¿a mí me pela?


Los colores del anuncio luminoso fueron lo primero que llamó mi atención, luego me intrigó que el anuncio estuviera repetido en tantos lugares. Cuando finalmente lo leí completo pensé en los motivos de esta “campaña de concientización”. Según el sitio web de la organización 2012 Despertemos el fin de los anuncios es sensibilizar a ese 50% de la población a la que no le importa que otro 50% de la población sufra de desnutrición. La pregunta es directa, así que la respuesta se reduce a un sí o no. Si la respuesta es sí, sólo estarán confirmando que hay guatemaltecos a los que el problema no les afecta y a quienes, por lo tanto, les da lo mismo. Si la respuesta es no, el siguiente paso lógico es preguntarles ¿qué me proponen que hagamos al respecto? Porque supongo que toda la campaña no se trata de una simple cuestión estadística.

Su propuesta se divide en cuatro fases. La primera es reunir a quienes quieran unirse al movimiento para hacer una gira por los departamentos de Guatemala más afectados por la hambruna, conocer a familias que viven ahí y ver cómo sufren el problema. Les darán talleres sobre nutrición y estrategias para combatir el problema, además de ayudarlos a sensibilizarse al respecto. En la siguiente fase reunirán a gente que ya esté haciendo algo para combatir la desnutrición con gente que quiere ayudar, harán diálogos para unir esfuerzos y hacer propuestas. El resto del proceso no me quedó claro, aunque supongo que será algo respecto a las propuestas que salgan de los diálogos; además, vi algo sobre una coperacha (colecta) nacional.

Con toda esta información puedo decirles que el problema no me “pela”, pero que tampoco voy a ser parte de este movimiento por tres razones fundamentales:

1. La única forma de eliminar la pobreza es creando riqueza. El gobierno no crea riqueza, las ONG no crean riqueza, las organizaciones políticas no crean riqueza, las organizaciones religiosas no crean riqueza. Los que crean riqueza son los empresarios, la gente que da trabajo y la gente que trabaja. Hacer una colecta no es crear riqueza, recolectar impuestos no es crear riqueza, robar no es crear riqueza. La desnutrición es un efecto directo de la pobreza, para combatir y erradicar la desnutrición, lo primero que debemos hacer es combatir y erradicar la pobreza.

2. Me parece arrogante llevar a grupos de gente para “sensibilizarlos” y que conozcan la pobreza. En los diálogos con la gente que ya está “haciendo algo” para combatir la desnutrición, ¿hay gente de las comunidades afectadas? ¿Quién sabe cuáles son las necesidades de cada comunidad, quien vive ahí o quien “sabe mejor” porque llega de la ciudad? ¿Las soluciones propuestas tienen que ver con creación de empresas y trabajo para las personas de las comunidades? ¿Qué diferencia hay entre un viaje a la selva para conocer la fauna y un viaje a las comunidades para conocer la pobreza?

3.  No tiene nada que ver con la benevolencia, es un mecanismo de manipulación por medio de la culpa. No es una campaña para que la gente comprenda las raíces de la pobreza, es para que se sienta culpable por lo que tiene, es para que piense que debe dar y dar y con eso basta para calmar su conciencia. ¿De qué nos sirve saber sobre nutrición si no tenemos qué comer?