¿Tenemos derecho a recibir ayuda?


Un lector de nuestros posts en Facebook envió la siguiente pregunta y me gustaría iniciar la discusión,

Supongamos que el individuo “A” encuentra al individuo “B” moribundo y necesitado de asistencia médica. ¿Por qué si “A” pasa de largo sin alertar a los servicios médicos y “B” muere, “A” va a ser acusado de homicidio? ¿Significa ello que la necesidad de “B” le daba derecho a esperar una conducta mínima por parte de “A” (en este caso alertar a los servicios médicos)?

Este ejemplo me parece similar a una situación común en las ciudades de América Latina.  Es probable que en alguna ocasión nosotros hayamos pasado al lado de un mendigo o un borracho que está tirado en la calle.  La posibilidad de que esa persona haya estado intoxicada y al borde de la muerte es muy probable.  Sin embargo, no he ayudado a ninguna de estas personas.  ¿Será que en este caso yo sería el individuo A y debería ser acusado de homicidio?

Me parece que en este caso no habría ninguna justificación objetiva que pudiese utilizarse para acusar al individuo A de homicidio.  Es probable que muchas personas consideren la necesidad de los demás como una razón suficiente para acusar a alguien de un crimen.  Sin embargo, ninguna persona está obligada a ayudar a otra sólo porque alguien está en necesidad de algo, ie. salud, proteccción, educación, desintoxicación, medicinas, cobijo, etc.

De la misma manera, no es el derecho de ninguna persona el recibir estos servicios de manos de nadie más.  Y por lo tanto, nadie debería ser acusado de un crimen por estos motivos.

Quizás, el individuo A pudo haber alertado a los servicios médicos o quizás pudo haberse acercado y revisado la condición física del individuo B.  Pero, ¿cuál de estas dos actitudes sería considerada una conducta mínima? y ¿bajo qué estándares mediremos lo mínimo o máximo de una conducta que luego será juzgada como buena, mala, suficiente, insuficiente, etc?

En un juicio usualmente se estudia la condición humana y las causas que motivaron la acciones  de los acusados.  Específicamente, el enfoque suele enfatizar los antecedentes causales que llevaron a que una persona utilizara su libre albedrío para actuar y tomar decisiones.  La única razón por la cual este individuo debería ser acusado de homicidio es si acaso hubiera actuado para acelerar su muerte y no por no haber actuado.

Si el individuo A es acusado de homicidio se estarían violando sus derechos.  La creación del estado benefactor es exactamente la misma violación de los derechos de los individuos por cuanto se está obligando a unos “sacrificarse” bajo la amenaza indirecta de coacción por parte del Estado para el beneficio de otros, a quienes el Estado designa como necesitados.

Si desean conocer más sobre los derechos fundamentales les recomiendo escuchar a Ricardo Rojas en la UFM en el año 2005 con una serie de conferencias, conversatorios y con la presentación del libro los derechos fundamentales y el orden jurídico e institucional de Cuba (link a videoconferencia). Además, Rojas ilustró muy bien su opinión sobre qué son los derechos fundamentales, la ética y las obligaciones de los humanos cuando viven en sociedad en un artículo que estudia el capitalismo y sus fundamentos morales (link al artículo)

9 comentarios

  1. La pregunta de fondo, a mi entender, sigue siendo la siguiente: ¿Cómo identificamos un derecho y, por consiguiente, su contrapartida natural: el deber jurídico? Está clarísimo que desde la perspectiva de La Rebelión de Atlas (que por cierto es un libro que disfruté mucho) no existe ninguna obligación de dar asistencia al individuo “A” (ese que acaba de sufrir un infarto) y, por ende, el individuo “A” no tiene el derecho a ser asistido. Por lo mismo, en un mundo en que la filosofía objetivista de Rand fuera la base de las expectativas de la conducta ajena, la regla de conducta sería: “El individuo “B” (que negó ayuda) no puede ser castigado por ello.” Pero, ¿será eso igual de válido en el territorio de Alemania, EEUU o Francia? ¿Podemos argumentar que las leyes de Francia no son válidas porque no van de acuerdo con esos principios randianos? Si llegamos a la conclusión de que las leyes de Francia o EEUU no son válidas, ¿debemos desobedecerlas? ¿Cómo identificamos los derechos y las obligaciones de las personas? ¿Cuál es el parámetro para establecer dónde terminan mis derechos y terminan mis obligaciones? (Dicho sea de paso, esta pregunta lleva más de 2000 años de permanecer en el aire).

    • Estimado Guillermo,
      Ahora van comentarios a tan buenas, complejas e interesantes preguntas:

      a. El derecho según la ética objetivista es un principio moral que define y sanciona la libertad de acción de los seres humanos en el contexto social. Ayn Rand explica que sólo hay un derecho fundamental y este es el derecho a la vida; y que todos los demás derechos son consecuencias y corolarios del mismo.

      b. El “Deber” es para Ayn Rand un tema muy importante debido a los efectos tan dañinos que ha tenido el término para los seres humanos. Rand discutió este tema respondiendo especialmente contra Kant de quien dijo lo siguiente:

      The arch-advocate of “duty” is Immanuel Kant; he went so much farther than other theorists that they seem innocently benevolent by comparison. “Duty,” he holds, is the only standard of virtue; but virtue is not its own reward: if a reward is involved, it is no longer virtue. The only moral motivation, he holds, is devotion to duty for duty’s sake; only an action motivated exclusively by such devotion is a moral action . . . .

      If one were to accept it, the anti-concept “duty” destroys the concept of reality: an unaccountable, supernatural power takes precedence over facts and dictates one’s actions regardless of context or consequences.

      “Duty” destroys reason: it supersedes one’s knowledge and judgment, making the process of thinking and judging irrelevant to one’s actions.

      “Duty” destroys values: it demands that one betray or sacrifice one’s highest values for the sake of an inexplicable command—and it transforms values into a threat to one’s moral worth, since the experience of pleasure or desire casts doubt on the moral purity of one’s motives.

      “Duty” destroys love: who could want to be loved not from “inclination,” but from “duty”?

      “Duty” destroys self-esteem: it leaves no self to be esteemed.

      If one accepts that nightmare in the name of morality, the infernal irony is that “duty” destroys morality.

      c. El individuo B sí tiene derecho a ser asistido; nadie puede negarle el derecho a seguir viviendo. Lo que no se puede considerar una obligación es que el individuo A actúe para ayudarlo y prestarle servicios. Por este motivo, los seres humanos hemos creado organizaciones (bomberos, hospitales, etc.) que de manera privada funcionan exitosamente para prestar servicios a personas que lo necesitan. En un sistema social ideal, ninguno de estos servicios sería prestado por el gobierno, sino por el deseo benévolo de los ciudadanos.

      d. El que nadie esté obligado a ayudar a otra persona no significa que esa persona sea inmoral y/o antisocial. Los seres humanos somos libres de realizar actos benévolos y ayudar a cualquier persona que consideremos necesite nuestra ayuda. El que no estemos obligados a hacer algo no nos impedirá nunca actuar si así lo deseamos. La ética objetivista, considera importante hacer notar que es por las buenas intenciones y el deseo egoísta del individuo de ayudar que decidió actuar y auxiliar a alguien y no porque haya sido obligado por un “deber” (jurídico) a hacerlo.

      e. Los derechos de los individuos, entendidos como principios morales que definen y sancionan la libertad de acción de los seres humanos en el contexto social son universales y por lo tanto deberían defenderse y protegerse en todo el mundo. El que esto no ocurra desde hace muchos siglos en distintas regiones del mundo es una observación acertada para explicar la manera en que las ideas filosóficas altruistas y místicas han todas sido el soporte y fundamento de los sistemas legales mundiales. Sin embargo, estos deberes jurídicos altruistas pueden ser derrotados en cualquier juicio si es que acaso el sistema de gobierno no ha sido totalmente capturado por un gobierno totalitarista, inhumano, místico e/o irracional.

      f. Para Ayn Rand la pregunta de cuál es el límite de mis derechos y obligaciones ya ha sido resuelto. Nuestros derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás; y nuestras obligación es no violar los derechos de los demás. Desafortunadamente, esto es algo que cada vez se practica menos en nuestras sociedades.

      Espero que estos comentarios sirvan para continuar explorando las preguntas y comentarios que has escrito. Si deseas comentar más; te agradeceré que lo hagas en comentarios separados para cada tema. Esto permitirá platicarlos con mucho más detalle y orden. La ética y la filosofía (y los comentarios tan importantes que mencionas) han sido discutidos en obras y ensayos muy largos… y es probable que sólo para quienes hemos leído muchos de estos libros sea más fácil tener un panorama más completo.

      Saludos,

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Un lector de nuestros posts en Facebook envió la siguiente pregunta y me gustaría iniciar la discusión, Supongamos que el individuo “A” encuentra al individuo “B” moribundo y necesitado de asistencia médica. ¿Por qué si “A” p…..

  3. Tenemos que basarnos en la realidad de día a día, y para ello no tenemos por qué irnos muy lejos. Por ejemplo en Guatemala podemos observar muy de cerca que están asaltando a una señorita, baleando a un señor, lo que sea; a la luz del medio día. ¿Y qué hace la gente? Pues la mayoría ir para el otro lado o hacer caso omiso.

    ¿Es esto una mala conducta? La respuesta es Sí, lo es. Pero ¿estamos dispuestos a arriesgar nuestra vida o la de nuestra familia por la de un desconocido? ¿Es mi problema? ¿Tengo yo la responsabilidad de las acciones tomadas por el asaltante o asesino en la ciudad?

    Otro caso es, cuando por ejemplo tenemos a una persona tirada por los suelos sufriendo un ataque cardiaco. ¿Lo ayudamos? Entramos en otro problema.

    ¿Es mi obligación dar ayuda? La respuesta es No, no estamos obligados a ayudar a nadie. Pero sí tú fueras el del inconveniente ¿no estarías dispuesto a solicitarla? Por supuesto que sí, solicitarla pero es muy distinto exigirla.

    Entramos a cuestiones meramente subjetivas de moral. Para unos estos actos pueden ser considerados deshumanos por no prestar ayuda. No obstante si miramos el lado de los derechos individuales, cada individuo mientras no esté provocando el incidente no tiene porque ser sancionado, culpado o estaríamos de igual manera quebrantando sus derechos individuales.

    No tenemos derecho a quebrantar los derechos individuales de una persona, solamente porque el mío fue perdido. Entonces estaríamos actuando tal como el malhechor que dio inicio al problema en cuestión.

    Tal como dijo William James “Puede ser verdad para usted, pero no es verdad para mí” todos tenemos una diferente percepción de los acontecimientos y de ahí depende que acciones cada personal elegirá.

    Por lo tanto por valores éticos, sí deberíamos ayudar a una persona en dificultades, pero por decisión propia, no por una ley o coacción que nos diga que es nuestra obligación.

    El individuo debe ser respetado por sus decisiones y este individuo debe aceptar las consecuencias de sus acciones.

    • Estimada Renée,

      Muchas gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo con tu opinión sobre los ejemplos que expones. Nadie está obligado a prestar un servicio, pero si puede actuar de manera voluntaria para prestarlos. Nadie está en el derecho (bajo coacción) de ser ayudado por otros, pero sí tiene el derecho a ser ayudado por quienes estén dispuestos a ayudarlo.

      Me parece que el problema es que, bajo el sistema de gobierno que hemos elegido y los sistemas filosóficos que imperan en la sociedad, creemos que tenemos el derecho a ser ayudados bajo premisas inmorales y contradicciones teóricas sobre qué es la moral, qué es lo bueno, qué es lo virtuoso y qué es el deber.
      Lo que mencionas como posturas subjetivas sobre la moral en algunos casos e inmoral en otros casos sería en realidad el resultado de estas contradicciones filosóficas que predominan en nuestra sociedad.

      La moral o ética según la filosofía objetivista es un código de valores que guía la vida del ser humano (sus decisiones y actos) y que determina el curso que seguirá. La moral no es subjetiva y el estándar de valor que determina lo que es bueno o malo (no existen puntos medios) es si algo (un valor, decisión, idea, acción) es consistente o no con el valor fundamental de los seres humanos: el principio moral del derecho del hombre a la vida y a los medios necesarios para protegerla. Todo lo que no cumpla con este principio moral a la vida; es malo.

      Saludos y gracias por tu comentario,

  4. Bueno, la obligación legal de prestar una asistencia mínima es algo que data de antes del surgimiento del Estado Providencia. La jurisprudencia actúa, caso por caso, evaluando las razones, no sólo por sí mismas, sino inscritas en el contexto de época y lugar. Por ello decimos que el derecho considera lo que es razonable (que no es sinónimo de racional). ¿Por qué no andar asistiendo borrachines? El contexto social de América Latina no nos compele a ello con la misma intensidad con que lo haría si se tratara de una persona que sufre un infarto en la vía pública y el individuo “A” simplemente omitiera prestar un auxilio razonable. Por cierto, hará 2 años aproximadamente, fue esto lo que ocurrió en España dando lugar a un debate jurídico. El punto crucial, a mi entender, es ¿cómo identificamos un derecho (y por consiguiente su contrapartida natural: el deber)? ¿Aceptando como vinculantes las reglas estatales? ¿Aceptando como vinculantes los prnicipios y reglas de Ayn Rand? ¿Cómo obramos? ¿Debemos negar validez a las reglas estatales?

    • Guillermo,

      Y vaya que todas estas reglas estatales que consideran el deber, el sacrifcio de los hombres por el bienestar de otros (altruismo) y los fundamentos naturales (deistas) del derecho tienen ya muuuucho tiempo de ser utilizados como fundamentos del derecho. Estas críticas son las que Ayn Rand y muchos otros filósofos han hecho… no ha sido solamente ella quien las discutió.

      Por este motivo es que ya va siendo hora de empezar a reconocer la invalidez, las contradicciones filosóficas y terminológicas que tienen muchas de las reglas estatales. Y para esto, es necesario educar a las personas sobre cuáles son realmente sus derechos y obligaciones… no se trata de los principios y reglas de Ayn Rand; como si acaso hubiesen sido un capricho de la señora.

      Lo que Ayn Rand consideró principios fundamentales para la felicidad de los seres humanos lo encontrarás de manera consistente a lo largo de sus obras. Ella creía en esos principios y la ética objetivista es la primera compilación de estos principios de manera coherente y consistente. Este es su gran aporte a la humanidad y es por ese motivo que ha sido tan criticado y aún poco entendido.

      No creo que debamos aún negar la validez de todas las reglas estatales; pero sí podemos educar a las personas para que conozcan sus derechos, los fundamentos filosóficos de los mismos y luego, tan sólo luego, podremos facilmente demostrar la invalidez de cientos de reglas estatales que actualmente nos destruyen.

      Saludos,

      • Estimado Luis Guillermo,
        Capto tu punto: el objetivismo no es únicamente la filosofía de Ayn Rand. Ella es, de algún modo, la exponente más reconocida. Otros filósofos y pensadores han servido de base, por ejemplo Aristóteles, con su lógica. A propósito de este último, él reconoció las limitaciones de la deducción y por lo mismo, escribió otra obra, la Retórica de Aristóteles. En la vida hay muchas zonas que no pueden (o no hemos encontrado cómo hacerlo) tratarse binariamente: 0 w 1. El objetivismo es un sistema filosófico que coexiste con otros sistemas cuyos cultores no abandonarán tan fácilmente. Los avances en este mundo se producen a partir de ciertas transacciones. En Filosofía del Derecho hay iuspositivistas, iusnaturalistas clásicos, iusnaturalistas modernos, evolucionistas, realistas de la vertiente escandinava, realistas de la vertiende norteamericana. Todos estos pensadores proponen sus discursos al mundo. El objetivismo es otro discurso más que se está proponiendo. Por ventura, pienso yo, ninguno de los discursos logrará la adhesión total de su audiencia. Por ende, mientras yo vivo, yo reconozco la validez de las reglas estatales aunque no me gusten. Habrá casos extremos en que hay que REBELARSE contra las reglas estatales. Pero, de ordinario, no nos queda otra que vivir con ellas.
        Saludos cordiales,
        GFD

        • Buenas tardes Guillermo,

          Como dices, todos los filósofos proponen sus discurso e ideas en el mundo. Como Ayn Rand dijo en alguna ocasión, mientras ella viviera no reconocería como absolutas o válidas las reglas que rigen al mundo. Instead, she promised herself to fall in love with ideas. Exactamente, eso es lo que este blog tiene como gran objetivo: hace que los lectores se enamoren con las ideas y busquen “rebelarse” pacíficamente contra obligaciones impuestas por quienes tienen el poder y crean las reglas estatales.

          Saludos,

          PS: me contaron que habías participado en el club de lectura de La rebelión de Atlas. Estoy seguro que tu participación será muy útil para el resto de los participantes. Saludos!

Comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: