Primero la crisis económica y luego, ¿hasta cuándo seguiremos en depresión?


Video: The Last Laugh – Crisis Subprime – Subtitulos Castellano

Tan sólo necesité ver este programa para entender las causas y efectos causados por la reciente volatilidad en la bolsa de valores de Estados Unidos.  Sin duda, el sarcasmo, la inteligencia y el humor son la mezcla ideal para “enlight” la mente de cualquier persona.

Me fascinó la explicación de los causantes de tan “preocupante volatilidad del mercado”.  Se las recomiendo mucho.  Sólo esto es necesario para entender el rol que juegan los sentimientos humanos en el mercado.

Tal parece que el causante de esta última crisis (de muchas otras que ha habido) fue de nuevo la falta de ética, irresponsabilidad y abuso de poder en manos de toda una demoledora industria crediticia.  La entrega de cientos de millones de dólares en hipotecas pequeñas se convirtió lentamente en un paquete tan grande como la bolsa de regalos de Santa Claus.  La única diferencia es que esta bolsa se reventó antes de que llegara la navidad.

El resto fue tan sólo la histeria de los especuladores en el mercado que desde hace algunas semanas han jugado a “perder” millones de dólares en un día y “ganar” millones de dólares en otros mercados al día siguiente.

Al final, el más inteligente ahora será aquella persona con suficiente dinero para lanzarse a comprar acciones en el mercado instantes antes de que el valor de las mismas suba como un cohete directo a la luna.  Mientras tanto, los gobiernos han abrazado las políticas keynesianas y se han encargado de comprar “deudas” para “rescatar” las bombas que ellos mismos permitieron al especular con las tasas de interés durante años.

Recuerden que la crisis económica no puede desaparecer, retroceder o eliminarse.  Lo único que puede hacerse es forzar un “alto” al proceso de destrucción creativa del mercado (a través de más irresponsabilidades inflacionarias en la banca central).

La depresión económica es inminente y los efectos aún están por verse en el mundo entero.  Fuimos engañados y siempre lo supimos.  ¿Ingenuos o idiotas?

EL RAP DE HAYEK Y KEYNES (subtítulos en español)


@colormadero y ElBlogdeAdelou compartieron este video en YouTube al Rap de Hayek y Keynes titulado: Fear the Boom and Bust.

Friedrich Hayek es uno de los economistas austríacos más importantes del siglo XX.  Obtuvo el Premio Nobel de Economía en el año 1974 por sus investigaciones en la teoría del dinero y las fluctuaciones monetarias en la economía.

J.M. Keynes es conocido como el padre de la macroeconomía y es también, el ideólogo que defendió el uso de medidas fiscales y monetarias los gobiernos para generar empleos (a costa de generar inflación) con el fin de reducir el impacto de las crisis económicas en la población en general.  Al respecto, muchos autores han desmentido ya sus propuestas económicas y los trabajos de Keynes han sido utilizados por lo gobiernos socialdemócratas que buscan ampliar el Estado benefactor a costa del empobrecimiento que genera la deuda pública.

El rap cuenta la historia de cómo Keynes y Hayek salen de farra la noche antes de iniciar una importante conferencia con economistas.  Ya pasados de tragos, Keynes y Hayek cantan sobre el “boom” y el “bust” que caracterizan las crisis económicas.

Este es el video,

La letra de la canción pueden encontrarla en econstories.tv (en inglés)

€, Grecia, América Latina y USA. La crisis anunciada por los economistas austríacos


La crisis económica del Euro ()y del grupo de PIGS en Europa es muy bien conocida por el mundo luego de que la crisis económica en Grecia derrumbara las bolsas de valores en todo el mundo.  El pánico se apoderó de los inversionistas en la famosa moneda de la Unión Europea y todos preguntaban qué había ocurrido.

Los eventos que acontecieron luego, así como, las reacciones políticas y económicas que resultaron han sido ya explicadas por los economistas de la Escuela Austríaca de Economía durante décadas.  El endeudamiento de los gobiernos es el causante del potencial derrumbe no sólo del euro, sino también, el de la Unión Europea.

Los académicos, Kenneth Rogoff de la Universidad de Harvard y Carmen Reinhart de la Universidad de Maryland presentaron una investigación histórica Download PDF evaluando cómo surgen las crisis de deuda de los gobiernos en un intento por salir de crisis financieras.  Los gobiernos, explican Rogoff y Reinhart, procuran disminuir el desempleo creando trabajos a través de la emisión de moneda sin respaldo, creando trabajos artificiales con grandes obras de infraestructura pública y el aumento de la deuda pública de los países.  El endeudamiento de los gobiernos inicia con el traspaso de la deuda privada a la deuda pública a través de subsidios y compra de deudas privadas.  Luego, la deuda pública, más grande y sin respaldo, empuja a un incremento del gasto público a través de subsidios para desempleados, jubilados, minusválidos, huérfanos, pobres, discriminados y cualquier otro grupo apoyados por los grupos de la “sociedad civil” que proponen la redistribución y el colectivismo democrático.

Ya en crisis, el gasto privado que se debilita ante la competencia del gasto público artificial, empieza a generar muchos menos réditos para el erario público y la recaudación fiscal disminuye.

La historia se repite

El anterior ciclo histórico de desarrollo de una crisis financiera ha ocurrido en los Estados Unidos desde septiembre del año 2008 y se está repitiendo con muchas mayores dificultades en Europa y Asia.

Una vez más, se demostrará que la propuesta de John Maynard Keynes para estimular el gasto fiscal y reducir los efectos de las crisis conllevará daños a la economía de todos los habitantes en el mundo mientras se realizan “chapuces” de corto plazo y, que a la vez, extienden el letargo económico que forjarán para las próximas décadas.

Hace algunas semanas, CNBC presentó un reporte de los gobiernos que enfrentan el mayor problema de deuda pública (top ten government-debt issuers most likely to default) y el mundo conoció los resultados que las políticas redistributivas y colectivistas tenían en la economía de un país.  La Venezuela de Hugo Chávez lidera el listado y es seguido por Ucrania, Argentina, Paquistán, Letonia, Dubai, Islandia, Lituania, el estado de California y por último, Grecia, que durante las últimas semanas fue el centro de atención de los periódicos mundiales.

La crisis e imposibilidad de estos países para pagar su deuda tiene efectos que impactaran la economía de las economías grandes y chicas.  Según el Global Sovereign Credit Risk ReportDownload PDF, la situación de países como Estados Unidos y el Reino Unido se ha deteriorado conforme ha aumentado la compra masiva de bonos del tesoro de inversionistas temerosos.  Según el reporte, en el año 2009 el Reino Unido alcanzó una deuda del 9&% de su PIB y Estados Unidos alcanzó una deuda del 75% respecto al PIB estadounidense. the situation has deteriorated significantly.

La crisis financiera no ha terminado y se extenderá en el 2011 con el incremento record de una deuda pública de 1,6 billones de dólares que propuso el presidente Obama y que alcanzará un 77% del PIB del país. De seguir así, el FMI ha estimado que la deuda de Estados Unidos y el Reino Unido habrá alcanzado el 100% del PIB de cada uno de esos países en el año 2014.

Un ciclo vicioso

El incremento de la deuda pública y las expectativas de bajo crecimiento proyectadas para los PIGS, así como para los países que han incrementado su deuda pública luego de la crisis financiera que inició en el año 2008, podría causar un peligro ciclo vicioso.  Un ciclo en el que inversionistas dudarán cada vez más de invertir su dinero en el Tesoro de los Estados Unidos (que fue considerado el paraíso de protección de la economía mundial) y causaría una creciente presión fiscal para cumplir con los compromisos de pago de deudas y las propuestas redistributivas de los gobernantes.  Grecia fue un claro ejemplo del resultado obtenido luego de seguir este ciclo vicioso; el resto de Europa y el Euro son ahora los más amenazados.  Estados Unidos, por un lado recientemente ingreso a este ciclo y, América Latina, junto a caudillos populistas, seguirá un camino desastraso para sus economías similiar al griego.

La historia de la crisis japonesa debiese ser un ejemplo exacto y objetivo de lo que ocurre cuando una economía tiene niveles de deuda muy altos en base a estímulos fiscales artificiales y un bajo crecimiento + la socialización de la deuda privada con baillouts que sólo sirven para malinformar a los consumidores y falsear el cálculo económico.

La Fatal Arrogancia de los PIGS en Europa


“En el aspecto negativo de la tesis del profesor Hayek hay muchísima verdad. Nunca se afirmará suficientemente que el colectivismo no es intrínsecamente democrático y que, por el contrario, pone en manos de una minoría tiránica poderes que jamás hubiera soñado la Inquisición española”. George Orwell, autor de la novela distópica 1984 y de La Rebelión en la Granja

La crisis económica que enfrentan los ciudadanos griegos se ha convertido en una amenaza para la estabilidad del euro y de las inversiones en otros países de la región.  Junto a Grecia los países miembros de la Unión Europa: Portugal, Irlanda -Italia, muy pronto- y España (conocidos como PIGS) enfrentan ahora el efecto de un crecimiento económico artificial debido a las inversiones extranjeras que evitaron su ingreso en recesiones económicas mucho antes del año 2008.

En los próximos años algunos analistas perfilan ya el desmoronamiento del tipo de cambio del euro versus otras monedas y l fiebre por cambiar depósitos y ahorros en euros ya inició.

Sin embargo, ¿son los “países” los culpables de las crisis económicas que desde el año 2008 han enfrentado?  ¿Es acaso el discurso utilizado por analistas y reporteros el correcto?

Sin duda no lo es.  Un país es por definición un territorio que forma una unidad geográfica, política y cultural habitado por un grupo cultural que se identifica como miembro del mismo.  Así, acusar a los ciudadanos griegos de la situación económica recesiva en la que se encuentran no sería justo, objetivo y ecuánime.

Los culpables de la recesión que enfrenta la economía griega, al igual que la de Portugal, Irlanda, Italia y España son los burócratas socialdemócratas y socialistas que durante la última década han promovido el aumento de los gastos públicos, el endeudamiento de sus economías y la ampliación de las actividades paternalistas de sus gobiernos.

El caso de Grecia es ejemplar para demostrar los resultados a largo plazo de lo que Hayek definió como “la fatal arrogancia” de los planificadores que apoyan la redistribución de la riqueza, la expansión sin frenos del gasto público y la demagogia socialista.  Hayek, quien ganó el premio Nobel de Economía en 1968, argumenta cómo “los intentos constructivistas por promover valores, ideales y precios (desde “arriba”) no toman en cuentan los procesos históricos de desarrollo, como el conocimiento disperso y el orden espontáneo, en lo que define como “una fatal arrogancia” de la planificación central donde los planificadores creen arrogantemente que la información que poseen es toda la información existente, con resultados fatales para las sociedades.” (más información sobre la obra en Wikipedia)

La política del país está dominada por dos partidos; el primero es el partido liberal conservador New Democracy (Nueva Democracia) (ND) y por el partido socialdemócrata Panhellenic Socialist Movement (Movimiento Socialista Panhelénico) (PASOK).[31] Desde el 04 de octubre de 2009, el gobierno griego ha sido dirigido por George Papandreou, que fungió como Presidente del partido PASOK.

La ideología del partido gobernante en Grecia ha promovido un aumento de los salarios en base a impuestos progresivos sobre las ganancias de capital de todos los ciudadanos griegos.  Además, el PASOK y Papandreou iniciaron una carrera de recuperación económica en base a los principios socialdemócratas: aumentaron los controles en la recaudación de  impuestos, impulsó la privatización de algunas industrias estatales que fueron entregadas a monopolios privados y se amplió la base fiscal al cambiar la carga fiscal para los quintiles más bajos de la población griega.  Sólo hasta en el año 2010, el gobierno de Papandreou se propuso reducir los amplios gastos de su gobierno en programas socialdemócratas de bienestar social, disminuyó el salario mínimo para los empleados de la industria privada y pública y continuó ampliando la carga fiscal sobre los quintiles más bajos de la población económicamente activa.

Sin duda, la crisis económica que enfrentan actualmente los países del grupo llamado PIGS o PIIGS deberá ser una lección de historia y economía para las naciones en vías de desarrollo que actualmente son gobernadas por gobiernos socialdemócratas de corte benefactor y de demagogia populista.

Para conocer más sobre la fatal arrogancia de la ideología que ha gobernado los países conocidos como PIGS les recomiendo la lectura de la obra de Friedrich Hayek titulada “La Fatal Arrogancia”

En la República Popular de China, mi casa es la casa del gobierno


via: dcmaster en Flickr.com

Tal y como ocurre en casi todas las naciones occidentales que viven bajo sistemas económicos mixtos, el gobierno es el único cuerpo organizado que actua con el apoyo de la ley para regular el intercambio comercial entre sus ciudadanos.  Así, el gobierno establece qué, cuánto y cómo los ciudadanos de un país pueden ejercer su actividad económica en aparente libertad.  En Estados Unidos, los ciudadanos pagan impuestos sobre el comercio que realizan; en América Latina, los países realizan comercio internacional bajo tratados regulados que les impiden comerciar en total libertad; en Europa, los ciudadanos son forzados a utilizar una única moneda de intercambio y a pagar por los déficits fiscales de otros países miembros de la Unión Europea.  En resumen, todos los gobiernos democráticos de Occidente y muchos otros que no lo son, siempre utilizan estrategias de control de la economía para desacelerar el crecimiento económico y redistribuir la riqueza de sus ciudadanos.

Recientemente, la República Popular de China, asombra al mundo con una nueva regulación.  El gobierno chino ha decidido poner una quota a la compra y venta de bienes raíces con la supuesta intención de frenar el “desmesurado” crecimiento de una “aparente” burbuja inmobiliaria.  Según salió publicado en un artículo de Forbes, el precio de las casas ha aumentado en algunas ciudades hasta incluso triplicarse, mientras que en Shangai y Shenzhen sólo ha aumentado un 50%.

Ahora, el gobierno Chino ha obligado a la banca a suspender los préstamos hipotecarios para personas que tuvieran dos ó más viviendas, y fiscalizará la entrega de préstamos hipotecarios a personas vs sus ingresos además de que deberán estar al día en los impuestos.

Tal parece que, según el discurso del gobierno chino, los culpables de una potencial crisis financiera que surgiría a partir de este boom de ventas inmobiliarias son los ciudadanos chinos y extranjeros que han estado comerciando en uno de los negocios que más crecimiento ha tenido en ese país.  Sin embargo, los verdaderos culpables se encuentran detrás de la regulación parcial que incentivó el gobierno chino desde años anteriores para promover artificialmente el endeudamiento de sus ciudadano y debido a la otorgación de créditos e hipotecas con intereses por debajo de valores de mercado.

De nuevo, es el gobierno el que aparentemente sale a la protección de sus ciudadanos tan sólo luego de que coarta su libertad, los condena de errores que no han cometido y los forza a obedecer a una dictadura que ahora les dirá en dónde podrán vivir y con quién.