El poder de las palabras


Imagen tomada de: http://bit.ly/VFG2tl

Imagen tomada de: http://bit.ly/VFG2tl

Es interesante cómo funcionan las palabras. A veces uno las mira escritas en el periódico y sabe cuál es la agenda del columnista que las está usando, lo mismo si las escucha en las noticias. Sin embargo, creo que son especialmente poderosas cuando uno las usa en una conversación, más si la persona con que uno está hablando de pronto suelta un puñetazo a la cara con una frase como: “entonces vos trabajás con esos neoliberales”, “sos neoliberal”, “a vos no te importan los sectores desfavorecidos de la sociedad, porque defendés los intereses de esos explotadores que se aprovechan de la gente y a los que no les importa más que llenarse los bolsillos de dinero, sin importar cómo”. El golpe puede ser muy fuerte, aunque no siempre incluye una mala intención de parte del interlocutor. Puede pasar que éste use un concepto robado; es decir, que use un concepto con el que niega la validez de uno o más conceptos anteriores de los que depende lógicamente.

La fórmula para saber si la persona está usando un concepto robado es preguntarle qué entiende por “neoliberal”, en este caso, y así uno puede identificar que probablemente no se refiere a “capitalista”, sino a “mercantilista” y entonces es más fácil aclarar de qué estamos hablando. En mi afán por aclarar términos, encontré un par de páginas que le pueden servir a todo aquel que quiera saber de qué está hablando y estar seguro de que no está usando conceptos robados. La primera es el wiki diccionario, en el cual hay definiciones muy cortas de términos económicos, con enlaces a artículos donde se explican los términos con mayor profundidad.

En el wiki diccionario dice que capitalismo es un: “Concepto económico de la civilización que está basado en la propiedad privada (y el control) de los medios de producción. Dicha situación institucional permite e inevitablemente incentiva la división del trabajo, el cálculo económico, la acumulación del capital, la mejora tecnológica y la cooperación social voluntaria de una economía de mercado cuya producción es decidida en última instancia por el consumidor. El capitalismo es la antítesis del estatismosocialismo o comunismo que están basados en la propiedad estatal (y control) de los medios de producción.

Pero como esa definición no me satisfizo del todo, me fui a leer un Tópico de actualidad del CEES, donde Ayn Rand explica que el capitalismo es: “un sistema social basado en el reconocimiento de los derechos individuales, incluso el derecho de propiedad, en el que toda propiedad es poseída individualmente.

El reconocimiento de los derechos individuales lleva consigo la exclusión de la fuerza física de las relaciones humanas. Básicamente, los derechos sólo pueden ser violados por medio de la fuerza. En una sociedad capitalista, ningún hombre ni ningún grupo puede iniciar el uso de la fuerza física contra los demás La única función del gobierno en esta sociedad es la tarea de proteger los derechos del hombre, es decir, la tarea de protegerlo de la fuerza física. El gobierno actúa como agente del derecho de defensa del hombre y puede usar la fuerza sólo en represalia y sólo contra aquellos que inicien su uso. Así, el gobierno es el medio para colocar el uso en represalia de la fuerza bajo control objetivo”.

No encontré una definición de “Neoliberalismo” en el wiki diccionario, pero sí encontré artículos al respecto en la página de la revista Laissez Faire, donde hay una artículo en el que Enrique Ghersi explica las raíces del término y dice que “ el  ‘neoliberalismo’ es utilizado para asimilar con el liberalismo , a veces despectivamente , a veces con cierta pretensión científica políticas , ideas o gobiernos que , en realidad , no tienen nada que ver con él . Esta práctica ha llevado a muchos a considerar que se encontraban frente a un mito contemporáneo: el “ neoliberalismo ” sólo existía en la imaginación de quienes usaban el término. Este rechazo se ve incrementado, además , porque actualmente resulta muy difícil encontrar un liberal que se proclame a sí mismo como perteneciente a aquella subespecie , calificándose como “neoliberal ”. Por el contrario , quienes lo usan son generalmente sus detractores”.

Todavía me queda un largo camino por delante para aclarar los términos con que hablo y espero que me hablen, pero sé que es la única manera de eliminar los conceptos robados, como “neoliberal”. Muchas personas me han dicho que es más fácil crear términos nuevos, porque si uno habla de “capitalismo” las connotaciones negativas son muy fuertes, yo creo que en lugar de hacer nuevos diccionarios, debemos volver a las verdaderas raíces de los conceptos, debemos rescatar su valor original para no sentir que nos estamos apedreando con palabras todo el tiempo.

 

Libro sugerido: The Capitalist and The Entrepreneur por Peter G. Klein


The  Capitalist & The Entrepreneur

Una nueva obra que explora los principios filosóficos del capitalismo y la actividad emprendedora fue publicado por el Mises Institute recientemente.  La obra titulada “The Capitalist and The Entrepreneur” (Mises Institute, 2010) fue escrita por Peter G. Klein.

Peter Klein es catedrático en la división de Applied Social Sciences de la University of Missouri y su trabajo de investigación se enfoca en la actividad empresarial, institucionalidad organizacional, economía aplicada y redes de economía.  El blog Mises Daily entrevisto al profesor Klein y comentó que su libro integra la teoría sobre la actividad empresarial y su relación con los estudios teóricos de la Escuela Austríaca de Economía.

Sin duda, esta es una obra que debemos leer y, luego, compartirla con nuestros amigos.

El éxito de 25 años de dominios en Internet


“Solamente con propiedad privada de los medios de producción, con libertad de selección por parte del consumidor y libertad de selección por parte del productor es que mercados libres tienen sentido y pueden funcionar.” Henry Hazlitt en el artículo La Propiedad Privada como Requisito Indispensable publicado por el CEES.

En el año 1985 se registro el primer dominio web.  El sitio registrado fue “Symbolics.com” y pertenecía a la empresa Symbolics Computer Company,

Symbolics.com logo as  it  appeared in 1985
Logo de la empresa propietaria del dominio Symbolics.com en 1985

El registro de dominios en Internet traduce las direcciones IP (una larga serie de números) registrados en la fuente de la información que se publicará en los sitios de internet.  Este dominio es el resultado de convertir los números IP a nombres de compañías, de personas o palabras fáciles de recordar.

Fue solamente luego de que se pudiesen registrar dominios en Internet y pagar por el derecho de propiedad y uso de estos dominios que Internet se ha convertido en el medio de comunicación más grande, útil, valioso y rápido del mundo.  Este crecimiento veloz de Internet fue el resultado de la certeza jurídica que estos dominios ofrecían.  El poder adquirir la propiedad de un dominio de Internet aseguraba que el propietario del mismo tendría la certeza para lucrar con el mismo y competir.  Este proceso, el de adquirir la propiedad de uso de dominios y empezar a ofrecer servicios en Internet, inició sólo después de que se creara un sistema de derechos práctico, sencillo y competitivo.

El reconocimiento de la propiedad privada constituye “una condición esencial para impedir la coacción y delimitar la esfera privada” (Hayek, Friedrich. Los Fundamentos de la Libertad) este reconocimiento incentiva a la inversión y competencia de empresarios y visionarios. En la tradición jurídica, el término derecho de propiedad, es un término bastante ambiguo y confuso.  Sin embargo, este concepto del Derecho de Propiedad se asocia en el sentido contemporáneo en base a los derechos subjetivos.  Sobre este tema los invitamos a escuchar una conferencia con el Dr. Enrique Ghersi que argumenta cuál es la definición, concepto y significado del Derecho de Propiedad (link a conferencia en línea) en la tradición jurídica del Derecho y en la vida práctica del hombre.

Desde que se creó este primer dominio en Internet se han registrado más de 500 millones de dominios en Internet.  Actualmente, se mantienen activos más de 116 millones de dominios y es muy probable que esta cantidad de sitios continúe creciendo.  El valor del Internet y de todo el contenido que en la misma se encuentra archivado responde a números inmensos y ofrecer un dato exacto de su valor es probablemente un actividad imposible de cuantificar.  Actualmente, los negocios en Internet (E-Commerce) superan transacciones por más de un millón de billones de dólares.

Internet es la ventana al futuro de la humanidad y su desarrollo se basó en el reconocimiento de derechos de propiedad dentro de la misma.  Hoy se celebran 25 años del que aún se podría considerar el paso más cercano que la humanidad ha dado hacia un sistema capitalista y “todo el mundo, sin importar lo fanáticos que sean a la hora de difamar y luchar contra el capitalismo, implícitamente lo homenajea al demandar apasionadamente sus productos” (Ludwig von Mises) siendo Internet, el producto más valioso de este sistema.

Sin duda, las palabras de Ludwig von Mises son vigentes ahora más que nunca, ya que “el progreso de la humanidad depende, por un lado, de los descubrimientos sociales y económicos que los individuos intelectualmente mejor dotados efectúen y, por otro, de la habilidad de esas mismas u otras personas para hacer que estas ideologías sean atractivas a la mayoría”. (Mises, Ludwig von.  La Acción Humana: Tratado de Economía.)

Peter Thiel, un emprendedor capitalista


El pasado 28 de octubre de 2009 el filósofo objetivista y editor de The Objectivist Standard, Craig Biddle, dictó una conferencia titulada “The Morality of Capitalism” en la Universidad Francisco Marroquín.  En la conferencia, el doctor expuso cuáles eran los pilares filosóficos que hacen del capitalismo un sistema moral y describió los postulados fundamentales de la ética objetivista.  Biddle, también hablo sobre el individualismo, la ética, la riqueza y la importancia de estas para el desarrollo de sociedades capitalistas que producirían la riqueza y progreso que todos deseamos alcanzar.  En esta coyuntura, Peter Thiel, uno de los emprendedores capitalistas más importantes del mundo de los negocios visitará la Universidad Francisco Marroquín y es oportuno recordar cuáles son estos principios que caracterizan a un hombre exitoso:

Un hombre exitoso vive bajo los principios de la filosofía objetivista.  Esta ética, postulada por la filósofa Ayn Rand, centra su atención en el individuo como el único ser capaz de hacer juicios de valor y guiar su acción hacia objetivos racionales.  Este individuo actúa bajo principios éticos y busca alcanzar su felicidad de manera egoista, racional y virtuosa.  Este individuo no cree en el sacrificio de sí mismo por otros y tampoco pide a otros que se sacrifiquen por él.  Este individuo egoísta y racional trabaja y produce con la única intención de asegurarse las mayores ganancias; pues esas ganancias (materiales o inmateriales) son los medios que utilizará para conseguir ser feliz junto a sus seres queridos.

Este individuo egoista y racional es también el componente indispensable para asegurar el éxito del capitalismo.  Sin embargo, individuos como los mencionados anteriormente son escasos y son amenazados diariamente por el sistema de gobierno de todos los países del mundo.

Actualmente, los gobiernos de todos los países del mundo obligan a los individuos a sacrificarse bajo amenazas directas e indirectas de coacción.  La libertad de los individuos es restringida en mayor o menor medida por sistemas de gobierno dictatoriales, teocráticos, socialistas y/o totalitarios.  La moral ha sido sustituida por principios altruistas que demandan el sacrificio de los individuos por la colectividad e impiden a los seres humanos ser felices.

Peter Thiel es cofundador de Pay Pal y miembro de la junta directiva de Facebook. Es fundador de The Stanford Review y de Thiel Capital Management así como de Clarium Global Management. Es productor ejecutivo de la película Thank You for Smoking; y también es un reconocido ajedrecista.

Con David O. Sacks es coautor de The Diversity Myth: “Multiculturalism”and the Politics of Intolerance in Stanford. Ha escrito artículos para The Wall Street Journal, la Stanford Magazine, National Review, Policy Review, The Washington Post y el San Francisco Chronicle. Recibió el Herman Lay Award por empresarialidad, 2006; y una mención por el World Economic Forum como Young Leader por ser uno de los 250 líderes más distinguidos, menores de 40 años. (Fuente: El Amigo de la Marro)