16 de noviembre de 2011, American Censorship Day


Censura es un término que le pertenece a la acción gubernamental, solo los gobiernos pueden quitar libros del mercado, alterar su contenido o suprimir las opiniones de autores. El gobierno es quien puede hacer uso de la fuerza en contra de los individuos para callarlos. Según J.M. Coetzee en su libro Contra la censura, ensayos sobre la pasión por silenciar, “el censor actúa, o cree que actúa, en interés de la comunidad. En la práctica, es frecuente que exprese la indignación de la comunidad o que imagine dicha indignación y la exprese; en ocasiones imagina tanto la comunidad como la indignación de esta.” Así que decide actuar por el bien común, para mantener el orden, la moral y las buenas costumbres. Las personas tienen el derecho a expresar libremente sus ideas, para estar en contra de las determinaciones gubernamentales y opinar al respecto. Todo acto de censura atenta contra ese derecho.

El fenómeno de la censura se incrementa conforme se incrementan los medios que tienen los autores para difundir sus ideas. Con la creación de la imprenta, los periódicos fueron el medio predilecto para criticar a los gobiernos y ellos tomaban medidas para prohibir la impresión de periódicos. En esta era de comunicaciones, tenemos un sin fin de medios para expresar nuestra opinión y hay quienes quieren restringir el acceso que tenemos a ellos. Hoy es el “American Censorship Day” porque hoy el congreso de los Estados Unidos votará para aprobar o no la implementación de un sistema de censura que le permitirá al gobierno bloquear a los sitios web y multar a los autores que consideren que atentan contra las regulacones de derechos de autor.

Este video explica el proyecto de dicho sistema

El punto que me llama poderosamente la atención es el hecho de que justifiquen una acción de censura con el pretexto de la defensa de los derechos de autor. Todos sabemos que la piratería es un delito y hay acciones que se pueden tomar para combatirlo; sin embargo, renunciar a nuestra libertad de grabarnos cantando una canción pop y subir dicho video a la red es un asunto completamente distinto. Esta es un aley para Estados Unidos, pero qué nos asegura que otros gobiernos no seguirán su ejemplo y querrán intervenir en nuestra vida virtual, en nuestras opiniones.

¿Qué es la Libertad de emisión del pensamiento?


La Constitución Política de la República de Guatemala (Reformada por Acuerdo legislativo No. 18-93 del 17 de Noviembre de 1993) garantiza la protección de todas las personas y establece la organización del Estado para protegerlo (Artículo 1).  También, la Constitución establece que es el deber del Estado garantizar la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de todas las personas. (Artículo 2)

De esta manera, en el artículo 35 de la Constitución, se garantiza la libertad de emisión de pensamiento y es un derecho constitucional de todos los  guatemaltecos reclamar ante la Corte de Constitucionalidad el respeto de la misma y lo es también exigir a los Magistrados de la Corte cumplir el juramento que hicieron de defender la Constitución Política de la República de Guatemala.

A continuación, el artículo 35 de la Constitución explica cuál es el derecho de Libertad de emisión del pensamiento,

Artículo 35.- Libertad de emisión del pensamiento.

Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna. Quien en uso de esta libertad faltare al respeto a la vida privada o a la moral, será responsable conforme a la ley. Quienes se creyeren ofendidos tienen derechos a la publicación de sus defensas, aclaraciones y rectificaciones.

No constituyen delito o falta las publicaciones que contengan denuncias, críticas o imputaciones contra funcionarios o empleados públicos por actos efectuados en el ejercicio de sus cargos.

Los funcionarios y empleados públicos podrán exigir que un tribunal de honor, integrado en la forma que determine la ley, declare que la publicación que los afecta se basa en hechos inexactos o que los cargos que se les hacen son infundados. El fallo que reivindique al ofendido, deberá publicarse en el mismo medio de comunicación social donde apareció la imputación.

La actividad de los medios de comunicación social es de interés público y éstos en ningún caso podrán ser expropiados. Por faltas o delitos en la emisión del pensamiento no podrán ser clausurados, embargados, intervenidos, confiscados o decomisados, ni interrumpidos en su funcionamiento las empresas, los talleres, equipo, maquinaria y enseres de los medios de comunicación social.

Es libre el acceso a las fuentes de información y ninguna autoridad podrá limitar ese derecho.

La autorización, limitación o cancelación de las concesiones otorgadas por el Estado a las personas, no pueden utilizarse como elementos de presión o coacción, para limitar el ejercicio de la libre emisión del pensamiento.

Un jurado conocerá privativamente de los delitos o faltas a que se refiere este artículo.

Todo lo relativo a este derecho constitucional se regula en la Ley Constitucional de Emisión del Pensamiento.

Los propietarios de los medios de comunicación social, deberán proporcionar cobertura socioeconómica a sus reporteros, a través de la contratación de seguros de vida.