F.A. Hayek explica la imposibilidad del socialismo en 2 minutos


Video: Hayek – La imposibilidad del socialismo

ENTREVISTADOR: Dice Ud que el socialismo es técnicamente imposible. ¿Qué quiere decir exactamente con eso?

F.A. HAYEK: El socialismo supone que una autoridad central única puede utilizar todo el conocimiento disponible.

Pasa por alto que la sociedad moderna, a la que ahora prefiero llamar el orden extensivo, que supera la capacidad de cualquier mente individual, se basa en la utilización de conocimiento ampliamente disperso.

Y una vez que somos conscientes de que podemos sacar un gran provecho de los recursos disponibles sólo porque utilizamos el conocimiento de millones de hombres queda claro que la suposición del socialismo de que una autoridad central puede gobernar todo este conocimiento, simplemente no es correcta.

El socialismo, al criticar la producción para el beneficio en vez de para el uso, se opone a lo que hace posible la sociedad abierta.

La producción para el uso sólo sería posible en una sociedad donde todo el conocimiento estuviese dado.

Pero llegar a una situación en la que todos trabajamos para gente que no conocemos y somos sostenidos por el trabajo de gente que no nos conoce El beneficio es la señal que nos dice qué debemos hacer para servir a gente que no conocemos.

De hecho, podemos producir lo suficiente como para mantener a toda la población actual del mundo sólo gracias a un proceso espontáneo, un mecanismo, que nos permite usar infinitamente más información de la que posee ninguna autoridad central.

Transcripción: http://www.youtube.com/user/Malthus

Traducción y subtítulos: http://www.anarcocapitalista.com

Discurso de Jimmy Wales en el décimo aniversario de Wikipedia


Wikipedia celebrará el día de mañana su aniversario número 10.  Jimmy Wales, el fundador de la enciclopedia, presentó una conferencia en la Universidad de Bristol hace algunos días y esto es lo que dijo sobre el éxito de este sitio web para unificar el conocimiento disperso del mundo en la enciclopedia más grande (y con la menor cantidad de datos incorrectos) que ha existido en la historia de la humanidad,

Video: Jimmy Wales en la Bristol Cathedral School

En su discurso, Wales celebró la “cultura geek” (“Geek culture transcends national culture”) y explicó el importantísimo rol que más de 100,000 “geeks” que han participado desde la creación de este sitio web el 15 de enero del año 2001.  Los geeks, son personas fascinadas con la tecnología y la informática y según Wales, su benevolencia y colaboración de manera autónoma, han sido las herramientas que permitieron el desarrollo de este sitio web.

Wales recibió un doctorado honoris causa por la Universidad Francisco Marroquín en octubre del año 2008 y presentó la conferencia “Free Culture and a Creative Commons World” en donde expuso los principios filosóficos y tecnológicos a partir de los cuales surgió el sitio web.  Según Wales, la colaboración espontánea entre los editores -geeks- ha facilitado el enorme éxito y exactitud con la cual la enciclopedia ha sido, y continúa, siendo escrita.  Según Wales, la idea de crear este sitio la encontró en los trabajos de Friedrich von Hayek al comprender el valor del conocimiento disperso y el de la mano invisible para que los editores -geeks- corriegieran la información ingresada en el sitio web sin seguir las instrucciones de un sistema centralizado de decisiones.

Desde su creación, la enciclopedia Wikipedia ha sido editada por más de 100,000 personas de las cuales el 87% son hombres con una edad promedio de 26 años y con una educación desproporcionadamente superior a la media de los países desarrollados.  Wales dijo de estos autores que a ellos se debía el éxito del sitio web pues son un grupo de “amantes masculinos geek de la tecnología” que han colaborado de una manera esencialmente espontánea, responsable y autosostenible.

¿A quién culpar? ¿A la naturaleza o al gobierno?


Cuando “el bien común” de una sociedad se considera como algo fuera de y por encima del bien de sus miembros individuales, eso significa que el bien de algunos hombres prevalece sobre el bien de otros, esos otros estando destinados a la condición de animales a ser sacrificados.

Ayn Rand.  Qué es el Capitalismo. El ideal desconocido. Fuente: Objetivismo.org

Durante siglos las sociedades humanas se han organizado bajo sistemas normativos que buscan asegurar el bien común de todos sus miembros.  Este ideal, contradictorio e imposible, ha resultado en millones de muertes inocentes, en atrasos científicos e innovaciones nunca desarrolladas y, finalmente, en la excusa del sufrimiento ajeno del cual muchos son artífices bajo argumentos falaces.

El poder destructor de Gaia, la madre naturaleza, ha sido uno de los ejemplos más útiles para desviar la responsabilidad de quienes defienden y protegen un sistema creado para lastimar a los seres humanos.  Huracanes, tormentas tropicales, terremotos, inundaciones, tornados y maremotos han destruido conglomerados urbanos y muchas de las muertes y destrucción física hubiesen sido evitadas si el gobierno de estos lugares hubiese sido fundado con la intención de proteger los derechos de sus ciudadanos con la mínima invasión de sus propiedades y derecho de elegir.

¿Qué sistema es? ¿A quiénes afecta?

El sistema al que nos referimos es aquel que considera la búsqueda del bien común como uno de los fundamentos para establecer, mantener y expander el gobierno de un grupo.  Estos sistemas, sin importar cuan centralizados o descentralizado sea el poder de quienes lo dirigen, siempre crecen y aumentan sus intervenciones en la vida de sus ciudadanos con la intención de proveer de bienes comunes a las masas.

La trampa de este tipo de sistemas es que obvia los costos de transacción (todos los costos económicos necesarios para realizar algo) que se necesita utilizar para buscar -sin nunca conseguirlo- proveer de satisfacción a sus ciudadanos en un intento por conseguir el bien público.  Y es en este proceso de búsqueda del bien público que otro costo, el de oportunidad, se suma a la ecuación pues resulta siempre -sin excepción a la regla- más oneroso que sea un gobierno que carece de información absoluta el poder decidir cuándo, cuánto y para quiénes prestará un servicio.

¿Quiénes y por qué lo protegen?

Mientras que estos sistemas de gobierno son el resultado de un largo proceso histórico de evolución política; es importante mencionar directamente las ideas que actualmente gobiernan sus estructuras.  Estos sistemas, apoyados por burócratas y hombres con privilegios, buscan conseguir para sí votos, favores y justificaciones para aumentar el gasto público, ampliar la cantidad de impuestos que recaudan y finalmente, intentar sin nunca conseguirlo realizar obras que nunca consiguen satisfacer las demandas de los miembros de la sociedad.

¿Acaso hay alguna solución que acabe con este ciclo de caos, muerte y destrucción?

Sí la hay.  La solución es permitir que los ciudadanos se organicen de manera privada para proveerse de los servicios más eficientes para la construcción de casas de habitación, servicios de salud, sistemas viales y otros tantos servicios que en muchos lugares son provistos con éxito en muchos otros lugares del mundo.  Es un hecho, que cualquier servicio provisto por el gobierno carece del conocimiento e información dispersa entre cientos de miles de mentes y, es por lo tanto, mucho menos eficiente para proveer los servicios que requieren los ciudadanos.

Así, la solución es sencilla.  Es necesario reducir la influencia y poder de decisión de los gobiernos en campos para los cuales es menos eficiente (salud, educación, construcción, reparación, restauración, etc… etc… etc…).  Además, es importante educar a la población sobre cuáles son sus derechos y obligaciones.

Es necesario que empecemos a hablar de una sociedad de hombres individuales que debe y puede buscar su propio bienestar al producir en masa para servir a las masas.

Los dejo con otra cita de Ayn Rand que ofrece el sitio Objetivismo.org,

Si uno comienza por definir el bien de hombres individuales, uno aceptará como correcta sólo una sociedad en la que ese bien se consiga y pueda ser conseguido. Pero si uno comienza por aceptar “el bien común” como un axioma y a mirar el bien del individuo como su consecuencia posible pero no necesaria (no necesaria en ningún caso en particular), uno termina con pavorosos absurdos tales como la Rusia soviética, un país profesando estar dedicado al “bien común”, donde, con la excepción de una minúscula camarilla de gobernantes, la población entera ha existido en una miseria infrahumana durante más de dos generaciones.

La Fatal Arrogancia de los PIGS en Europa


“En el aspecto negativo de la tesis del profesor Hayek hay muchísima verdad. Nunca se afirmará suficientemente que el colectivismo no es intrínsecamente democrático y que, por el contrario, pone en manos de una minoría tiránica poderes que jamás hubiera soñado la Inquisición española”. George Orwell, autor de la novela distópica 1984 y de La Rebelión en la Granja

La crisis económica que enfrentan los ciudadanos griegos se ha convertido en una amenaza para la estabilidad del euro y de las inversiones en otros países de la región.  Junto a Grecia los países miembros de la Unión Europa: Portugal, Irlanda -Italia, muy pronto- y España (conocidos como PIGS) enfrentan ahora el efecto de un crecimiento económico artificial debido a las inversiones extranjeras que evitaron su ingreso en recesiones económicas mucho antes del año 2008.

En los próximos años algunos analistas perfilan ya el desmoronamiento del tipo de cambio del euro versus otras monedas y l fiebre por cambiar depósitos y ahorros en euros ya inició.

Sin embargo, ¿son los “países” los culpables de las crisis económicas que desde el año 2008 han enfrentado?  ¿Es acaso el discurso utilizado por analistas y reporteros el correcto?

Sin duda no lo es.  Un país es por definición un territorio que forma una unidad geográfica, política y cultural habitado por un grupo cultural que se identifica como miembro del mismo.  Así, acusar a los ciudadanos griegos de la situación económica recesiva en la que se encuentran no sería justo, objetivo y ecuánime.

Los culpables de la recesión que enfrenta la economía griega, al igual que la de Portugal, Irlanda, Italia y España son los burócratas socialdemócratas y socialistas que durante la última década han promovido el aumento de los gastos públicos, el endeudamiento de sus economías y la ampliación de las actividades paternalistas de sus gobiernos.

El caso de Grecia es ejemplar para demostrar los resultados a largo plazo de lo que Hayek definió como “la fatal arrogancia” de los planificadores que apoyan la redistribución de la riqueza, la expansión sin frenos del gasto público y la demagogia socialista.  Hayek, quien ganó el premio Nobel de Economía en 1968, argumenta cómo “los intentos constructivistas por promover valores, ideales y precios (desde “arriba”) no toman en cuentan los procesos históricos de desarrollo, como el conocimiento disperso y el orden espontáneo, en lo que define como “una fatal arrogancia” de la planificación central donde los planificadores creen arrogantemente que la información que poseen es toda la información existente, con resultados fatales para las sociedades.” (más información sobre la obra en Wikipedia)

La política del país está dominada por dos partidos; el primero es el partido liberal conservador New Democracy (Nueva Democracia) (ND) y por el partido socialdemócrata Panhellenic Socialist Movement (Movimiento Socialista Panhelénico) (PASOK).[31] Desde el 04 de octubre de 2009, el gobierno griego ha sido dirigido por George Papandreou, que fungió como Presidente del partido PASOK.

La ideología del partido gobernante en Grecia ha promovido un aumento de los salarios en base a impuestos progresivos sobre las ganancias de capital de todos los ciudadanos griegos.  Además, el PASOK y Papandreou iniciaron una carrera de recuperación económica en base a los principios socialdemócratas: aumentaron los controles en la recaudación de  impuestos, impulsó la privatización de algunas industrias estatales que fueron entregadas a monopolios privados y se amplió la base fiscal al cambiar la carga fiscal para los quintiles más bajos de la población griega.  Sólo hasta en el año 2010, el gobierno de Papandreou se propuso reducir los amplios gastos de su gobierno en programas socialdemócratas de bienestar social, disminuyó el salario mínimo para los empleados de la industria privada y pública y continuó ampliando la carga fiscal sobre los quintiles más bajos de la población económicamente activa.

Sin duda, la crisis económica que enfrentan actualmente los países del grupo llamado PIGS o PIIGS deberá ser una lección de historia y economía para las naciones en vías de desarrollo que actualmente son gobernadas por gobiernos socialdemócratas de corte benefactor y de demagogia populista.

Para conocer más sobre la fatal arrogancia de la ideología que ha gobernado los países conocidos como PIGS les recomiendo la lectura de la obra de Friedrich Hayek titulada “La Fatal Arrogancia”