Crecimiento, inflación y ciudades fantasmas de la economía de China


Nuevos edificios en construcción siguen apareciendo alrededor de edificios desocupados durante años en toda China

El crecimiento económico de la República Popular de China se ha mantenido en los últimos años con asombrosos niveles de crecimiento de su Producto Interno Bruto del 10% anual.  Así, es de suponer que la República Popular de China (CHN) y sus ciudadanos son un país cada vez más rico que ha aprovechado las dádivas del libre mercado, la competencia y la producción en masa para las masas.

Sin embargo, esta producción de riqueza se ha mantenido en niveles muy superiores a los del resto del mundo (en especial luego del 2008) sólo con la inversión del gobierno Chino en el desarrollo de grandes complejos industriales y ciudades que han creado millones de empleos para crear la burbuja de bienes raíces más grande de la historia de la humanidad.  El crecimiento de la República Popular de China como en cualquier otra economía mixta del planeta se ha mantenido creciendo sólo en detrimento de sus ciudadanos y favoreciendo en desarrollo de una multimillonaria elite alrededor del Partido Comunista Chino.

¿Y cuál es esa burbuja?

Es una burbuja de 64 millones de hogares desocupados y de un exceso crediticio (o de movilidad) en la provisión de dinero para invertir en obras de infraestructura que fue creada por orden del gobierno de la CHN para alcanzar sus metas de crecimiento económico. Este exceso crediticio inició con excedentes de capital acumulados por las exportaciones chinas que necesitaban salidas para invertirse y, en ausencia de un verdadero libre mercado, surgen fenómenos de inversión y recalentamiento económico dirigidos por el gobierno central que busca detener la inflación con métodos artificiales.

Ciudades enteras de millones de habitantes fantasmas han surgido en los últimos 15 años a lo largo y ancho de China en respuesta a órdenes del gobierno central y es de suponer que nunca serán ocupadas.  El gobierno de CHN ha creado una burbuja que acabará con todas la definiciones previas de lo que una burbuja de bienes raíces es.

Para algunos economistas, una burbuja económica de bienes raíces es el resultado de una caída de los precios superior al 20%.  Otros establecen que una burbuja es el resultado de la caída de ventas en el mercado inmobiliario de un 20% – 30%.  En CHN la demanda de hogares no es ni siquiera cercana al 20% de la oferta disponible de millones de nuevos hogares, tiendas y edificios y la población sigue siendo en su mayoría muy pobre.  Ni siquiera en los próximos cinco años lograrán ocupar un 20% más de esos 64 millones de unidades fantasmas.

Sin duda, la República Popular de China nos sorprenderá tarde o temprano cuando esta burbuja explote y quienes suponen que China sería “la economía del futuro” comprenderán cuan equivocados se encontraban.  Lamentablemente, esta burbuja seguramente arrasará con las economías de todo el mundo.

Más información e imágenes en:

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: