Club de lectura de “La rebelión de Atlas”. Segunda reunión


Comparto algunos de los temas y  preguntas que tratamos durante la segunda reunión de discusión:

  • Terminamos de leer la primera parte del libro. El final de “La no contradicción” nos dejó muchas más preguntas que respuestas. Seguimos discutiendo sobre Francisco d’Anconia, su cambio y la contradicción entre lapersona que era y la persona en quien se convirtió. En una conversación con Dagny nos dio una clave que debemos tener en cuenta para el resto de la historia “las contradicciones no existen. Cuando pienses que te encuentras frente a una contradicción, revisa tus premisas. Siempre encontrarás alguna equivocada.”
  • Si a contradicciones vamos, también nos topamos con la necesidad de aclarar algunos términos que aparecen en la novela. Con el fin de hablar el mismo idioma con la autora, les copio las definiciones que ella le da a esos términos.
  •  Benevolencia y altruismo: ¿cuál es el código moral del altruismo? El principio básico del altruismo es que el hombre no tiene derecho a existir por sí mismo, que el servicio a los demás es la única justificación de su existencia y que sacrificarse es su principal deber, virtud y valor moral. No hay que confundir altruismo con amabilidad, buena voluntad, o respeto por los derechos de otros. Estas no son causas primarias sino consecuencias, las cuales, de hecho, el altruismo hace imposibles. La causa irreducible del altruismo, la base absoluta, es el auto-sacrificio, lo que significa: la auto-inmolación, la abnegación, la negación de uno mismo, la auto-destrucción; es decir, el yo como criterio del mal, y el no-yo [lo desprendido, lo desinteresado, lo altruista] como criterio del bien.
  • Virtud: valor es aquello por lo que uno actúa para conseguir y/o conservar. Virtud es la acción por medio de la cual uno consigue y conserva ese valor.
  • Justicia: es el reconocimiento del hecho que no puedes falsear el carácter de los hombres, así como no puedes falsear el carácter de la naturaleza; que debes juzgar a todos los hombres tan conscientemente como juzgas a objetos inanimados, con el mismo respeto por la verdad, con la misma incorruptible visión, a través de un proceso de identificación igual de puro y racional – que cada hombre debe ser juzgado por lo que es y tratado en consecuencia, que igual que tú no pagas un precio más alto por un pedazo oxidado de chatarra que por un pedazo de metal pulido, tampoco valoras a un canalla más que a un héroe – que tu evaluación moral es la moneda que le paga a los hombres por sus virtudes o vicios, y este pago exige de ti un honor tan escrupuloso como el que aplicas a tus transacciones financieras – que rehusar tu desaprobación por los vicios de los hombres es un acto de falsificación moral, y rehusar tu admiración por sus virtudes es un acto de expropiación moral – que colocar cualquier otro criterio por encima de la justicia es devaluar tu moneda moral y defraudar lo bueno en favor de lo malo, pues solamente lo bueno puede perder cuando hay un desfalco de la justicia y solamente lo malo puede beneficiarse – y que el fondo de la fosa al final de ese camino, el acto de bancarrota moral, es castigar a los hombres por sus virtudes y recompensarles por sus vicios, que ése es el colapso de la depravación total, la Misa Negra de la adoración a la muerte, el dedicar tu consciencia a la destrucción de la existencia.
  • Egoísmo: la ética objetivista orgullosamente sostiene y defiende el egoísmo racional – lo que significa: los valores requeridos por la supervivencia del hombre cual hombre – lo que significa: los valores necesarios para la supervivencia humana – no los valores producidos por los deseos, las emociones, las “aspiraciones,” los sentimientos , los caprichos o las necesidades de brutos irracionales que nunca han superado la práctica primordial de sacrificios humanos, nunca han descubierto la sociedad industrial y que no pueden concebir en qué consiste su propio interés si no es agarrando el botín del momento. La ética Objetivista sostiene que el bien humano no requiere sacrificios humanos y no puede ser conseguido por el sacrificio de nadie a nadie. Sostiene que los intereses racionales de los hombres no chocan, que no existe conflicto de ereses entre hombres que no desean lo no-merecido, no hacen sacrificios ni los aceptan, y tratan entre ellos como comerciantes, intercambiando valor por valor.
  • Moral y ética: ¿qué es moral o ética? Es un código de valores para guiar las elecciones y acciones de los hombres. Las elecciones y acciones que determinan la búsqueda y propósito de su vida. La ética, como una ciencia, se encarga de descubrir y definir dicho código. La primer pregunta a responder como prerrequisito para definir, juzgar o aceptar cualquier sistema ético es: ¿por qué el hombre necesita un código de valores? No se trata de cuestionar qué código específico de valores debo aceptar, sino si necesito un código de valores y por qué.
Tomé estas definiciones del Ayn Rand Lexicon y de la página Objetivismo.org, ambas son herramientas útiles si tienen más dudas en cuanto a los términos que usa Rand.
Les recuerdo que si tienen preguntas o temas que quieran discutir entre reuniones, pueden hacerlo en el  grupo de Facebook.

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: