banco BB&T John Allison (Doctor honoris causa por la UFM), la profesora del Ayn Rand Institute Debi Ghate y otros importantes filósofos y hombres de negocios.

La primera edición de esta fabulosa obra fue uno de los pilares filosóficos que inspiraron la creación del Centro de Estudio del Capitalismo y el día de hoy celebramos con mucho agrado la publicación de esta nueva edición.

Si no la han leído, ¡los invitamos a hacerlo y a que luego compartan su opinión con nosotros!

Compra “Why Businessmen Need Philosophy” en la Ayn Rand Bookstore – Softcover; 288 pages: $15.00  en OFERTA $9.95

Compra “Why Businessmen Need Philosophy” en Amazon.com – $15.00 en OFERTA por $8.89

Charles G. Koch y ¿Quién es John Galt?


Video: sobre los principios filosóficos y el espíritu emprendedor.
Título: “Lemonade” por aggravatedatom.  Ganador del concurso “Atlas Shrugged Video Contest 2011”

Desafortunadamente no son muchos los héroes vivos que practican una filosofía de vida racional egoista al estilo de John Galt, Francisco D’Anconia y Henry Rearden. Quienes lo han conseguido son rápidamente condenados en base a argumentos morales irracionales que atentan contra la vida y que buscan sacrificar lo mejor de los hombres en beneficio de otros.  Tal es el caso de Charles G. Koch y la condena que muchos colectivistas han hecho de él y su familia.

Charles G. Koch es uno de los empresarios más exitosos del planeta y está a cargo de la empresa familiar más grande de los Estados Unidos.  Su trabajo ha servido de guía para cientos de empresarios que han conseguido crecer sin ayuda de los subsidios y los privilegios otorgados por el gobierno.  Él es un ejemplo vivo de héroes como los descritos por Ayn Rand en su novela La rebelión de Atlas y recientemente publicó un artículo en el WSJ defendiendo su derecho a producir riqueza y utilizar sus ganancias como a él le plazca.

El señor Koch escribió recientemente para el WSJ explicando que las decisiones tomadas por el gobierno del presidente Barack Obama han servido para destruir a miles de empresarios, han llevado al desempleo a millones de estadounidenses y han causado alteraciones insalvables del mercado al intervenir con subsidios (baillouts) y privilegios para industrias en base a ideas colectivistas que rechazan el derecho de los hombres a disfrutar del fruto de su trabajo y esfuerzo.  Además, explicó que Barack Obama no está sólo en estas decisiones sino que, detrás de él, hay también muchos empresarios que se han enriquecido a costa de los privilegios otorgados por el gobierno y que han desarrollado industrias que no son competitivas en detrimento del crecimiento a largo plazo de toda la nación estadounidense.  Su artículo es una llamada de atención para esos empresarios irracionales y los llama a la reflexión para exigirles en nombre de la razón y la justicia que no continúen alimentando el sistema mercantilista estadounidense.

Enhorabuena por su artículo, no todos los días escuchamos a un gran empresario decir que está orgulloso de la manera en que ha obtenido su riqueza sin violar los derechos de los demás.  Ojalá que muchos empresarios más se levantaran en contra del sistema de privilegios y expoliación ante la ley que tantos filósofos y economistas han criticado.  Porque, ¿Quién es John Galt?

The Entrepreneurial Journey, curso para emprendedores del Acton MBA y la Universidad Francisco Marroquín


El Acton MBA (uno de los programas más prestigiosos de MBA en Estados Unidos) y la Universidad Francisco Marroquín darán un curso de 3 meses de duración para emprendedores.  El último día para aplicar es el 17 de diciembre de 2010 y los cursos inician el 14 de enero de 2011.

Más información,