Imágenes del capitalismo II


Imagen tomada de: http://bit.ly/O3kSgC

Me parece que la historia que cuenta la imagen no comienza en el primer cuadro. Para sacar mejores conclusiones deberíamos conocer el principio; sin embargo, eso no nos impide jugar un poco con ella.

La historia trata de un sujeto sentado a la sombra de un árbol en un día soleado. Está tranquilo, sin hacer nada más que contemplar el horizonte. Llega un segundo individuo, ve el árbol, lo corta, construye una casa y se la vende al primero, que queda muy triste en su nueva galerita. Al principio del cuento me gustaría saber ¿quién es el dueño del árbol? Si le pertenece al primer sujeto, los siguientes cuadros no son un ejemplo de capitalismo, sino de socialismo: llega alguien del gobierno, le roba su propiedad y luego le cobra para que la use de la forma en que ellos le dicen que debe hacerlo, ellos controlan el precio de compra-venta y los usos que le puede dar a la propiedad. Un ejemplo de mercantilismo: llega un “empresaurio” que hace uso de sus privilegios, le roba su árbol, él no puede ir a las autoridades porque ese individuo tiene comprada a la justicia. Construye la casa y se la vende a quien era dueño de la materia prima. Sería un ejemplo de capitalismo si el empresario le compra el árbol, porque lo que le vendería después no sería madera, sino una casa producto de un proceso de construcción. Si el individuo no era dueño del árbol y sólo estaba ahí sentado, no podría reclamar que el otro use la materia prima para construir lo que quiera y venda su producto al precio justo.

Me parece que la historia no termina ahí, porque un árbol puede ser un agradable refugio del sol, aunque no es tan eficiente para protegerte de la lluvia, menos de una tormenta eléctrica o de las panteras y los osos. Supongo que por ello no vivimos en árboles. Tomar materiales de la naturaleza y transformarlos es la forma de crear riqueza. En este caso el segundo individuo transformó el árbol y eso tiene un costo, gracias a ese proceso él obtuvo una ganancia. Creo que la imagen intenta cuestionar la moralidad del capitalismo con uno de sus elementos, que un emprendedor llegue, tome un material y lo transforme. La parte que deja de lado es contar a quién le pertenecía ese material y la virtud de trabajar en él para construir algo que beneficiará al primer individuo, que no hizo nada con el árbol en primer lugar.

Anuncios

2 comentarios

  1. En mi opinión has leído mal las viñetas. El árbol y la casa construida a partir de él simbolizan buena parte de lo que es el capitalismo hoy en día: venderte cosas que no necesitas. El tipo no necesitaba la casa pues ya el árbol le daba la sombra. Da igual de quien sea el árbol, pues el hombre estaba disfrutando de él, que es lo importante, sin hacerle daño a nadie (he aquí otra de las obsesiones del capitalismo llevado al extremo: el pánico que le produce que haya cosas sobre las que los hombres sean simples usufructuarios y no propietarios -pues se les cae el chollo; de ahí la necesidad patológica actual de privatizar todo lo público-). Y también da igual lo de la lluvia o los osos, pues eso no aparece en la viñetas: tú das por supuesto que ese hombre necesitará la casa construida por el empresario para resguardarse de la lluvia, y te vales de ese argumento para tirar abajo la historia que cuenta el viñetista, pero ¿por qué no puede haber al lado una cueva donde se pueda resguardar?

    • Gracias por tu comentario Nicholas, como tú bien señalas, estoy leyendo cosas que no aparecen en la historieta y lo hago porque en ella hay una crítica al capitalismo desde el punto de vista moral y es eso lo que me interesa analizar. Para mí es importante saber quién es el dueño del árbol porque ese es el primer punto para entender si el del sombrerito le hace daño al otro o no. El tipo se queda sufriendo por haber comprado la casita, ¿El otro lo obligó a comprarla? Decir que el capitalismo es el culpable de que la gente compre cosas que no necesita es como decir que las cadenas de comida rápida tienen la culpa de la obesidad en el mundo, eso es quitarle la responsabilidad al individuo por sus decisiones y actos. Dices que el señor estaba tranquilo, sin hacerle daño a nadie, ¿En qué cambiaría que hubiera estado haciendo cosas que dañaran al árbol o al entorno? ¿Ahí sí se necesitaría que el árbol le perteneciera a alguien?

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: