Toyota responde a subsidios en Estados Unidos


Charles G. Koch, uno de los empresarios más importantes de Estados Unidos, comentó en un artículo para el WSJ que el motivo por el que su empresa de refinería de combustibles había ingresado a la industria del etanol se debía a los mandatos del gobierno y no al mejor interés de su empresa y el de su los consumidores.  El Sr. Koch insistió que en esa industria, la interferencia del gobierno en el mercado a través de mandatos, legislación, subsidios y  aranceles proteccionistas eran los culpables del incremento del precio de los productos y el encarecimiento de bienes y servicios que fomentaban la pobreza.

El día de hoy fue publicada una nota comentando el Plan de Visión Global 2020 de Toyota, el mayor productos de autos del mundo, para implementar estrategias que permitan un desarrollo sostenible del negocio y es sobresaliente mencionar que este plan busca conseguir un incremento de más del 75% a la cantidad de automóbiles híbridos que ofrecerían en el mercado estadounidense (actualmente más del 80% del negocio es de autos Toyota).

Algunos analistas consideraron que esta era una iniciativa de la empresa para responder a la demanda pero han ignorado que esta demanda ha sido manipulada por el gobierno en detrimiento de los intereses de los más pobres.  El desarrollo de tecnologías más ecológicas ha sido subsidiada en gran parte por los gobiernos en detrimento de avances tecnológicos que reduzcan los costos de producción de automóbiles estándar (de gasolina). El anuncio de Toyota responde a multimillonarios subsidios dados a la industria de combustibles en USA (más de 7,000 millones de dólares anuales) y una vez más, vemos cómo empresarios exitosos han sido forzados a ingresar a negocios que si no fuese por subsidios gubernamentales serían mucho menos competitivos.

Esta es parte de la publicidad de Toyota con el carro híbrido Prius,

 

Responsabilidad ciudadana: No al alza de impuestos


Las reformas fiscales y el usual incremento de impuestos que conllevan son la estrategia utilizada por los líderes de América Latina desde tiempos inmemorables para cumplir sus promesas políticas.  Los efectos de este aumento de impuestos no les incumben y es responsabilidad de los ciudadanos conocerlos.  Así, el círculo vicioso del alza de impuestos y el consecuente empobrecimiento de un país es responsabilidad de los ciudadanos.

El aumento de impuestos en cualquier lugar del mundo es directamente proporcional a un descenso de la riqueza de los países.  El pago de impuestos implica una reducción de las ganancias que generan las empresas privadas y una reducción al valor del dinero que ganan los asalariados.

¿Por qué es responsabilidad de los ciudadanos el que haya alzas de impuestos?  Es su responsabilidad porque desconocen los principios económicos que posibilitan la eficiente división del labor, la generación de riqueza y el desarrollo económico.  Estos principios, tan simples como la libertad de los individuos para generar riqueza y la imprescindible seguridad de sus inversiones suelen ser dados por hecho y/o son desconocidos por las masas sin educación.

Estudiar economía es tan importante como estudiar filosofía, historia y teoría política.  Estudiar y leer es indispensable para que los gobernantes no abusen de las garantías y libertades que se les concede al ocupar un puesto político.  Si acaso buscamos detener el alza a los impuestos y las reformas fiscales que los burócratas de nuestros países impulsan es necesario que eduquemos a las masas ignorantes.

Sí, la educación es necesaria… pero siempre hubo antes dinero suficiente para pagarla.