Si fuera sólo de pastorear ideas


Curiosidad, fuente de las virtudes. Foto de María Fernanda Peter

La sala estaba llena de jóvenes, empresarios, emprendedores, inversionistas, profesores y alguno que otro curioso. Escuchamos las historias de las empresas de los cuatro conferencistas y luego vino el tiempo para las preguntas. Los cuatro empresarios se sentaron y nos hablaron de los obstáculos que habían superado para tener éxito, de lo que aprendieron de la experiencia, de sus dudas iniciales, de sus retos para el futuro. Un joven levantó la mano y les preguntó si tenían algún tipo de programa de apoyo para nuevos emprendedores, que qué hacían sus empresas para contribuir con un ecosistema de desarrollo donde surjan ideas y empresas nuevas. Los cuatro se quedaron callados y luego intentaron alguna justificación, no sabían exactamente qué responder, hablaron del apoyo que le dan a ciertos empleados sobresalientes y se sintieron un poco culpables por “no darle más a la sociedad”.

Lo que estos jóvenes empresarios perdieron de vista fue que le dan a otros su ejemplo, eso era lo que estaban haciendo ahí al compartir sus historias, estaban inspirando a otros para luchar por su idea. También perdieron de vista que gracias a sus empresas hay otras empresas que también crecen. Sus proveedores se benefician del éxito de esas cuatro empresas y así se va creando un “ecosistema”, un universo benevolente. Benefician a sus clientes, porque resuelven sus necesidades. Gracias a ellos no vivimos en un mundo altruista donde alguien sale perdiendo porque otro lo sacrifica, una ambiente de caníbales, eso es algo muy distinto.

Atrás de la reacción de los empresarios que no saben por qué sus empresas son buenas para el mundo hay una serie de ideas. Durante años han escuchado que su labor es perversa, no porque sean tramposos, explotadores, trinqueteros o antiéticos, simplemente por tener una empresa, por trabajar duro y obtener ganancias, algo que otros no hacen porque esperan obtener ganancias sin trabajar o que les regalen todo lo que necesitan.

Las ideas son poderosas, pero no nos llegan por ósmosis, por contagio, por leer La rebelión de Atlas o el libro rojo de Mao, no nos las incrustan en la cabeza en clase, por mucho que algunos crean que es así. No somos ovejitas que aceptan y callan, no tienen que pastorear las ideas que siembran en nosotros. Las ideas hay que trabajarlas conscientemente y para ello necesitamos exposición directa, análisis e introspección. Nadie puede obligarte a pensar, a creer algo que tú no quieras creer, para que te convenzan de una idea tú tienes que acceder y dejar que esa idea sea parte de tu vida.

Hay mucha gente que dice que los empresarios son malos, que las ideas de Ayn Rand están equivocadas, que el ser humano es un insecto, ¿estas son verdades incuestionables? Afortunadamente también hay personas que creen que el hombre es un ser magnífico; que ser empresario no es ser oportunista y lo demuestran con su calidad moral; que nos dan ejemplos, no para convencernos a tontas y locas, sino para hacernos reflexionar sobre las cualidades humanas, como Walter Peter con su escultura “Curiosidad, fuente de las virtudes”, que nos recuerda que debemos conocer, leer, cuestionar, soñar y no rendir nuestra mente bajo ningún pretexto.

6 comentarios

  1. Estimada AdeLou : Me encanto el titular de esta entrada…Si Fuera Solo de pastorear Ideas,,,,,,Yo dudo de que existiriamos.Aparentemente en el orden de las cosas es la idea.Es tan necesaria para el desarrollo y el sostenimiento de la vida.La idea es el estimulante,el propulsor de la accion humana. Podremos embellecerla y discurrir cuando y como fue que comenzo?, pero al final el resultado es el mismo; conocer al ser humano en sus cualidades basicas y fundamentales.
    Pero volviendo al joven que pregunto a los Conferencistas si tenian algun proyecto para apoyar a nuevos emprendedores…No es extraño que los palestrantes no supieran que responder y hasta el punto de sentirse culpables…No podian menos, si ves ; estaban en el rol de la verdad ultima del desarrollo empresarial,hablaron claro de su experiencia,y sus dificultades para sortear las dificultades hasta alcanzar el exito y con ello motivar a otros a seguir su ejemplo. El Problema de la falta de respuesta radica en que precisamente no habian pensado en ello y menos creo que tenian la obligacion de compartir el fruto de su trabajo.El problema esta en las bases que explican la produccion humana,atraves de las teorias economicas que invierten el orden natural de la produccion (tierra, trabajo y capital como factor secundario,auxiliar en el proceso productivo. mejora al trabajador con sus posibilidades especializacion y ayuda a la tierra con las posibilidades de tecnificacion)..Las escuelas economicas nos enseñan que en la economia de mercado, este, el mercado se mueve solo. ( Manos Invisibles)..Esto es totalmente anti natural. El comercio es consecuencia de las necesidades humanas. Es una relacion bipartita donde ambas partes buscan ganar lo que necesitan , es voluntaria (Natural)..No es la acumulacion de ideas y falta de empeño para materializarlas en una empresa exitosa loque le preocupa al joven que levanto el cuestionamiento… En esencia lo que le preocupa es la falta de oportunidades para aplicarlas. Es que si no tiene tierras con certeza no tiene capital, una forma de capital (dinero), De seguro si no es desempleado , estudia y despues de graduado no ve en que trabajar. La causa es la misma. El monopolio,de algo que existe en cantidades fijas y que esta concentrado en pocas manos y clausura cualquier oportunidad para trabajar y emprender..Ya que para cualquier actividad productiva se requiere tierra, para ejecutarla.No hay nada malo en la actividad empresarial,es directamente proporcional a la necesidad de deasrrollo….El problema es que la direccion de la produccion no acompaña el nivel de consumo por que no hay con que, y lo que da la apariencia de una super produccion y un exceso de consumo..El empresario es un eslavon en el orden natural de la produccion, produccion que comienza desde la materia prima hasta que llegue al destino final que es el consumidor y este es el orden natural de la produccion necesaria para la satisfaccion de las infinitos deseos humanos.
    Concuerdo con Walter Peter, Hay que conocer, leer, cuestionar..y esta es la clave nadie nos obliga a creer ni a pensar..Este es un acto enteramente individual en donde cuestionar es el acto intrinsico del fenomeno del pensamiento..No debemos dar por sentado nada que nuestra propia razon no nos confirme.
    Un abrazo fraternal a todos los lectores

    • Hola Quisia, muchas gracias por tu comentario. Creo que es importante lo que señalas del mercado, es cierto que no se mueve sólo, que para funcionar necesita de la acción de las personas. A veces se nos olvida que somos los motores que mueven el mundo, que nada se hace solo. Te mando un abrazo. Adelaida

  2. Hasta ahora las normas tributarias españolas han sido bastante indulgentes con las empresas, sobre todo con los grandes grupos. El año pasado, las sociedades solo pagaron un 11,6% de sus ganancias contables, según datos de la Agencia Tributaria a los que ha tenido acceso este periódico. Este tipo real supone un aumento de 2,2 puntos respecto al que pagaron en 2010 —el menor de la serie histórica de la Agencia Tributaria (9,4%)—.

  3. Gracias Adelaida. Saludos, Walter.

    • Gracias por tus esculturas Walter🙂

      • Un honor!

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: