Osama Bin Laden y la filosofía del mundo


“No es la fortuna la que domina el mundo. Preguntémoslo a los romanos, que tuvieron constante prosperidad cuando se gobernaban según un plan, y constantes reveses cuando se gobernaban según otro. Hay causas generales, ya morales ya físicas, que actúan en cada monarquía, la elevan, la mantienen o la precipitan. Todos los accidentes están sometidos a esas causas, y si el azar de una batalla, es decir, una causa particular, ha arruinado un estado, había una causa general que hacía que ese estado debía sucumbir por una sola batalla.  En suma, la marcha principal arrastra con ella todos los accidentes particulares.” Montesquieu

En la anterior cita, Montesquieu presenta coherentemente la idea de que la sociedad humana posee leyes intrínsecas que determinan los caracteres de su vida.  Estas leyes intrínsecas son todas, posturas metafísicas, epistemológicas y éticas en base a las cuales los líderes de los gobiernos actúan y sus representados aplauden.

La reciente captura y asesinato del líder terrorista Osama Bin Laden es el resultado de un plan coherente que durante más de 10 años se había estado llevando a cabo en Medio Oriente. El costo de este plan ha sido inmenso e incalculable en la cantidad de muertes de civiles que en ambos bandos de la batalla han acontecido.  Sin embargo, en el momento clave de esta captura el líder de los Estados Unidos, el Presidente Demócrata Barack Obama, anunció que esta larga batalla no había sido contra una filosofía de vida ie. El Islam, sino contra las ideas extremistas de un grupo de miembros dentro de la sociedad islámica.

Pretender entender el acontecer histórico desde esa perspectiva es probablemente un terrible revés que precipitará toda clases de accidentes en el futuro cercano y lejano. La situación en que queda el mundo luego de la muerte de Osama Bin Laden debería de invitarnos a conocer con detallada calma y con una valuación sin contradicciones de la filosofía de vida de todos los actores que se encuentran actualmente luchando en territorios en el norte de África y el Medio Oriente.

Tal y como dijo Montesquieu hace tanto tiempo, “todos los accidentes están sometidos a esas causas” y no es el azar de las batallas las que salvará a indefensos e inocentes.  Hoy es un día para estudiar filosofía, porque la filosofía sí importa.

Decapitando un país


Estados Fallidos acorde al “Índice de Estados Fallidos 2008” de Foreign Policy
En alerta (rojo)     En peligro (anaranjado)      No hay datos (gris)      Moderado (amarillo)      Sustentable (verde)

El día de hoy fueron decapitadas en Guatemala 4 personas con la intención de desestabilizar el país y enviar un mensaje terrorista.  El efecto de la noticia se empezó a notar con comentarios en la radio, televisión, facebook, twitter y otros servicios sociales en internet.  Guatemala se paralizó por algunas horas y cientos de personas han visto el horroroso video en los noticieros.  Hoy, familias llorarán por la muerte de un familiar y el país enfrentará de nuevo una crisis de terror dirigida por un grupo organizado que se ha enriquecido a costa de crear caos en este estado fallido.

Noticias de actos como el ocurrido el día de hoy tienen un importante impacto en la cultura, historia y economía de un país.  Actos crueles e inhumanos como este han sido motivo para que empresarios, capitalistas, emprendedores y trabajadores decidan no participar en la economía de este y otros países.  La vida, el bien supremo de todos los hombres, es de vital importancia para asegurar la inversión en un país.  Desastres naturales como el de Agatha afectan seriamente la economía, pero desastres humanos como el ocurrido el día de hoy, 10 de junio de 2010, tienen un impacto mucho más duro en la psicología de los habitantes de Guatemala y el mundo entero.

Es necesario exigir al gobierno de Guatemala una reforma del sistema que gobierna el país desde hace 25 años.  La Constitución de la República de Guatemala ha sido violada por corruptos y grupos organizados de criminales que consiguieron quitar al gobierno central el control práctico y monopólico sobre la seguridad y protección de los guatemaltecos.