Es injusto tener 12 pares de piernas


(Photo: Twitter/Oscar Pistorius)

Photo: Twitter/Oscar Pistorius, tomada de: http://bit.ly/O7edBU

Si pudiera cambiar cualquier parte de su cuerpo que no le gusta, ¿qué se cambiaría? Habrá quienes digan que se cambiarían la nariz, que se aumentarían o disminuirían el busto, se quitarían veinte libras de panza, algunas arrugas, que se enderezarían los dientes. Habrá otros que quisieran cambios más radicales, que quisieran ser mucho más altos, por ejemplo, o que harían modificaciones como alargarse las orejas para que queden puntiagudas como las de los vulcanos. Habrá quienes no querrán cambiar nada y otros que ya lo cambiaron. Y bueno, mientras cada uno tome sus propias decisiones y se pague sus propias operaciones, nadie debería tener mayor cosa que argumentar al respecto. La discusión cambia, sin embargo, cuando las operaciones se las hacen las candidatas a algún concurso de belleza, puesto que esos retoques significan que unas tendrán ventaja sobre las otras y eso se convierte en un tema de debate sobre la competencia y la justicia.

Supongamos que se trate de modificaciones físicas que alteren el rendimiento de los deportistas o el sexo de las candidatas a reinas de belleza, ¿cuál es el problema con ese tipo de ventajas a la hora de competir? Para mí no existe problema, mientras las reglas del juego sean respetadas y nadie engañe a nadie al respecto. Si una de las reglas de Miss Universo es que las competidoras hayan nacido mujeres, entonces está claro que nadie que haya cambiado de sexo puede competir ahí.

La discusión, en otros casos, gira en torno al equipo que usan los deportistas. Me parece muy interesante el caso de Oscar Pistorius, el corredor sudafricano que usa dos prótesis puesto que no tiene pies, puesto que muchos se oponen a que compita en las olimpiadas porque dichas prótesis pueden darle ventaja sobre los otros corredores. Lo que llama más mi atención es que esas piezas de equipo que le sirven para remplazar los miembros que le faltan y que lo restringen al campo de la discapacidad, se conviertan en el símbolo de una amenaza para los otros competidores, o que por lo menos la gente lo perciba así. Hay muchas opiniones científicas acerca de la ventaja o desventaja de las prótesis de Pistorius (para conocer esas opiniones, recomiendo la lectura de este artículo de la revista Scientific American), pero ¿qué pasa con las opiniones éticas? ¿Qué es lo que nos asusta de casos como el de Pistorius, que la tecnología ayude al ser humano a ser lo mejor que pueda ser, que lo ayude a superar todas las barreras? Habrá quienes opinen que él debería limitarse a ser “funcional” y aceptar su condición sin hacer nada para cambiarla. Habrá otros que digan que no es justo que él tenga unas prótesis de 24,000 euros mientras en el mundo hay niños que tienen que arrastrase y que no tienen esperanza de tener ni una pata de palo. Habrá otros, como yo, que piensen que la ventaja de Pistorius no está en sus prótesis, sino en su forma de enfrentar al mundo y querer ser mejor.

El título de este post hace referencia a una conferencia de Aimee Mullins, otra corredora sin piernas que luego se convirtió en modelo, y que cuenta cómo alguien le dijo que era injusto que ella pudiera cambiar su estatura según la prótesis que use. Mullins opina que el debate respecto a la discapacidad ha cambiado, porque estas personas tienen la oportunidad de convertirse en súper humanos y quizás eso nos hace cuestionarnos si nos estamos enfrentando a una nueva forma de evolución gracias a la tecnología, si podemos cambiar ese “diseño perfecto” que algunos dicen que tenemos.

Guatemala: el milagro de las telefonía celular y el Internet


Es común escuchar que Guatemala es uno de los países más pobres y con mayor desigualdad en el poder adquisitivo de Latinoamerica.  Sin embargo, ocupa el puesto número 10 de América Latina en la cantidad de usuarios con acceso a servicio de Internet y tiene más líneas de teléfonos celulares que habitantes en el país (la relación es 1.2 teléfonos por cada habitante y la cifra continúa aumentando).

Este milagro económico ha permitido a millones de guatemaltecos estar conectados con tecnología del primer mundo en un mercado competitivo y dinámico.  El origen de este milagro fue la Universidad Francisco Marroquín  donde se gestaron las ideas para la creación de una de las leyes de telecomunicaciones más avanzadas y modernas en esa materia.  Estas ideas son el resultado de la puesta en práctica de los principios económicos de la Escuela Austríaca de Economía en la liberalización del mercado pues, tal y como dijo Ludwig von Mises, la división del trabajo y la protección de los derechos de propiedad privada es la única manera en que se intercambian bienes y servicios de manera más eficiente,

“En la imaginaria construcción de una economía pura o de mercado no interferido suponemos qu se practica la división del trabajo y que rige la propiedad privada (el control) de los medios de producción; que existe, por tanto, intercambio mercantil de bienes y servicios.  Se supone, igualmente, que el funcionamiento del mercado no es perturbado por factores institucionales.  Se da, finalmente, por admitido que el gobierno, es decir, el aparato social de compulsión y coerción, estará presto a amparar la buena marcha del sistema, absteniéndose, por un lado, de actuaciones que puedan desarticularlo (…)”  Ludwig E. von Mises.  La Acción Humana.  Sobre la economía pura de mercado.

Los invitamos a ver la siguiente entrevista con Alfredo Guzmán, ex-alumno de la UFM y gerente de la empresa estatal que contrataba las telecomunicaciones en el país.  Esperamos que la disfruten:

The Guatemalan Telecommunications Miracle: A Conversation with Alfredo Guzman. Via: 

Además, pueden leer y escuchar las entrevistas realizadas por la UFM respecto a este tema en las siguientes direcciones en línea:

Globalización y costos de transacción


Los empresarios y ejecutivos que vuelan más de 10 veces al año conocen una cantidad infinita de formas de reducir sus costos de transacción al momento de viajar.  Maletas pequeñas y bien empacadas les permiten obviar la larga espera mientras el equipaje sale por la banda eléctrica; zapatos cómodos y kits de higiene los mantienen frescos y, finalmente, siempre tienen consigo un buen libro (ebook o impreso).  Estos ahorros, en términos de tiempo y transporte, resultan en un ahorro de energía que muy pocas personas suelen comprender y aprovechar.

Los ejecutivos de las aerolíneas han presionado para que ingenieros prepararan diseños que redujeran los costos de funcionamiento de sus aeronaves luego de la subida del precio del petróleo.  El resultado más reciente es el Boeing 787 Dreamliner long-range jet.  Este nave transatlántica es la oferta más esperada por la industria de la aviación.  El diseño, muy parecido a versiones anteriores ofrece más espacio para los pasajeros de clase económica (algo muy importante para esa clase de pasajeros) y, más importante aún, incrementa la eficiencia en el consumo del combustible en más del 20% vs otros aviones hechos de aluminio.  El 787 Dreamliner está hecho con una revolucionaria aleación en el fuselaje de compuestos de carbón y esta reducción de costos podría abrir las puertas a nuevos y más viajes transatlánticos que durante mucho tiempo dejaron de ser economicamente eficientes para las grandes empresas de transporte aéreo.

El Boeing 787 Dreamliner fue presentado el 19 de julio y ese mismo día recibió una orden de compra de 30 aeronaves con un valor total de US$9,000 millones por la empresa Emirates y una orden de US$3,000 millones de la empresa GECAS.

Un principio defendido por la Escuela Austríaca establece que,

“la reducción de los costes de transacción promueve siempre el máximo crecimiento y eficiencia económica en una industria.”  En conclusión, luego de una dura crisis que llevó a la quiebra a muchas empresas de transporte aéreo, es evidente que una nueva era en el tranporte transatlántico ha iniciado y esperamos que nuevas noticias aparezcan al respecto.

Competencia: el éxito del iPad


El lanzamiento del aparato más novedoso de los últimos 2 años fue celebrado por el mundo entero el día 03 de abril cuando empezó a venderse el iPad en las tiendas de Apple en Estados Unidos.  En ese primer día de ventas, se vendieron aprox. entre 600 y 700 mil aparatos con un valor aprox. a los US$200.00  El éxito de este aparato era ya esperado, las ventas en órdenes previas habían alcanzado ya las 300 mil unidades en las semanas previas al lanzamiento en las tiendas.  Este es sin duda, el producto tecnológico más “caliente” de los últimos años.

¿A qué se debe su éxito?

El iPad no es realmente un producto tecnológico innovador.  Muchos de sus accesorios y funciones existían ya en el teléfono iPhone y su principal característica es el tener dimensiones mayores que permiten una mejor visión de la pantalla.  Es interesante entender que la competencia de este producto no es un procesador portatil o laptop, y tampoco es un teléfono, los anteriores son los aparatos tecnológicos más vendidos en el mundo y por lo tanto, es en ese mercado que hay mayores volúmenes de ventas.

La principal competencia del iPad está en el mercado de lectores digitales y su competencia es el lector digital Kindle, el Nook y el Sony Reader.  La primera generación del Kindle, el lector digital más popular hasta ahora, fue lanzado en noviembre del año 2007 y para el último cuarto del año 2009 se habían vendido 1,5 millones de aparatos a un precio aprox. de US$250.00  Este número de ventas ha demostrado que quedará corto en comparación de las ventas del iPad.  Sin duda, la competencia en el mercado de lectores digitales continuará desarrollandose a partir de ahora con mayor velocidad.  Una encuesta que analizó en febrero de 2010 el comportamiento de los consumidores en este mercado, dió como resultado la participación de mercado para los siguientes 3 meses,

¿Entonces qué ocurrió?

El éxito de este producto radica en la naturaleza del mercado y la competencia catálactica que se caracteríza por ser un fenómeno social que posibilitó a los individuos elegir ad libitum el adquirir o no un producto más de intercambio.  Desde que el iPad fue anunciado, el valor marginal de este producto ascendío tan pronto se especuló sobre la escasez que habría del mismo durante los primeros meses de venta.  El producto se convirtió en un bien que era deseado por todos, no por sus características tecnológicas innovadoras, sino por su valor como bien de lujo.  Así, esta competencia cataláctica, entre quienes opinaban que el iPad sería mejor que otros gadgets tecnológicos, tuvo la función social de garantizar de la mejor manera, las necesidades (esperadas) por los que serían sus consumidores iniciales dadas las actuales circunstancias económicas.  El futuro de este producto, y el que se mantengan sus ventas será ahora determinado por las valoraciones individuales que hagan los compradores iniciales de este producto.  Su popularidad dependerá del consumidor y sus opiniones.

La historia de ventas del iPad es la más nueva noticia del funcionamiento eficiente de la competencia catálactica en un sistema económico en ausencia de la coacción gubernamental.  Enhorabuena!

El precio del azúcar


Uno de los negocios más lucrativos en la industria agrícola es la producción de azúcar (Saccharum officinarum).  Anualmente, se producen en el mundo 153,5 millones de toneladas (período 2008-2009), cerca de 10 millones de toneladas más que en la temporada anterior (figura 1) y los ingresos recibidos son multimillonarios.  El consumo de azúcar para la temporada 2009-10 es de 600,000 toneladas inferior al año anterior y el líder en el consumo es Brasil; seguido de (150.000 ton), China (600.000 ton) y Tailandia (100.000 ton).

Debido a la importancia de esta industria, tal y como ocurre en otras de gran escala, la protección gubernamental de la industria nacional y la interferencia directa del gobierno en la fijación de los precios de este producto ha sido la constante.  Así, es usual leer noticias en las que el gobierno de estos países productos implementa topes en el suministro nacional o establece cupos a la importación del producto, entre otras.  Esto lo hacen con el único fin de limitar la oferta, empobrecer a los consumidores finales, favorecer a empresarios e industrias menos competitivos, otorgar privilegios a grupos especiales y, a sabiendas, distorsionar el libre funcionamiento de la ley de oferta y demanda a pesar de conocer cómo funciona el mismo.

¿Y por qué hacen esto?

Uno de los motivos se encuentra en que el mainstream de académicos y economistas desconoce en qué se fundamenta la ley de ventaja comparativa y la manera en que esta resulta siempre (cuando hay ausencia de coerción gubernamental) en un juego de ganancia positiva para ambas partes.  Además, de que muchos consideran que los precios pueden ser fijados de manera eficiente por reguladores y mentes sabias sin comprender la verdadera manera en que funciona el mercado.

La ley de ventaja comparativa puede definirse como la ventaja que disfruta un país sobre otro en la elaboración de un producto cuando éste se puede producir a menor costo y, por lo tanto, permite que se intercambie este producto a precios competitivos en el mercado internacional.

En el caso del azúcar, el mayor productor de este producto agrícola es Brasil pues sus costos de producción son bajos, la producción es inmensa y la alta demanda del producto permite que la competencia pueda ofrecer precios más bajos en base a vender un mayor volumen y tener márgenes de ganancia más estrechos por unidad.  Pero también hay otros países que ofrecen el mismo producto en el mercado internacional y ofrecen precios similares debido a su interés por competir y/o aprovechar la ausencia de barreras comerciales implementadas con los tratados regulados de comecio (conocidos vulgarmente como Tratados de Libre Comercio).

Actualmente, la disponibilidad de azúcar en Guatemala se ha visto limitada porque este producto se está vendiendo más caro en los estados al sur de México.  Los distribuidores y comercializadores del mismo, han encontrado que obtienen mayores ganancias atravesando la frontera y empujando la competencia de precios.  Mientras tanto, la disponibilidad del producto en Guatemala se verá reducida y es muy probable que, si se deja libre, el precio del mismo suba.  A grandes rasgos, la comercialización de este producto funciona así,

En última instancia, los precios son establecidos por los juicios de valor del consumidor.  Y estos juicios son el resultado de una valoración de preferencias entre un producto A y B.  Ahora, la valoración y la tasación que permiten la fijación de precios es un proceso distinto, que Ludwig von Mises explica así,

“Cada una de las partes contratantes atribuye mayor valor a lo que recibe que a lo que entrega.  El tipo de cambio, es decir, el precio, no es la resultante de una identidad valorativa; es, por el contrario, el fruto de valoraciones diferentes.

La tasación se distingue netamente de la valoración.  No depende en absoluto de la valoración subjetiva que el bien pueda merecer al interesado.  No expresa el valor de uso subjetivo que el bien tiene para el sujeto, sino el precio anticipado que el mercado le fijará.  La valoración es un juicio que expresa una diferencia de aprecio.  La tasación, en cambio, es la prefiguración de un acontecimiento esperado.  El interesado prevé qué precio pagará el mercado por cierto bien o qué suma dineraria será necesaria para adquirir determinada mercancía.”

Ludwig von Mises en la Acción Humana, capítulo XVI

Así, actualmente los distribuidores de este producto han tasado el precio del producto en México distinto al precio que tasaron en Guatemala.  Estos consideraron que es más rentable para ellos ir a México a competir con los precios altos actuales debido a una escasez del producto que inició debido a la intervención del gobierno al intentar contrarrestar un descenso en la cosecha de azúcar de ese país durante el ciclo 2008-2009.  La cosecha fue afectada debido a una sequía que se extendió y dejó una producción por debajo de los 5,5 millones de toneladas que se habían proyectado.

Libertad en Internet, pilar del Capitalismo


El Internet es uno de los últimos espacios libres que quedan en el planeta.  Su desarrollo y crecimiento en medidas y tamaños nunca antes imaginados por el ser humano ha sido el resultado de la libertad de innovación, competencia y desarrollo tecnológico que durante varias décadas han generado cientos de miles de millones de dólares en ganancias para innovadores, empresarios y genios de la computación.

Sin embargo, esta libertad ha sido lentamente coartada por la intervención gubernamental y los intereses -millonarios- de grupos de lobby que amenazan uno de los últimos bastiones de la libertad que aún existen.

  • ¿Quién y cómo buscan regular el acceso a Internet?

Esta intervención gubernamental ha sido dirigida en los últimes meses contra los proveedores del servicio de internet en Estados Unidos por la  FCC (Federal Communications Commission).

  • ¿El motivo?

Crear de manera artificial una aparente neutralidad (net neutrality rules, como son conocidas en inglés) en el servicio de internet permitiendo que todos los estadounidenses tengan acceso a servicios en línea que usualmente son bloqueados por los proveedores a menos que se haya contratado una cuenta.  (¿Acaso no pueden entender que quienes desean tener más y mejores accesos tan sólo deberán pagar más que los demás? ¿por qué los ofende tanto esto?)

Es evidente que la intención de los comisionados de la FCC es cumplir con los principios socialistas que regularían los servicios en línea y violarían los derechos de propiedad privada de los proveedores de internet.  Peor aún, estos comisionados son impulsados por el dañino estímulo altruista de sacrificar el bienestar de los competidores que disfrutan de la innovación, eficiencia y amplia oferta en un mercado de servicios en línea que otrora era libre y regulado por la competencia.

Esta propuesta, apoyada por muchos grupos de lobby socialistas en Estados Unidos, podría tener resultados nefastos e irreparables para el contínuo crecimiento del mundo virtual.  Además, permitiría que en el futuro nuevas regulaciones estatales fueran puestas en marcha en Estados Unidos (tal y como ha ocurrido en Europa durante los últimos 10 años).

  • ¿Qué ocurrirá si la FCC gana?

La regulación del mercado por la FCC tendrá el irreparable resultado de desalentar la competencia y surgimiento de emprendedores, reducir los márgenes de ganancia, retrasar el avance e innovación tecnológicas, crear pobreza donde otrora era un paraíso de oportunidades.

Peor aún, la regulación de la FCC sobre Internet crearía un poderoso Leviatán que decidiría a partir de ahora quién y cómo podría vender servicios  de internet (reduciendo así la oferta de este y otros servicios).

Ayer, ahora y siempre, Internet es y será el único lugar -virtual, es cierto- en que se ha practicado el capitalismo en sus formas más puras.  Gracias a esto, muchos de los hombres más ricos del mundo han estado vinculados a este mundo de libre comercio y competencia y, también, millones de personas alrededor del mundo han salido de la pobreza emprendiendo negocios online.

Los proveedores privados de acceso a Internet en Estados Unidos tienen el derecho a ofrecer sus servicios a quienes estén interesados en pagar los contratos.  No existe cosa semejante a “tener el derecho a tener Internet” y no conocer el significado del término Derecho es el causante de este y otros problemas filosóficos.

Los seres humanos actuamos y pactamos decisiones teniendo conciencia de los efectos que los mismos tendrán tal y como Nozick y Rothbard lo han explicado en sus tratados.

Visiten otros artículos sobre el tema,