Competencia: el éxito del iPad


El lanzamiento del aparato más novedoso de los últimos 2 años fue celebrado por el mundo entero el día 03 de abril cuando empezó a venderse el iPad en las tiendas de Apple en Estados Unidos.  En ese primer día de ventas, se vendieron aprox. entre 600 y 700 mil aparatos con un valor aprox. a los US$200.00  El éxito de este aparato era ya esperado, las ventas en órdenes previas habían alcanzado ya las 300 mil unidades en las semanas previas al lanzamiento en las tiendas.  Este es sin duda, el producto tecnológico más “caliente” de los últimos años.

¿A qué se debe su éxito?

El iPad no es realmente un producto tecnológico innovador.  Muchos de sus accesorios y funciones existían ya en el teléfono iPhone y su principal característica es el tener dimensiones mayores que permiten una mejor visión de la pantalla.  Es interesante entender que la competencia de este producto no es un procesador portatil o laptop, y tampoco es un teléfono, los anteriores son los aparatos tecnológicos más vendidos en el mundo y por lo tanto, es en ese mercado que hay mayores volúmenes de ventas.

La principal competencia del iPad está en el mercado de lectores digitales y su competencia es el lector digital Kindle, el Nook y el Sony Reader.  La primera generación del Kindle, el lector digital más popular hasta ahora, fue lanzado en noviembre del año 2007 y para el último cuarto del año 2009 se habían vendido 1,5 millones de aparatos a un precio aprox. de US$250.00  Este número de ventas ha demostrado que quedará corto en comparación de las ventas del iPad.  Sin duda, la competencia en el mercado de lectores digitales continuará desarrollandose a partir de ahora con mayor velocidad.  Una encuesta que analizó en febrero de 2010 el comportamiento de los consumidores en este mercado, dió como resultado la participación de mercado para los siguientes 3 meses,

¿Entonces qué ocurrió?

El éxito de este producto radica en la naturaleza del mercado y la competencia catálactica que se caracteríza por ser un fenómeno social que posibilitó a los individuos elegir ad libitum el adquirir o no un producto más de intercambio.  Desde que el iPad fue anunciado, el valor marginal de este producto ascendío tan pronto se especuló sobre la escasez que habría del mismo durante los primeros meses de venta.  El producto se convirtió en un bien que era deseado por todos, no por sus características tecnológicas innovadoras, sino por su valor como bien de lujo.  Así, esta competencia cataláctica, entre quienes opinaban que el iPad sería mejor que otros gadgets tecnológicos, tuvo la función social de garantizar de la mejor manera, las necesidades (esperadas) por los que serían sus consumidores iniciales dadas las actuales circunstancias económicas.  El futuro de este producto, y el que se mantengan sus ventas será ahora determinado por las valoraciones individuales que hagan los compradores iniciales de este producto.  Su popularidad dependerá del consumidor y sus opiniones.

La historia de ventas del iPad es la más nueva noticia del funcionamiento eficiente de la competencia catálactica en un sistema económico en ausencia de la coacción gubernamental.  Enhorabuena!

Anuncios

Una respuesta

  1. […] Competencia: el éxito del iPad […]

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: