Guatemala: el milagro de las telefonía celular y el Internet


Es común escuchar que Guatemala es uno de los países más pobres y con mayor desigualdad en el poder adquisitivo de Latinoamerica.  Sin embargo, ocupa el puesto número 10 de América Latina en la cantidad de usuarios con acceso a servicio de Internet y tiene más líneas de teléfonos celulares que habitantes en el país (la relación es 1.2 teléfonos por cada habitante y la cifra continúa aumentando).

Este milagro económico ha permitido a millones de guatemaltecos estar conectados con tecnología del primer mundo en un mercado competitivo y dinámico.  El origen de este milagro fue la Universidad Francisco Marroquín  donde se gestaron las ideas para la creación de una de las leyes de telecomunicaciones más avanzadas y modernas en esa materia.  Estas ideas son el resultado de la puesta en práctica de los principios económicos de la Escuela Austríaca de Economía en la liberalización del mercado pues, tal y como dijo Ludwig von Mises, la división del trabajo y la protección de los derechos de propiedad privada es la única manera en que se intercambian bienes y servicios de manera más eficiente,

“En la imaginaria construcción de una economía pura o de mercado no interferido suponemos qu se practica la división del trabajo y que rige la propiedad privada (el control) de los medios de producción; que existe, por tanto, intercambio mercantil de bienes y servicios.  Se supone, igualmente, que el funcionamiento del mercado no es perturbado por factores institucionales.  Se da, finalmente, por admitido que el gobierno, es decir, el aparato social de compulsión y coerción, estará presto a amparar la buena marcha del sistema, absteniéndose, por un lado, de actuaciones que puedan desarticularlo (…)”  Ludwig E. von Mises.  La Acción Humana.  Sobre la economía pura de mercado.

Los invitamos a ver la siguiente entrevista con Alfredo Guzmán, ex-alumno de la UFM y gerente de la empresa estatal que contrataba las telecomunicaciones en el país.  Esperamos que la disfruten:

The Guatemalan Telecommunications Miracle: A Conversation with Alfredo Guzman. Via: 

Además, pueden leer y escuchar las entrevistas realizadas por la UFM respecto a este tema en las siguientes direcciones en línea:

Sobre inventos e innovaciones sorprendentes


Ludwig von Mises en una de sus célebres cítas dice que,

“Los ricos adoptan las novedades y se acostumbran a su uso. Esto inicia una moda que otros imitan. Una vez que las clases más ricas han adoptado un cierto modo de vida, los productores tienen un incentivo para mejorar los métodos de fabricación, y, así, pronto es posible para las clases más pobres el hacer lo mismo. Así, el lujo adelanta el progreso. La innovación “es el capricho de una élite antes de convertirse en la necesidad del público. El lujo de hoy es la necesidad del mañana.”

Su análisis da por hecho que las innovaciones implican siempre –¿o casi siempre?– valores agregados para los seres humanos que dependerán de escalas de valor muy distintas unas de otras.  Estos valores agregados son usualmente más caros que el resto de productos disponibles en el mercado y, usualmente, estos artículos son considerados como lujos, excentricidades y caprichos de los ricos y famosos.  Así, los teléfonos celulares fueron el algún momento productos suntuosos y despampanantes de las estrellas de cine en los años 80s.  De la misma manera en que ahora, en el 2011, lo son los teléfonos de tecnología 3D que realizan videoconferencias con calidades de imagen sorprendentes.

Sin embargo, hay muchas otras innovaciones que, a pesar de tener valores agregados, no pasan la prueba de ser eficientes, funcionales y económicas -reducir costos de transacción-.  Uno de estos ejemplos es la silla hawaiana del video a continuación.  Yo dudo que se llegue a popularizar como una innovación competitiva.  Pero, no me sorprendería verla pronto en muchas oficinas y estudios privados.

Los dejo con el video y espero que inicien la semana riendo un poco,

Video: Ellen Degeneres y la silla hawaiana

El precio del azúcar


Uno de los negocios más lucrativos en la industria agrícola es la producción de azúcar (Saccharum officinarum).  Anualmente, se producen en el mundo 153,5 millones de toneladas (período 2008-2009), cerca de 10 millones de toneladas más que en la temporada anterior (figura 1) y los ingresos recibidos son multimillonarios.  El consumo de azúcar para la temporada 2009-10 es de 600,000 toneladas inferior al año anterior y el líder en el consumo es Brasil; seguido de (150.000 ton), China (600.000 ton) y Tailandia (100.000 ton).

Debido a la importancia de esta industria, tal y como ocurre en otras de gran escala, la protección gubernamental de la industria nacional y la interferencia directa del gobierno en la fijación de los precios de este producto ha sido la constante.  Así, es usual leer noticias en las que el gobierno de estos países productos implementa topes en el suministro nacional o establece cupos a la importación del producto, entre otras.  Esto lo hacen con el único fin de limitar la oferta, empobrecer a los consumidores finales, favorecer a empresarios e industrias menos competitivos, otorgar privilegios a grupos especiales y, a sabiendas, distorsionar el libre funcionamiento de la ley de oferta y demanda a pesar de conocer cómo funciona el mismo.

¿Y por qué hacen esto?

Uno de los motivos se encuentra en que el mainstream de académicos y economistas desconoce en qué se fundamenta la ley de ventaja comparativa y la manera en que esta resulta siempre (cuando hay ausencia de coerción gubernamental) en un juego de ganancia positiva para ambas partes.  Además, de que muchos consideran que los precios pueden ser fijados de manera eficiente por reguladores y mentes sabias sin comprender la verdadera manera en que funciona el mercado.

La ley de ventaja comparativa puede definirse como la ventaja que disfruta un país sobre otro en la elaboración de un producto cuando éste se puede producir a menor costo y, por lo tanto, permite que se intercambie este producto a precios competitivos en el mercado internacional.

En el caso del azúcar, el mayor productor de este producto agrícola es Brasil pues sus costos de producción son bajos, la producción es inmensa y la alta demanda del producto permite que la competencia pueda ofrecer precios más bajos en base a vender un mayor volumen y tener márgenes de ganancia más estrechos por unidad.  Pero también hay otros países que ofrecen el mismo producto en el mercado internacional y ofrecen precios similares debido a su interés por competir y/o aprovechar la ausencia de barreras comerciales implementadas con los tratados regulados de comecio (conocidos vulgarmente como Tratados de Libre Comercio).

Actualmente, la disponibilidad de azúcar en Guatemala se ha visto limitada porque este producto se está vendiendo más caro en los estados al sur de México.  Los distribuidores y comercializadores del mismo, han encontrado que obtienen mayores ganancias atravesando la frontera y empujando la competencia de precios.  Mientras tanto, la disponibilidad del producto en Guatemala se verá reducida y es muy probable que, si se deja libre, el precio del mismo suba.  A grandes rasgos, la comercialización de este producto funciona así,

En última instancia, los precios son establecidos por los juicios de valor del consumidor.  Y estos juicios son el resultado de una valoración de preferencias entre un producto A y B.  Ahora, la valoración y la tasación que permiten la fijación de precios es un proceso distinto, que Ludwig von Mises explica así,

“Cada una de las partes contratantes atribuye mayor valor a lo que recibe que a lo que entrega.  El tipo de cambio, es decir, el precio, no es la resultante de una identidad valorativa; es, por el contrario, el fruto de valoraciones diferentes.

La tasación se distingue netamente de la valoración.  No depende en absoluto de la valoración subjetiva que el bien pueda merecer al interesado.  No expresa el valor de uso subjetivo que el bien tiene para el sujeto, sino el precio anticipado que el mercado le fijará.  La valoración es un juicio que expresa una diferencia de aprecio.  La tasación, en cambio, es la prefiguración de un acontecimiento esperado.  El interesado prevé qué precio pagará el mercado por cierto bien o qué suma dineraria será necesaria para adquirir determinada mercancía.”

Ludwig von Mises en la Acción Humana, capítulo XVI

Así, actualmente los distribuidores de este producto han tasado el precio del producto en México distinto al precio que tasaron en Guatemala.  Estos consideraron que es más rentable para ellos ir a México a competir con los precios altos actuales debido a una escasez del producto que inició debido a la intervención del gobierno al intentar contrarrestar un descenso en la cosecha de azúcar de ese país durante el ciclo 2008-2009.  La cosecha fue afectada debido a una sequía que se extendió y dejó una producción por debajo de los 5,5 millones de toneladas que se habían proyectado.

Libertad en Internet, pilar del Capitalismo


El Internet es uno de los últimos espacios libres que quedan en el planeta.  Su desarrollo y crecimiento en medidas y tamaños nunca antes imaginados por el ser humano ha sido el resultado de la libertad de innovación, competencia y desarrollo tecnológico que durante varias décadas han generado cientos de miles de millones de dólares en ganancias para innovadores, empresarios y genios de la computación.

Sin embargo, esta libertad ha sido lentamente coartada por la intervención gubernamental y los intereses -millonarios- de grupos de lobby que amenazan uno de los últimos bastiones de la libertad que aún existen.

  • ¿Quién y cómo buscan regular el acceso a Internet?

Esta intervención gubernamental ha sido dirigida en los últimes meses contra los proveedores del servicio de internet en Estados Unidos por la  FCC (Federal Communications Commission).

  • ¿El motivo?

Crear de manera artificial una aparente neutralidad (net neutrality rules, como son conocidas en inglés) en el servicio de internet permitiendo que todos los estadounidenses tengan acceso a servicios en línea que usualmente son bloqueados por los proveedores a menos que se haya contratado una cuenta.  (¿Acaso no pueden entender que quienes desean tener más y mejores accesos tan sólo deberán pagar más que los demás? ¿por qué los ofende tanto esto?)

Es evidente que la intención de los comisionados de la FCC es cumplir con los principios socialistas que regularían los servicios en línea y violarían los derechos de propiedad privada de los proveedores de internet.  Peor aún, estos comisionados son impulsados por el dañino estímulo altruista de sacrificar el bienestar de los competidores que disfrutan de la innovación, eficiencia y amplia oferta en un mercado de servicios en línea que otrora era libre y regulado por la competencia.

Esta propuesta, apoyada por muchos grupos de lobby socialistas en Estados Unidos, podría tener resultados nefastos e irreparables para el contínuo crecimiento del mundo virtual.  Además, permitiría que en el futuro nuevas regulaciones estatales fueran puestas en marcha en Estados Unidos (tal y como ha ocurrido en Europa durante los últimos 10 años).

  • ¿Qué ocurrirá si la FCC gana?

La regulación del mercado por la FCC tendrá el irreparable resultado de desalentar la competencia y surgimiento de emprendedores, reducir los márgenes de ganancia, retrasar el avance e innovación tecnológicas, crear pobreza donde otrora era un paraíso de oportunidades.

Peor aún, la regulación de la FCC sobre Internet crearía un poderoso Leviatán que decidiría a partir de ahora quién y cómo podría vender servicios  de internet (reduciendo así la oferta de este y otros servicios).

Ayer, ahora y siempre, Internet es y será el único lugar -virtual, es cierto- en que se ha practicado el capitalismo en sus formas más puras.  Gracias a esto, muchos de los hombres más ricos del mundo han estado vinculados a este mundo de libre comercio y competencia y, también, millones de personas alrededor del mundo han salido de la pobreza emprendiendo negocios online.

Los proveedores privados de acceso a Internet en Estados Unidos tienen el derecho a ofrecer sus servicios a quienes estén interesados en pagar los contratos.  No existe cosa semejante a “tener el derecho a tener Internet” y no conocer el significado del término Derecho es el causante de este y otros problemas filosóficos.

Los seres humanos actuamos y pactamos decisiones teniendo conciencia de los efectos que los mismos tendrán tal y como Nozick y Rothbard lo han explicado en sus tratados.

Visiten otros artículos sobre el tema,